©PilarBernat Mojón del Lobo
Ampliar
©PilarBernat Mojón del Lobo

La necesidad de espectro y buenas prácticas políticas y regulatorias, base para 5G

domingo 21 de abril de 2019, 12:26h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Para el consumo, en 2025, cada persona tendrá disponible 30 GB; habrá 8.400 millones de conexiones y 1.300 millones de hogares conectados. El despliegue de 5G se hará de manera más rápida que las generaciones anteriores; de hecho, la primera etapa del lanzamiento llegará al 33% de la población mundial

Con la llegada de 5G, cuyo despliegue ya ha empezado en EE.UU, Suiza, Reino Unido, Corea y China, la conectividad móvil da un gran paso adelante. De hecho, en este momento hay 154 operadores de 66 países probando la tecnología; Sólo Huawei ha distribuyó 10.000 estaciones base en 2018, mientras Ericsson ha recuperado la vida gracias al despliegue de la nueva y prometedora tecnología.

Con este reto en el horizonte, ya han sido muchas las demostraciones de servicios sobre 5G, realizadas por muchas de las compañías telefónicas que operan en el mundo; muchas de las cuales ya conocen bien los componentes de la nueva red y los avances realizados en este campo; especialmente los mástiles con las baterías integradas en los mismos (ya no requieren grandes cajas en el suelo) y sólo dos módulos de antena: una para 5G y otra para 2G y 3G de forma que el espacio que requiere la infraestructura queda muy reducido. Lo más avanzado, la presentación de Ericsson de las antenas flexibles de baja potencia para despligar en empresas y hogares.

Ken Hu: “el reto ahora es integrar la IA”

Ken Hu, actual consejero delegado de Huawei (cargo rotatorio), ha explicado en múltiples ocasiones que el reto actual de la industria está en integrar la inteligencia artificial de forma que sea fácil de usar y accesible; ya que son muchs las ventajas que aporta ésta, la cual no sólo multiplica por dos la capacidad de computación, sino que permite a los terminales móviles hacer más y mejor.

En palabras del CEO rotatorio de Huawei, “la conectividad en este momento ya no es un ‘embudo’ para la transmisión de datos, sino una plataforma que da servicio real a millones de personas”. Además, todo estará en línea (on line) y, por defecto, todo se alojará en la nube con el fin de que cualquier usuario del mundo tenga acceso: “de hecho, lo difícil será trabajar, comprar o vivir fuera de línea”.

“La conectividad en este momento ya no es un ‘embudo’ para la transmisión de datos, sino una plataforma que da servicio real a millones de personas” (Ken Hu, Huawei)

Así, la suma de la computación en la nube, la conectividad 5G, WiFi 6 y los terminales inteligentes darán lugar a lo que Huawei denomina Cloud X. Se sabe, igualmente, que habrá una evolución en los terminales, los cuales en lugar de ser ‘plug and play’ serán ‘plug and think’; es decir, nada más conectarlos estarán dispuestos para darnos servicios inteligentes porque nos conocerán. Además, “estarán siempre conectados y la interacción será fluida, intuitiva y lógica”. Todo esto afectará no sólo a los smartphones sino al funcionamiento de los PCs, a los dispositivos de juego con experiencia multijugador, a la realidad virtual o a la realidad aumentada, entre otros.

Espectro y estaciones base

De hecho, según el directivo de Huawei “la revolución de la 5G supone romper las barreras” y disfrutar de una experiencia fluida y casi perfecta. Para conseguirlo hacen falta dos elementos fundamentales: espectro y estaciones base. En el primer caso se requiere gran ancho de banda, que todas las frecuencias de 5G estén disponibles y que sea continuo para que no haya cortes o diferencias de velocidad en la comunicación. Por lo que respecta a las antenas, es perentoria una política adecuada y que las compañías operadoras compartan los ‘sites’.

En este sentido, en España nos encontramos ante una subasta de espectro, la del segundo dividendo, en ‘stand by’ por los continuos cambios políticos que se viven en nuestro país y mientras otros ya se reparten las ondas milimétricas, aquí los operadores inician su andadura sobre una de las frecuencias sub6, la que ronda los 3,5 GHz.

Vodafone y Orange ya han anunciado un acuerdo de compartición de ‘sites’ para el despliegue de 5G; acuerdo que, de momento, deja fuera a Telefónica y a Másmóvil; pero que antes o después, tendrán que tomar decisiones al respecto

En cuanto a las antenas, Vodafone y Orange ya han anunciado un acuerdo de compartición de ‘sites’ para el despliegue de 5G; acuerdo que, de momento, deja fuera a Telefónica y a Másmóvil; pero que antes o después, tendrán que tomar decisiones al respecto. Así lo expresó José Antonio López, máximo responsable de Ericsson en España en la entrevista que ‘Telefonía y Comunicaciones’ le realizó el pasado mes de marzo.

Por su parte, el CEO de Huawei nunca ha ahorrado palabras para recordar que una red 5G debe ser: fuerte, simple, inteligente y segura; que cuanto más innovan, menos preocupaciones deben tener operadores y usuarios y que el mundo digital debe estar disponible “para todos los ciudadanos, todos los hogares y todas las organizaciones, con el fin de conseguir un entorno conectado y un mundo inteligente”.

Aprovechó Hu para recordar que la compra de espectro supone el 60, 80% del valor de despliegue y pidió, públicamente, a los gobiernos que ayuden a los operadores con políticas y regulación que permita llevarlo a cabo y que la 5G sea una realidad.

La GSMA reclama armonización, consolidación, equidad y privacidad para 5G

En este sentido, Mats Granryd, director general de la GSMA, explicó hace unos meses que el despliegue no será posible si gobiernos y reguladores no trabajan en términos de armonización, consolidación, equidad empresarial y privacidad. Coincidió el ponente con el CEO de Huawei en que el futuro tendrá dos ejes de desarrollo con respecto a la siguiente generación de telefonía celular: 5G, y la inteligencia artificial, tecnologías que promoverán experiencias inmersivas para los consumidores más allá de los videos 360º o el desarrollo de la realidad virtual, “hablamos de hologramas”. Así mismo, aseguró que esta tecnología móvil se aplicará y será la base de la mayoría de las industrias en todos los sectores.

Y es que la inteligencia artificial sumada a la conectividad de alta capacidad y velocidad conllevará: servicios de comunicación enriquecida, la explosión de los asistentes para el hogar, los chatbots utilizados de forma cotidiana y transformará íntegramente no sólo la industria sino la sociedad. Un buen ejemplo es el desarrollo de la auto-moción, porque la transmisión de datos con la mínima latencia lo hará posible.

Granryd aseguró, igualmente, que la 5G supondrá una inyección para la economía mundial, tanto en dinero (CAPEX 2018-2020 de os operadores se estima en 500.000 millones de dólares) como en puestos de trabajo; por tanto, hay que “fomentar la inversión e impulsar la innovación”.

El representante de la GSMA coincide con todos los directivos del sector telco mundial en que: “todo esto sólo será posible si se armoniza el espectro, se lleva a cabo la consolidación del sector, se crea un entorno de desarrollo equitativo y se lleva a cabo una política de privacidad y protección de datos efectiva; por tanto, la regulación y la gestión del espectro debe realizarse de forma inteligente”.

El aumento del OPEX

En este sentido hay que tener en cuenta que, a la hora de realizar el despliegue comercial, son cinco los retos principales a superar: la implantación de MIMO masivo; el espacio limitado; dificultad para instalar las estaciones base, que las bandas de frecuencias altas tienen una cobertura inadecuada y que no sólo la red crece cada vez más, sino que las generaciones tecnológicas tienen que convivir; por tanto, el escenario es cada vez más complejo y al aumentar la complejidad, aumenta el OPEX.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.