El Covid delata la perentoria necesidad de digitalización de las pymes españolas
Ampliar

El Covid delata la perentoria necesidad de digitalización de las pymes españolas

domingo 19 de abril de 2020, 19:47h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

España está mejorando gradualmente su posición global en materia digital, al colocarse en el puesto número once en el contexto de la Unión Europea -según el Informe DESI 2019 (Digital Economy and Society Index)- y aunque mantiene posiciones con respecto a años anteriores, sigue rezagada en relación con su posición económica: España ocupa el puesto 28º en el ranking digital mundial (IMD), a pesar de ser la 16ª economía global por PIB. La situación ha mejorado con respecto al año anterior, cuando ocupaba la plaza número 35, pero sigue muy atrás en el listado

En tiempos de Coronavirus y con la inquietud de cómo se presenta el futuro, hay que recordar que la Cámara de Comercio de España cuenta con una serie de comisiones de trabajo sectoriales y transversales, entre las que se encuentra la Comisión de Digitalización. Bajo la presidencia de Telefónica y con Carlos López Blanco al frente, la comisión se constituyó el 21 de marzo de 2017 “con el objetivo de contribuir a impulsar el proceso de transformación digital de todos los sectores de la economía española y, en particular, apoyar a las pymes para que puedan abordar con garantías y éxito este proceso”.

En este contexto, la Cámara ya elaboró un informe ‘España empresa digital: la digitalización como palanca de competitividad de la pyme’, en cuya realización han colaborado los ejecutivos más relevantes que, al respecto de la materia, tenemos en nuestro país y cuyo contenido sigue muy vigente.

En la introducción del mismo, se explica que vivimos en un entorno cada vez más globalizado, y en un contexto sujeto a continuos cambios, propiciados, en particular, por los avances tecnológicos y que “estas transformaciones afectan de manera transversal a toda la sociedad, a todos los sectores y a las empresas de cualquier tamaño, que tienen que adaptarse a asumir nuevos retos, pero que también pueden aprovechar las nuevas oportunidades de la digitalización”.

Según la Cámara de Comercio, las empresas pueden beneficiarse de las múltiples ventajas que brindan las nuevas tecnologías y la digitalización en términos de acceso a nuevos clientes y mercados, flexibilidad, agilidad, personalización, eficiencia y productividad: nuevos procesos, nuevos productos o servicios y nuevos modelos de negocio y hace referencia a un estudio de COTEC, en el que la Fundación pone de relieve el impacto positivo que la digitalización tendría en el crecimiento de la economía española -cifrado en un incremento adicional del PIB de entre un 1,8% y un 2,3% anual hasta el año 2025- y en la creación de empleo de calidad: “cada puesto de trabajo digital podría generar entre 2 y 4 empleos en otro sector de la economía y con salarios por encima de la media”.

España está todavía lejos de aprovechar las ventajas de la economía digital; existe un amplio margen de mejora ya que aún no se ha implicado a las pymes, que en nuestro país constituyen el 99,8% del tejido empresarial español.

La Fundación COTEC, considera en su prestigioso informa anual que España está todavía lejos de aprovechar las ventajas de la economía digital y que existe un amplio margen de mejora ya que aún no se ha implicado a las pymes, que en nuestro país constituyen el 99,8% del tejido empresarial español. Es más, el informe apunta a la necesidad de “un impulso” que debe llegar tanto de manos públicas -la propia Cámara de Comercio- como privadas.

Qué es la digitalización de una empresa

Tras revisar el concepto de digitalización con parámetros de estudio como: ¿Cómo es el cliente de hoy? ¿Qué busca y espera? ¿Qué es una pyme digitalizada? O ¿por dónde deben comenzar su transformación digital?, el dossier afronta el diagnóstico de la situación analizando las características del grueso del tejido empresarial español y su grado de digitalización, además de la inclusión en ellas de servicios orientados a la comercialización de productos y servicios avanzados orientados a la gestión y al conocimiento del cliente. Así mismo, dedica espacio a la formación y las capacidades de nuestras compañías y realiza un diagnóstico de la situación nacional en que se concluye que: “España muestra desviaciones frente a Europa en áreas digitales y las pequeñas y medianas empresas no llegan a alcanzar los niveles digitales de los propios usuarios en su aproximación al mercado. Sin embargo, es referencia mundial y también europea en despliegue de fibra. Por tanto, nuestro país dispone de infraestructuras de conectividad que facilitan la digitalización de las empresas y las actividades en Internet realizadas por los internautas españoles son similares a las de los europeos, lo que favorece un mercado disponible para las Pymes digitales, que también pueden ver su ámbito de actuación extendido a mercados exteriores”.

No hay sensación de urgencia

Nos enfrentamos a un contexto donde las empresas saben que necesitan ser digitales, pero no tienen un sentimiento de urgencia. De acuerdo con varios estudios publicados por el Observatorio de Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de España, las empresas españolas son conscientes de la necesidad y de los beneficios que conlleva la digitalización; sin embargo, más de la mitad de las entrevistadas (54,8%) no tenían previsto invertir en tecnologías de la información y comunicación en el año.

Si bien 9 de cada 10 empresas declaran estar dispuestas a aumentar sus presupuestos en inversión tecnológica y formación para afrontar su transformación digital, son muchas las empresas que no saben ni por dónde comenzar, ni qué elementos tecnológicos deberían introducir.

El mencionado diagnóstico concluye que “si bien 9 de cada 10 empresas declaran estar dispuestas a aumentar sus presupuestos en inversión tecnológica y formación para afrontar su transformación digital, son muchas las empresas que no saben ni por dónde comenzar, ni qué elementos tecnológicos deberían introducir. A pesar de que la preocupación más acuciante es la búsqueda de clientes, la tendencia es a considerar la digitalización más como un medio para recortar costes y ser más eficientes, que como una ventaja para adaptarse a las demandas de este nuevo cliente y aumentar las ventas y la base de usuarios”.

“El déficit en sensibilización sobre la urgencia y las oportunidades digitales, formación en TIC y cultura digital, acompañamiento en la transformación digital y disponibilidad de financiación lastran las posibilidades de estas empresas de menor tamaño para emprender el cambio digital -afirman los autores del escrito con contundencia- “.

Sensibilización, construcción y aceleración

A partir de ahí, la Cámara considera que la transformación digital pasa por estar presente en las tres fases: Sensibilización, ayudando a la empresa a entender los beneficios del cambio, el nuevo modelo de valores que subyace y los riesgos de no adaptarse; construcción, apoyando la formación en competencias digitales, sentando las bases para la transferencia tecnológica y reduciendo las barreras financieras y, por último, aceleración, simplificando las barreras administrativas y regulatorias, facilitando el fortalecimiento de la transferencia tecnológica e impulsando la cooperación y los ecosistemas de transformación digital.

Para cada una de las fases el estudio realiza un completo desglose de propuestas y finaliza con el estudio del papel de las cámaras de comercio en el apoyo a la digitalización de las pymes españolas. Destaca la creación de un órgano consultivo, la gestión de los fondos europeos y de nuevo el papel de las mismas, con respecto a las tres fases antes señaladas, apuntando las posibilidades y el compromiso que deben adquirir para empujar, ayudar y acompañar a las empresas españolas en un camino que, inevitablemente deben empezar a andar. Ya vamos tarde.

DECÁLOGO DE SOLUCIONES DIGITALES PARA LAS PYMES

  1. Conectividad banda ancha fija y móvil que garanticen la conexión de calidad con clientes, proveedores y aplicaciones.
  2. Plataformas de gestión inteligente de contactos multicanal (CRM), que permitan responder a las expectativas de un cliente cada vez más digital.
  3. Aplicaciones digitales de gestión y ofimática, accesibles desde cualquier dispositivo que integren la información en tiempo real y automaticen las gestiones y permitan la facturación electrónica.
  4. Puestos de trabajo digitales con fuerte componente de movilidad, para garantizar eficiencias y reducir tiempos muertos.
  5. Aplicaciones de copias de seguridad en la nube, para garantizar la recuperación ante ataques y desastres. Según sea su actividad y su necesidad, plantearán el migrar sus servidores a la nube.
  6. Páginas webs y tiendas online, para ampliar el foco comercial, fortalecer las relaciones digitales con sus clientes y vender más.
  7. Servicios y dispositivos para digitalizar locales y demás puntos de contacto con el cliente, maximizando su conocimiento y la personalización de la oferta comercial.
  8. Aplicaciones de seguridad básicas para la limpieza de correo electrónico, de protección de su información y de su red y de navegación web segura.
  9. Plataformas IoT para reducir costes en actividades como la recogida automática de información, la atención de dispositivos distribuidos geográficamente, la gestión de flotas o la video supervisión y videovigilancia.
  10. Servicios de Business Intelligence (BI) o Bigdata, con objeto de mejorar la gestión incorporando técnicas que transforman los datos recopilados en todos los procesos en información relevante para gestión y para la evolución del modelo de negocio.

Fuente: Cámara de Comercio de España

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios