Que es y para quién es la cuarta plataforma de Telefónica
Ampliar

Que es y para quién es la cuarta plataforma de Telefónica

domingo 26 de febrero de 2017, 09:20h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Be More fue, durante los últimos tiempos, el lema de la compañía que Cesar Alierta presidió durante 16 años. Había que ser más y mejor y, a pesar de la crisis, de la regulación, de los OMVs, de la fuerte competencia o de la pujanza de las empresas de Internet, el abanderado de la marca España remó y remó, hasta llegar a buen puerto: resultados positivos, dividendo y digitalización. Todo a punto para la partida.

Los aciertos o errores del aragonés, ya forman parte de la historia empresarial de nuestro país. Hoy es mañana. Atrás quedaron sus inolvidables respuestas y ese programa Be More de transición que culminó y llegó a su fin. Alierta cerró la puerta de la presidencia no sin antes entregar la llave a quien todo el mundo presumía como su delfín: José María Alvarez Pallete.

Analizados los hechos con el poder que otorga el tiempo, cabría suponer que Pallete se preparó -o lo prepararon- desde el minuto uno, para llegar a ser ‘rey’: presidió Latinoamérica, presidió Europa, fue director de finanzas corporativo y, últimamente, Consejero Delegado del Grupo. Boomer por nacimiento, infatigable física y mentalmente, ejemplo de voluntad y decisión, nadie cuestiona la preparación y capacidad de este eterno estudiante licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Libre de Bruselas, cuyos estudios de post grado han desembocado, con los años, en la realización de una ‘sesuda’ Tesis Doctoral a punto de culminar.

Tremendamente observador, racional en sus criterios, claro en su expresión, dicen que entre sus virtudes está la de escuchar antes de tomar decisiones. !Cuánto le queda por oír!

El consumidor no quiere ser tratado como uno más y quiere un producto suyo, personalizado, con ofertas únicas y orientadas según sus gustos y costumbres

Visión y planificación

Con cierto aire académico y ese punto de distancia que delata a quienes temen y controlan su exceso de esperanza y humanidad, el, desde el pasado 8 de abril, presidente ha explicado en varias ocasiones que el mayor reto al que se enfrentan las empresas actualmente es el de trasladar la ‘Ley de Moore’ a la cuenta de resultados y considera que ésta es la clave de todo el cambio que se ha vivido y se está viviendo; ya que los modelos de negocio se están alterando y la esperanza media de vida de las empresas ha crecido de forma drástica.

“Muchas empresas se están quedando por el camino y están surgiendo otras nuevas; pero ni siquiera las nuevas tienen garantizado su futuro -suele afirmar-; los ciclos de vida de productos y servicios se acortan de forma exponencial; la frontera entre lo que es un producto y un servicio se desvanece y, sobre todo, el cliente empieza a tener una soberanía pujante; por lo cual, la batalla se centra en captar, no ya la vida digital de ese cliente, sino su vida en sí misma.

Para ello, hay que agregar valor a los productos, de manera que el cliente esté mucho más satisfecho y la empresa se quede con una parte de ese valor”. Ejemplos obvios son Airbnb, Uber o Apple, la cual tiene un producto; en realidad sólo un producto y en torno a él ha creado un ecosistema de aplicaciones, las ha abierto y en base a ellas atrae el talento”.


Explica, igualmente el máximo ejecutivo de Telefónica que hoy se lanzan versiones betas al mercado, se lanzan plataformas, se lanza software y, en base a la interacción con el cliente, se van realizando actualizaciones en remoto del mismo. Además, se construye una plataforma, se va subiendo gente interesada en la misma y a continuación se negocia con sus ‘cualidades’ en forma de publicidad; por tanto, el coste marginal de un cliente para esa empresa no existe. Finalmente, el consumidor no quiere ser tratado como uno más y quiere un producto suyo, personalizado, con ofertas únicas y orientadas según sus gustos y costumbres. “Ya no son sólo clientes los que pagan; el valor de las empresas está determinado por la cantidad de gente que es capaz de atraer como visitante, para luego convertirlos en amigos y posteriormente en clientes. La gente que conoce bien la compañía, la aprecia, le paga y, además, se muestra satisfecha”.

Los datos

José María Alvarez Pallete inicia su andadura al frente de una empresa de comunicación donde la voz se ha convertido en un subproducto; pero que se ha encontrado otro producto por el camino, que son los datos, que la gente adora y contrata. El viaje hacia los datos que se realizó mediante el programa BeMore ha permitido el inicio de la monetización de los mismos y la captura de la “ola de la conectividad”. Actualmente, Telefónica ha optado, sin lugar a dudas, por la segunda ola, que son los servicios de valor añadido sobre esos datos y crece a doble dígito. “Durante más de tres años, se han invertido 39 mil millones de euros en Capex, con el fin de construir las redes de una gran empresa de infraestructuras -explicaba el nuevo presidente, no hace mucho en rueda de prensa-”.

Telefónica ha optado, sin lugar a dudas, por la segunda ola, que son los servicios de valor añadido sobre esos datos y crece a doble dígito

En los últimos tres años, Telefónica ha cubierto el 41% el territorio hispanoamericano con 4G, con todo lo que supone en material, despliegue y gestión (permisos, obras, compra de espectro, mantenimiento, alimentación energética, etc). La Fibra, se ha multiplicado por cuatro y ya hay 14 millones de hogares pasados. Se ha duplicado el número de smartphones, y los datos prepago, cuadruplicado. En cuestión de video, Telefónica se ha convertido en una compañía que en un breve periodo de tiempo ha triplicado su actividad, con 8,3 millones de clientes. Y tiene 15 países con las iniciativas ‘full stack’ activadas.

El grupo Telefónica está creciendo, está creciendo en ingresos y en OIBDA, y no es lo mismo gestionar una compañía que no crece, que una que lo hace. “El futuro es distinto, la sostenibilidad de la inversión, del dividendo, del repago de deuda, todo es diferente-comentaba Pallete-“. Como asignatura pendiente: el cash-flow.

Y si bien ya nadie duda de que la multinacional española es capaz de crecer o de monetizar los datos, tampoco se cuestiona que sea relevante en el mundo de los productos y servicios o su capacidad de distribución de los mismos; se llame cloud, se llame video, se llame M2M, se llame seguridad, se llame servicios financieros o de salud.

De las olas a las plataformas

La cuestión que todo el mundo se plantea es qué empresa quiere ser Telefónica y qué es aquello que la hace relevante. El nuevo ‘jefe’ considera que la respuesta a esa pregunta es “los activos físicos: las estaciones base, la fibra, las tiendas, la data, los data centers, el backbone, el backhaul, o los call centers; es todo aquello que la hace tremendamente relevante para la vida de la gente -comentaba recientemente-“.

La simplificación, la virtualización, matar el legacy, matar la complejidad, es lo que la hará de Telefónica una empresa tremendamente inteligente, con sus pilares firmes en sus potentes redes


Y entonces entra en juego la teoría de las plataformas: “se ha construido en estos años una red mucho más potente, mucho más ágil, mucho más veloz, tremendamente capaz, que ha determinado el liderazgo en el despliegue de 4G, de 3G y de fibra. Esa era la primera plataforma. Y existe la oportunidad de hacerla inteligente; pero, para eso, hay que simplificar su ‘modus operandi’. Los sistemas, los sistemas de red, los sistemas de operación, los sistemas comerciales, los servidores, son lo que hace que el siguiente escalón sea inteligente; esa es la segunda plataforma”.

Alvarez Pallete tiene claro que se ha puesto al frente del decimoquinto superordenador más potente del mundo con una capacidad de almacenamiento y procesamiento que no tienen muchas corporaciones. “La simplificación, la virtualización, matar el legacy, matar la complejidad, es lo que la hará de Telefónica una empresa tremendamente inteligente, con sus pilares firmes en sus potentes redes”.

Un nivel más allá de la red y su gestión (el tercer eslabón) están los productos y servicios. Sobre las dos anteriores plataformas, cabe conectar vídeo, M2M, cloud, eHealth, servicios financieros, seguridad; se pueden conectar ideas propias o de terceros que, a su vez, aportan mucha más información del cliente y, la correcta gestión de ésta, facilita una mayor satisfacción del comprador. “Ya no hay una Telefónica de países, ni de departamentos, sino una Telefónica de plataformas -comenta con asiduidad el directivo”.

Y ¿cuál es la oportunidad existente? Pues la de construir una cuarta plataforma, que convierta al usuario en soberano de su vida digital con poder de decisión sobre ella; o al menos así la definieron Pallete y Alierta durante la Ьltima presentación de resultados anuales.


Reivindicaciones

Empresa de atractivo infinito, en vías de culminar su proceso de digitalización y de convergencia; activa en la comercialización no sólo de tecnología, sino de contenidos y girando toda su política empresarial hacia el cliente, la marca Movistar fija sus raíces en la conectividad -“su razón de ser”-, en su ya popular oferta integrada, en sus atributos de marca y en su potencial global.

Para culminar con éxito su nuevo viaje, es probable que José María Alvarez Pallete patalee en despachos nacionales y europeos en pro de una política comercial y reglamentaria más justa, donde se apliquen las mismas leyes a todas las empresas de un mismo sector. Seguramente, luchará por la protección de la identidad de los clientes y su derecho a portar, cundo y donde quieran, su vida digital.

La emoción es la clave: la afinidad, la identificación, situar al cliente al frente de esa, su vida, tan real como virtual. El medio: los datos y la gestión de éstos mediante BigData para ponerlos al servicio del cliente. La meta: la explotación de un potencial humano y material con el único fin de que Telefónica tome posesión del siglo XXI y se erija en guía de la sociedad digital; en la primera on-line telco de España.

La Telefónica de Pallete está cobrando vida, nace una nueva época que Alierta supo ver y reconocer. Tal vez por eso, ha cedido el testigo a alguien que todo el mundo identifica como el gran corredor de Marathon que es.

José María Álvarez-Pallete López

Presidente Ejecutivo de Telefónica S.A. Nacido en Madrid en 1963. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, estudió igualmente Ciencias Económicas en la Université Libre de Bruselas y cuenta con un International Management Program (IMP) en el Instituto Panamericano de Desarrollo de Directivos (IPADE). Obtuvo además un Diploma de Estudios Avanzados (DEA) por la Cátedra de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Complutense de Madrid.

Se incorporó al Grupo Telefónica en febrero de 1999 como Director General de Finanzas de Telefónica Internacional, S.A., y en septiembre de ese mismo año pasó a ocupar el cargo de Director General de Finanzas Corporativas en Telefónica, S.A. En julio de 2002 fue nombrado Presidente Ejecutivo de Telefónica Internacional, S.A.; en julio de 2006, Director General de Telefónica Latinoamérica; y en marzo de 2009, Presidente de Telefónica Latinoamérica. En septiembre de 2011, pasó a ocupar el cargo de Presidente Ejecutivo de Telefónica Europa. En septiembre de 2012 fue nombrado Consejero Delegado de Telefónica, S.A.

Desde el 8 de abril de 2016 es Presidente Ejecutivo de Telefónica, S.A., y miembro del Consejo de Administración de Telefónica S.A., cargo que ocupa desde julio de 2006.
Comenzó su actividad profesional en Arthur Young Auditores en 1987, antes de incorporarse a Benito & Monjardín/Kidder, Peabody & Co. en 1988. En 1995 ingresó en la Compañía Valenciana de Cementos Portland (Cemex) como responsable del departamento de Relaciones con Inversores y Estudios. En 1996 fue nombrado Director Financiero para España y en 1998 Director General de Administración y Finanzas del Grupo Cemex en Indonesia y miembro del Consejo de Administración de Cemex Asia, Ltd.

En 2001 fue galardonado con el premio al mejor “CFO Europe Best Practices” en el apartado Mergers & Acquisitions 2000 por la revista CFO Europe Magazine. En abril de 2003 fue nombrado Miembro de Mérito del Foro Iberoamericano de la Fundación Carlos III, y, en julio de 2007, premiado con el Máster de Oro del Forum de Alta Dirección. En 2011 recibió el Premio a la Personalidad Económica del Año por parte del diario “el Economista”, y en 2013 la Asociación de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación le concedió el Premio a la Excelencia 2013 por su contribución al desarrollo de las telecomunicaciones. En 2014, José María Álvarez-Pallete recibió la Medalla Sorolla de la Hispanic Society of América y fue reconocido como “Innovative Corporate Leader of the Year” por parte de la revista Latin Trade.

Fuente: Telefónica

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios