España, líder en fibra óptica en Europa
Ampliar

España, líder en fibra óptica en Europa

miércoles 10 de junio de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

El rápido despliegue de la FTTP en España es un caso de estudio para el desarrollo efectivo de las redes de fibra. De acuerdo a un estudio de Analysis Mason, desde 2009, el país pasó del 0% al 85% de los locales pasados por FTTP en 2019, el segundo más alto de Europa después de Portugal, donde el enfoque tiene muchas similitudes.

Tasa de despliegue de FTTP muy alta

La tasa de despliegue de FTTP en España fue mucho más alta que en los otros dos países de 2013 a 2016. La tasa media de locales pasados en este período ha sido superior al 10% anual, con un máximo del 20% de 2013 a 2014. La cobertura del 20% en un año es aproximadamente lo más rápido que se ha logrado un despliegue en cualquier parte del mundo. Incluso el despliegue de China Mobile no alcanzó esta tasa de ejecución máxima.

En términos de número de locales pasados, España llegó a 22 millones en 2019, más que el Reino Unido, Alemania e Italia juntos. El éxito del despliegue del FTTP español fue impulsado por una serie de factores.

Infraestructura física y entorno reglamentario favorable

Una infraestructura física preexistente clara, amplia y bastante moderna, como bocas de inspección, conductos y postes, que permitió a los operadores desplegar rápidamente la fibra a bajo coste. Este fue un factor clave que permitió a España adelantarse a otros países más ricos como el Reino Unido y Alemania. Un entorno similar ha llevado a resultados similares en Portugal.

Un entorno reglamentario favorable tanto para el operador tradicional como para sus competidores. Desde 2009, Telefónica se ha visto obligada a conceder a sus competidores el acceso a su infraestructura física a tarifas reguladas, pero no se ha visto obligada a ofrecer desagregación de fibra o bitstream (aparte de un servicio de 30Mbit/s).

Todos los operadores han sido obligados a compartir la fibra en el edificio. A los terceros operadores se les cobra un precio por metro de conducto y por área de sección de conducto. Esto permitió a los operadores más pequeños ahorrar dinero en los costos de construcción, al tiempo que dio a Telefónica un incentivo para desarrollar sus propias redes. Esto condujo inicialmente a que varios actores del FTTP colocaran sus propias redes de fibra en los sistemas de ductos, pero con el tiempo se ha convertido en un conjunto bastante complejo de intercambios de acceso negociados comercialmente y otros acuerdos bilaterales entre los principales actores para proporcionar acceso a partes de las redes de fibra.

Desde 2016, el número total de locales pasados por FTTP aumentó en aproximadamente 4 millones.

Posteriormente, la reglamentación se ha aplicado a las zonas atendidas únicamente por una red de Movistar. El impulso continuo del despliegue comercial competitivo de Orange y MásMóvil en particular, significa que estas áreas se están reduciendo en términos de locales pasados.

Acceso a mano de obra de bajo coste

España y Portugal estuvieron entre los países que más sufrieron la crisis económica de finales de la década de 2000 y principios de la de 2010. Si bien esto disminuyó la disponibilidad general de capital de inversión, también significó que una proporción considerable de la población estaba buscando empleo.

Además, como los servicios de telecomunicaciones se han convertido en esenciales para la sociedad en los países industrializados, el sector de las telecomunicaciones se está volviendo cada vez más no cíclico. Por lo tanto, los operadores tenían acceso a mano de obra barata y a capital suficiente para llevar a cabo el despliegue de la fibra.

Competencia para el despliegue de la FTTP

La competencia también ha demostrado ser beneficiosa para el despliegue de la FTTP en España. En 2015, Telefónica ya había pasado a 13,4 millones de hogares con su red FTTP. Con el fin de cerrar la brecha, Orange España y Vodafone anunciaron ambiciosos planes para el despliegue de FTTP en España. Orange España comprometió más de 1.500 millones de euros para la FTTP en 2015, y firmó un plan de compartición de red con Vodafone en 2014.

En algunos otros países europeos se ha iniciado un declive relativo de la banda ancha por cable. Vodafone ha señalado su intención de independizar su infraestructura de red de cable en España.

Perspectivas de futuro para el despliegue de la FTTP

Las perspectivas para el despliegue de la FTTP siguen siendo positivas a pesar de las nuevas regulaciones. En 2016, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) implementó importantes cambios en los acuerdos de banda ancha mayorista aprobados en 2009. Sobre todo, estableció diferentes condiciones de compartición para las redes de fibra y de cobre.

Desde 2016, el número total de locales pasados por FTTP aumentó en aproximadamente 4 millones. En comparación, esto es casi cuatro veces el número de locales pasados en Alemania desde 2010. De hecho, los operadores españoles han promovido activamente acuerdos de reparto de infraestructuras e inversiones, que les han permitido compartir costes y riesgos, especialmente en las zonas rurales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios