www.zonamovilidad.es
domingo 06 de diciembre de 2020, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Según un estudio de Censuswide, muchos de los teletrabajadores cuentan con espacios de trabajo estrechos y, a menudo, apilan las cosas encima de las unidades de extensión eléctrica. Un aspecto que deberían evitar para no exponerse a un potencial incendio.

Muy pocas personas saben cómo adaptar de forma segura los equipos electrónicos que usan diariamente. Tampoco muchas son conscientes de los posibles riesgos eléctricos de trabajar desde casa. Una investigación del Grupo Bullitt muestra cómo antes del confinamiento el 40% de las compañías de las personas encuestadas tenían un procedimiento para revisar regularmente los dispositivos eléctricos. Este porcentaje ha bajado a solo un 22% desde que se empezó a trabajar desde el hogar. Casi la mitad (45%) de la gente encuestada no sabe cuándo fue la última vez que se revisaron los artículos eléctricos específicos del trabajo.

Más de la mitad de los encuestados dicen no estar preocupados por los peligros eléctricos.

Algunos de los datos recogidos por Censuswide señalan aspectos como que más de un tercio de los teletrabajadores asegura que no tiene suficientes enchufes y que encadena cables alargadores para obtener la longitud deseada. Además, los empleados no son conscientes de los riesgos: más de la mitad (56%) de las personas encuestadas dicen no estar preocupadas por los peligros eléctricos.

Cuando se les pregunta por el lugar de trabajo habitual, más de un tercio (36%) reconoce que mueven su ordenador portátil y su cargador mientras trabajan en diferentes lugares. Asimismo, el 23% admite que comparte los enchufes eléctricos para trabajar con otros aparatos domésticos.

Junto a Electrical Safety First, Grupo Bullitt recomienda unos sencillos consejos para hacer más seguro el entorno de trabajo desde casa:

  • Evitar sobrecargar los enchufes.
  • No dejar teléfonos o portátiles enchufados para que se carguen durante la noche, ni encima de la cama; deben cargarse siempre en una superficie dura, plana y no inflamable.
  • No encadenar los cables alargadores. Si el cable no llega, es mejor no conectarlo a otro adaptador, sino acercar el dispositivo al enchufe o utilizar un cable más largo.
  • Revisar regularmente los cables eléctricos y alargadores para ver si están dañados.
  • Utilizar los cables alargadores solo de forma temporal.
  • No enchufar un calefactor o un ventilador en un cable alargador o una regleta.
  • No pasar los cables por debajo de alfombras, moquetas, puertas o ventanas.
  • Mantener los papeles y otros materiales que puedan ser potencialmente combustibles al menos a 1 metro de distancia de calefactores u otras fuentes de calor.
  • Utilizar únicamente los cargadores que vienen con el producto y comprar cualquier repuesto en tiendas de confianza.
  • Mantener el área de trabajo ordenada y alejar las bebidas de los artículos eléctricos.
  • Asegurar que la casa cuenta con detectores de humo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios