www.zonamovilidad.es
miércoles 24 de febrero de 2021, 10:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Xiaomi comercializa ya en España el Redmi Note 9T, un smartphone que pone a disposición de los consumidores 5G, la última revolución de la telefonía móvil, a un precio de 200 euros. La cuestión es si vale la pena y si debemos comprar un teléfono así…

A pesar de los meses de pandemia, de la desesperación de todos y el hastío de la mayoría, las noticias en el ámbito de la telefonía móvil se suceden y es hora de hacer un ‘kit kat’, sentarnos a leer y reflexionar no sobre el mundo que nos rodea, sino sobre el que ya casi está aquí y hacernos preguntas como éstas: ¿es necesario cambiar mi viejo móvil? ¿Para qué quiero realmente 5G? ¿Qué empresas van a liderar ese futuro ya tangible? ¿Es cierto todo lo que se dice en las redes sobre la 5G? En una sola frase podríamos responder algo así: “para vivir plenamente la revolución a la que asistimos es fundamental tener un móvil 5G; máxime si el precio al que me lo ofrecen es accesible y la marca me otorga la confianza para utilizarlo con la seguridad no ya de que no me va a inocular ningún virus (eso es una soberana tontería), sino de que la inversión que vamos a realizar está plenamente respaldada.

¿Es necesario cambiar mi viejo móvil? ¿Para qué quiero realmente 5G? ¿Qué empresas van a liderar ese futuro ya tangible? ¿Es cierto todo lo que se dice en las redes sobre la 5G?

Y si la tecnología suele ser la antítesis de la poesía, hoy nos vamos a permitir una licencia para decir que 5G es, sencillamente, el no tiempo del ‘devenir’; el vehículo del bullicio universal; la sabiduría tangible; el sueño que cobra vida; la puerta hacia un infinito finito, donde todo será ubicuo, instantáneo, imaginativo y novedoso: la nueva evolución del homo.

Retomando un lenguaje más prosaico, conviene situarnos en el tiempo y en el espacio y recordar que si bien es cierto que en España ya hay un operador que da servicios 5G desde hace casi dos años (Vodafone), también lo es que la Covid-19 ralentizó los despliegues de infraestructuras necesarias para que funcione en todas partes, retrasó la subasta de las frecuencias para canalizar las llamadas y facilitar la transmisión de datos a las velocidades prometidas (multigigabit) y fue de caldo de cultivo para que en las redes sociales se leyera todo tipo de astracanadas al respecto, que no por mil veces desmentidas parecen olvidarse.

Adiós al retardo

Pero el día llegó y el Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, ha puesto fecha a una subasta que permitirá que, a partir de marzo, las comunicaciones y todo el concepto de vida digital que depende de ellas inicie su viaje hacia el futuro. Y sí, claro que sí: todo lo que ocurra de aquí en adelante, rozará lo inimaginable.

Como primera medida, 5G conlleva la práctica desaparición del retardo (latencia) lo que supone cosas tan simples como que cuando marquemos un número, el establecimiento de llamada sea instantáneo o que cuando se dé paso a un presentador de televisión en exteriores no lo veamos durante segundos en actitud de espera, hasta otras tan complejas como la conducción autónoma, la medicina remota, los drones comerciales, la robótica aplicada… el pleno desarrollo del internet de las cosas o la llegada de una nueva era de juegos de respuesta inmediata. ¿Y las transmisiones? Debemos estar preparados para Tokio 2021; ya que Intel ha evolucionado la tecnología de Pieonchang 2018, donde se realizó la primera transmisión en realidad virtual con tecnología Intel True VR y donde los aficionados pudieron ser partícipes activos de lo que estaban viendo.

Un ejemplo sofisticado que ya hemos tenido ocasión de probar es el manejo de maquinaria pesada en condiciones atmosféricas y ambientales extremas, desde una oficina aclimatada y cómoda, donde se replican los mandos de la cabina y, con una pantalla o, mejor aún, unas gafas de realidad virtual con las que cualquier operario puede realizar el trabajo. La eficiencia, el ahorro de costes, de energía, etc. que se deriva de situaciones como esta, ahora mismo resulta incalculable; pero ¿y si contáramos que el módem que lo hacía posible hoy lo llevan dentro los móviles 5G?

Xiaomi Mi 11

Vivir a tope

El mundo se acelera, todo ocurrirá en un ‘chasss’ y nadie se debe quedar atrás. Cuando hablamos de velocidades multigigabit por segundo, como las que nos aportan los smartphones 5G, podemos constatar que se descargan 10 películas completas en HD en poco más de dos minutos (con conexión de 2 Gbps); a partir de ahí, es fácil hacer cuentas.

Hay una ya vieja fórmula que propusieron los técnicos hace años que decía que: en comparación con 4G, 5G permitirá una mejora de 10x en el rendimiento, una disminución de 10x en la latencia, una mejora de 100x en la capacidad de tráfico y una mejora de 100x en la eficiencia de la red.

El objetivo que se marcaron los técnicos fue conectar los futuros 50 mil millones de dispositivos en 2022; un plazo de tiempo que ya no se podrá recalcular hasta que finalice la pandemia y la vida vuelva a la normalidad. Pero lo que sí es seguro es que la tecnología permitirá tener hasta 1 millón de terminales conectados en un radio de 1 km2 (lo que se denomina densidad de conexión).

Es decir, ahora más que nunca podremos ‘vivir a tope’; ya no habrá que dar tiempo al tiempo, ni resignarse a lo inesperado; sencillamente sucederá, la vida fluirá a través de la tecnología. Esa videoconferencia tan real que podrás palparla, ese juego al que siempre ganas porque tu respuesta es más ágil, esa grabación en 8K que subirás casi antes de que des el toque, las compras por impulso, la interacción con la publicidad, la música sinfónica…

El pasado 11 de febrero, Xiaomi anunció que, según datos de Canalys, la multinacional tecnológica se situaba como marca número uno de teléfonos inteligentes en España por el volumen de móviles distribuidos a los puntos de venta durante 2020 y que la misma consultora le adjudicaba una cuota de mercado del 27% durante el mencionado periodo. Y es que, la multinacional tecnológica, no sólo llegó a nuestro país para batallar los precios, sino para sumarse a las gamas premium y demostrar que era una marca pionera; de hecho, su primer móvil 5G, se presentó al mercado en los albores del 2019 y ahora, en 2021, mientras marcas como Apple dan sus primeros pasos balbuceantes en esta tecnología, su gama 5G es bastante exhaustiva.

Su último lanzamiento, el Mi 11, integra un procesador Snapdragon 888 (5 nm), con inteligencia artificial de 6ª generación, WiFi 6 y conexión 5G (X60) para todas las frecuencias disponibles en el mercado mundial, con velocidades pico de 7,5 Gbps

Su último lanzamiento, el Mi 11, integra un procesador Snapdragon 888 (5 nm), con inteligencia artificial de 6ª generación, WiFi 6 y conexión 5G (X60) para todas las frecuencias disponibles en el mercado mundial, con velocidades pico de 7,5 Gbps (recordemos el ejercicio de comprensión de descarga de películas que hacíamos a 2 Gbps) y su precio está por debajo de los 800 euros.

Libertad para WiFi

Otra cuestión a tener en cuenta es que 5G incidirá, igualmente, en la informática personal a medida que más ordenadores, junto con tabletas y smartphones, adoptan las funcionalidades de conexión permanente, logrando que no dependan tan solo de las redes WiFi, de forma que las vamos a ‘liberar’; de hecho, en muchas ocasiones, es ya mucho más efectivo conectarnos a través del móvil 5G, utilizando el teléfono de hotspot (zona WiFi), que mediante una conexión fija. Especialmente, si el lugar desde el que estamos trabajando, estudiando o disfrutando está fuera del contexto de las grandes ciudades.

Otro tanto ocurrirá con el internet de las cosas y la posibilidad de tener un módem 5G que nos sirva de enlace; ya que se ha puesto de manifiesto la necesidad de red cuando son varios los miembros de una familia conectados al mismo tiempo.

En definitiva, ¿es hora de comprarnos un móvil 5G? Pues sí, va siendo hora porque en 2021 se iniciará el verdadero despliegue en España y si somos de Vodafone, ya podemos disfrutar de muchas ventajas. Y ¿es Xiaomi una buena apuesta? Cuando una marca se abre paso en el mercado de la forma que lo ha hecho la multinacional asiática, su éxito lo avala; si además lleva ya dos años presentando teléfonos 5G en el mercado, su experiencia lo acredita: el Mi MIX 3 5G, que fue el primer smartphone comercial 5G, o las series Mi 10 o Mi 10T, con las que Xiaomi ha llevado el 5G a todas las gamas de precios; teléfonos a los que, como hemos señalado, se suman el imbatible en precio Redmi Note 9T y la gama premium Mi 11. ¡Hay que probar!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios