Informe de La Sociedad Digital en España 2019

Aplicaciones de uso de la tecnología Blockchain
Ampliar

Aplicaciones de uso de la tecnología Blockchain

martes 26 de mayo de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
En nuestro mundo conectado, la relevancia de las transacciones digitales es mayor cada día que pasa, y aspectos como la integridad y la trazabilidad de la información, o la transparencia en su manipulación, serán claves para asegurar esa confianza en las redes de comunicaciones, el punto común por donde fluye toda esa información. La tecnología blockchain proporcionará a las redes esa capa adicional que permite garantizar, no ya que el intercambio de información sea seguro o fiable, sino la atribución con certeza absoluta de la autoría de la información.

Las cadenas de bloques certificarán el contenido o el bien que se genera y se transmite; qué persona, entidad, institución o dispositivo generó o envío qué; desde dónde, cómo y cuándo. Blockchain es actualmente un sinónimo de innovación y de vanguardia tecnológica. En los últimos años, los usos previstos se suceden de forma vertiginosa: blockchain en la educación, en la Administración Pública, en la logística, en las cadenas de suministro, en la gestión de los derechos de autor, en el periodismo... Aparentemente nada queda fuera de su alcance.

Aunque existen numerosos proyectos en marcha basados en la tecnología de bloques, el impacto realmente transformador en los distintos sectores de actividad se irá produciendo a lo largo de la próxima década. Los analistas de Gartner predicen que la tecnología blockchain, actualmente aplicada en proyectos pequeños de carácter experimental, resultará completamente escalable a partir de 2023.

En España, el consorcio Alastria continúa siendo el principal impulsor de la difusión de la tecnología blockchain

Los servicios financieros arrastraron el blockchain inicial entre 2012 y 2015, tras la popularidad que adquirieron las criptomonedas. Las posibilidades de las cadenas de bloques se extendieron a otros sectores, como los seguros, la Administración Pública o las cadenas de suministro, entre muchos otros.

Gartner adelantó a mediados de 2019 unas predicciones que establecían un valor añadido del negocio de las cadenas de bloques de 176.000 millones de dólares en 2025, cifra que prevén que supere los tres billones de dólares en 2030.

Los servicios financieros arrastraron el blockchain inicial entre 2012 y 2015

A pesar de que esta tecnología no alcanzará una penetración plena en los mercados hasta mediados de la próxima década, muchas empresas de todo el mundo están descubriendo su valor a través de la aplicación de proyectos piloto.

En España, el consorcio Alastria continúa siendo el principal impulsor de la difusión de la tecnología blockchain por el tejido productivo. A finales de año contaba con más de 500 miembros entre grandes empresas, pymes, startups, entidades del sector público, asociaciones y académicos de las universidades y las escuelas, como son las universidades y las escuelas de negocio. Se trata de una red de conocimiento que se multiplica constantemente con la incorporación de nuevos socios.

Aplicaciones pioneras en España

El interés suscitado por esta tecnología ha tenido como consecuencia que poco a poco afloren numerosas experiencias piloto y aplicaciones de prueba que tienen por objeto poner a prueba la capacidad de las cadenas de bloques para agilizar los procesos y reforzar la seguridad. Son numerosos los sectores de actividad que están comenzando a trabajar con la tecnología blockchain, y aquí quedan reflejadas algunas iniciativas a modo de ejemplo.

Alimentación: Carrefour

Carrefour lanzó en España el primer sistema de trazabilidad alimentaria blockchain en uno de sus productos, el pollo campero criado sin tratamientos antibióticos. Esta tecnología de almacenamiento y transmisión de información permite seguir el rastro de un artículo en todas las etapas de producción, transformación y distribución. Para poner en marcha la experiencia, utilizó la plataforma IBM Food Trust.

En el caso concreto del pollo campero Calidad y Origen, se incluye en su etiqueta un código QR que se escanea con el smartphone. A través de él, el consumidor puede conocer información relativa al producto como, por ejemplo, la fecha de nacimiento del pollo, el modo de cría o la fecha en la que ha llegado a los almacenes de Carrefour.

Cadena de suministro: Digitalis

Repsol, Ferrovial, Banco Sabadell, Cepsa, Grupo Red Eléctrica y MAPFRE han impulsado la creación de una plataforma blockchain que los conectará con cerca de 150.000 proveedores. La tecnología es responsable de la verificación de la documentación de los proveedores. El objetivo es hacer más ágil, eficiente y segura la relación de las compañías con sus proveedores.

La iniciativa, desarrollada tecnológicamente por la consultora Grant Thornton, busca crear una identidad digital única para las empresas proveedoras, aprovechando las capacidades y la potencialidad del blockchain, y apoyándose en el protocolo estándar de referencia nacional ID_Alastria. Los suministradores pueden gestionar su propia identidad digital mediante un proceso de verificación compartido por todas las empresas que participan en la red. Cada certificado y documento revisado por sus compañías clientes quedará validado y registrado de forma unívoca e inmutable sobre su identidad digitala.

Banca: Santander, BBVA y CaixaBank

El Banco Santander ha puesto en marcha el servicio One Pay, que permite hacer transferencias internacionales entre particulares de forma rápida, ya que llegan a destino el mismo día en muchos casos, o al día siguiente, gracias al uso de la tecnología blockchain. Permite a los clientes conocer el importe exacto que llegará en la moneda del destinatario antes de confirmar la transacción.

Por su parte, BBVA ha sido pionero en la aplicación del blockchain en la negociación de préstamos corporativos. El sistema combina plataformas privadas y públicas: la plataforma privada, basada en Hyperledger, permite que el proceso pueda ser perfectamente monitorizado y trazable para todas las partes mientras que el uso de un hash público, grabado en la red de Ethereum, funciona como un sello de tiempo que da validez y garantiza la inmutabilidad del acuerdo.

Por último, a principios de 2020, CaixaBank ha incorporado la tecnología blockchain a su oferta de servicios a través de la plataforma de comercio digital we.trade, cuya finalidad es apoyar la internacionalización del negocio de las empresas y reforzar las transacciones de comercio exterior. Este servicio permite a importadores y exportadores, desde un único punto de conexión y de manera colaborativa, realizar operaciones comerciales en soporte digital.

Parques tecnológicos: APTE

La Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) ha puesto en marcha una red privada e independiente de blockchain entre los 52 parques científicos y tecnológicos operativos miembros de la asociación. La iniciativa contempla el desarrollo de un proyecto piloto de tres meses, en el que los parques científicos y tecnológicos podrán compartir la infraestructura de blockchain basada en la tecnología de Hyperledger Fabric desplegada por Telefónica, lo que les facilitará crear canales de intercambio de información privados y seguros entre las diferentes empresas y desplegar sus propias aplicaciones descentralizadas.

Seguros: Cygnus

Cygnus es la primera red de blockchain operativa en España para uso del sector asegurador en el ámbito del coaseguro, es decir, en operaciones de seguros en las que el riesgo asegurado es compartido en una misma póliza por varias entidades aseguradoras. La plataforma ha sido promovida por las grandes compañías del sector como Axa, Caser, Generali, Mapfre y Pelayo, y responde al interés manifestado por estas empresas en mejorar el proceso de intercambio de información de coaseguro entre las distintas entidades que participan en el mismo.

Periodismo: Civil

Civil, lanzado por The Civil Media Company, se autodefine como un protocolo descentralizado de comunicaciones para periodistas y ciudadanos. La idea es dar apoyo a la redacción independiente para producir periodismo de investigación de calidad, tanto local como internacional. La visión de los responsables es conseguir crear un vasto ecosistema de periodistas, ciudadanos y desarrolladores para ofrecer productos y servicios que cimienten una actividad periodística sostenible.

Educación: ISDI

La escuela de negocios digital ISDI ha puesto en marcha la herramienta Electronic Academic Report (EAR), un perfil digital en el que todos los alumnos tendrán acreditados los distintos hitos y logros de su trayectoria académica: calificaciones en las disciplinas cursadas, evaluaciones de profesores y compañeros, asistencia a las clases, trabajos presentados, participación en clase, etc. Es un sistema soportado por blockchain que permite a los alumnos compartir con terceros, a través de un sencillo enlace, toda aquella información de su perfil académico que estimen conveniente.

Medio ambiente: ClimateTrade

ClimateTrade es una iniciativa que utiliza la tecnología blockchain para que empresas y consumidores puedan encontrar, de manera sencilla, el lugar donde compensar su huella de carbono y también invertir en productos financieros verdes para impulsar las tecnologías y los proyectos disruptivos que tienen como objetivo mitigar el cambio climático.Se trata de un ecosistema que une a los desarrolladores de proyectos de mitigación con empresas y consumidores sin utilizar intermediarios. Los inversores saben exactamente a dónde va su dinero y obtienen toda la información sobre el proyecto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios