www.zonamovilidad.es
jueves 18 de febrero de 2021, 13:39h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Atos ha presentado sus resultados económicos relativos al año 2020 en los que se reporta una caída del 3% en los ingresos que se sitúan en los 11.181 millones de euros, afectados por la COVID-19 y las restricciones y los confinamientos regulares en la mayoría de sus mercados.

Pese a la caída de los ingresos, la compañía francesa defiende que se trata de un impacto limitado, debido al perfil resistente del modelo de negocio de la marca, que se ha beneficiado de la fuerte demanda en las migraciones cloud, las soluciones de Digital Workplace para permitir a las personas teletrabajar y los servicios de Big Data y ciberseguridad. La parte negativa de la tabla se debe al aplazamiento de proyectos de aplicaciones, así como por una reducción en los contratos existentes.

Atos registró en 2020 un beneficio neto de 550 millones de euros

“Los ingresos se han recuperado a lo largo del segundo semestre, hemos aplicado un programa de costes estructurales y la generación de caja se ha mantenido fuerte”, apunta Elie Girard, CEO de Atos.

Con todo ello, el grupo francés cierra el año con un margen operativo de 1.002 millones de euros, lo que representa el 9% de los ingresos, una caída de 1,1 puntos porcentuales respecto a 2019. De este modo, Atos reporta un beneficio neto normalizado del Grupo de 725 millones de euros y un beneficio neto de 550 millones de euros.

Asimismo, el flujo de caja libre alcanzó los 513 millones de euros, frente a los 605 millones de 2019. La deuda neta, por su parte, se sitúa en los 467 millones de euros, una importante reducción frente a los 1.736 millones de finales de 2019 que suponiendo la plena conversión del OEB (Bono Canjeable Opcional), el Grupo no tendrá deuda neta a partir del 31 de diciembre de 2020.

Objetivo 2021: volver a la senda del crecimiento

De cara al 2021, Atos confía en recuperar el camino del crecimiento y cumplir los objetivos marcados a medio plazo. En concreto, se marca tres objetivos financieros clave, basándose en el escenario macroeconómico de recuperación progresiva que se espera para este año.

"Los objetivos que fijamos hoy para 2021 marcan un año de repunte en el camino de nuestro plan a medio plazo”

Con ello, confía en lograr un crecimiento de los ingresos de entre un 3,5 y un 4 por ciento, con una tasa de margen operativa de 40 a 80 puntos porcentuales con respecto a 2020, consiguiendo un flujo de caja libre de entre 550 y 600 millones de euros.

“Todas las acciones del Grupo se centran en nuestra agenda de crecimiento y en los objetivos a medio plazo para aumentar el valor para los accionistas. En este sentido, los objetivos que fijamos hoy para 2021 marcan un año de repunte en el camino de nuestro plan a medio plazo”, anuncia Girard.

Emisiones netas cero en 2028

Por otro lado y coincidiendo con la presentación de resultados del Grupo, Atos ha anunciado una aceleración en su ambición de descarbonización para lograr emisiones netas cero en el año 2028, comprometiéndose a reducir sus emisiones globales de carbono en un 50% para 2025 y a compensar todas sus emisiones residuales para 2028.

Atos se compromete a reducir sus emisiones globales de carbono en un 50% para 2025 y a compensar todas sus emisiones residuales para 2028

Con este objetivo, Atos acelera en 22 años el objetivo fijado por el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 2ºC en 2050 por encima de los niveles preindustriales y en 7 años el objetivo anteriormente fijado por el Grupo.

“Es hora de acelerar la lucha contra el cambio climático. Al aumentar nuestra propia ambición de descarbonización, apoyaremos mejor a nuestros clientes en su camino aprovechando el poder de las tecnologías digitales y su potencial identificado para reducir las emisiones de carbono hasta en un 20% en otros sectores. Nuestro liderazgo mundial en la descarbonización beneficiará directamente a todos nuestros clientes”, defiende el CEO de Atos.

La decisión llega tras un exitoso año en este apartado en el que se ha conseguido reducir las emisiones globales de carbono del Grupo en un 15%, pasando de 3,3 a 2,8 millones de toneladas de CO2, de las que se estima que un 10% son mejoras estructurales además del efecto de la COVID-19.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios