Amenazas de los coches conectados
Ampliar

Amenazas de los coches conectados

miércoles 05 de agosto de 2015, 13:35h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Los coches conectados han abierto una puerta a los ciberdelincuentes. Según la policía metropolitana londinense el 42% de los robos en la capital inglesa se llevaron a cabo sin usar las llaves, hackeando el sistema operativo de los vehículos.

Y es que cuanto más conectado este el coche, más expuesto y vulnerable es. La conectividad a internet que permite aparcar de forma autónoma, frenar, detectar objetos y comunicarse con ellos parece una buena solución (y lo es), pero también propicia que los hackers puedan robarte el vehículo, dañar a la persona o llevar actividades delictivas.


“Si algo está conectado a Internet puede hackearse, incluso los coches”

El secuestro de un Jeep Cherokee


Dos expertos informáticos perpetraron hace poco un ataque a un Jeep Cherokee. De forma remota los white hacker ( hacker buenos) tomaron el control de la dirección y los frenos del vehículo mientras circulaba por una autopista. Este hecho provocó que Fiat Chrysler retirará 1.400.000 vehículos para reforzar su seguridad, y puso en alerta a los fabricantes de coches.


Tres amenazas de los coches conectados


“Si algo está conectado a Internet puede hackearse, incluso los coches”. Esta frase repetida por analistas informáticos hacen replantarse las medidas de seguridad a los fabricantes de coches. Aquí nombramos algunas de las amenazas de los coches conectados.


Llaves eléctricas: Por menos de 25€ los criminales pueden comprar dispositivos para entrar en nuestros valiosos coches. Muchos modelos como BMW, Mercedes, Audi, Land Rover o Saab están en riesgo de sufrir falsificaciones de llaves. Un cibercriminal pueden reprogramar o disasociar la llave con el coche y suplantar su llave falsa. Esto se hace directamente desde la cabina del vehículo a la que se puede acceder rompiendo una ventana o aprovechando un despiste del dueño. Para arreglar esta vulnerabilidad los fabricantes están añadiendo más capas de seguridad para que sea más díficil copiar la señal. La policía da un consejo más analógico: comprar un bloqueo para el volante de toda la vida.




Hackear el sistema de entretenimiento: Una vez dentro del sistema de entretenimiento e información (música, mapas,...) el hacker se puede mover por todo el sistema digital del vehículo. Los analistas ven como solución a esto que los fabricantes pongan cortafuegos entre los distintos apartados del coche.


Raptos por geolocalización: Los coches autónomos están depositando una gran confianza en la tecnología GPS y en los sistemas de mapas digitales. Estos sistemas basados en la geolocalización y, muy frecuentemente, asociados al smartphone del conductor, pueden ser aprovechados por delincuentes para llevar coches a localizaciones trucadas por ellos, para allí cometer actos delictivos como secuestros, robos, etc...


Este peligro no solo existe en los coches. Hace poco investigadores de seguridad de la Universidad de Texas lograron cambiar el curso de un yate de 80 millones de dólares dirigiéndolo hacía aguas peligrosas. El capitán del barco ni se inmutó.


Riesgos contra amenazas


Desde luego no todas las amenazas serán explotadas por los ciberdelincuentes. Sobretodo aquellas que no repercutan en un beneficio económico para ellos. Es la labor de los fabricantes de coches de reforzar aquellas áreas que entrañen más riesgo. Por ejemplo, hay maneras más sencillas de hacer daño a una persona que hackeando el coche y manipulando sus frenos. Por el contrario las falsificaciones de llaves electrónicas y la copia de la señal para encender el coche si que es tentador para los ladrones.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.