Prueba Huawei P9. La fotografía móvil llevada al extremo
Ampliar

Prueba Huawei P9. La fotografía móvil llevada al extremo

lunes 25 de abril de 2016, 17:01h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Lo cierto es que Huawei nos tiene acostumbrados a productos de calidad, pero el nuevo P9 ‘se sale’. Diseño, potencia, batería, una cámara de infarto y todo lo que se le puede pedir a un smartphone está reunido en el nuevo mascarón de proa de una compañía imparable. Así, uno de los terminales más esperados del año ya ha llegado a nuestras manos y no sólo nos ha defraudado, sino todo lo contrario.

Por dentro o por fuera. Lo miremos por donde lo miremos, el nuevo smartphone de la gama P de la multinacional china gusta y mucho. Si comenzamos por el diseño, uno de sus muchos puntos fuertes, señalar que en un cuerpo ‘unibody’ de aluminio de tipo aeroespacial, el terminal está definido por unas líneas simples y elegantes que hacen las delicias de los amantes del diseño. Con sólo 7 centímetros de grosor, llama la atención la ligereza del terminal que sólo pesa 144 g y tiene unas medidas de 145 x 70.9 x 7 mm.

El Huawei P9 integra procesador de ocho núcleos HiSilicon Kirin 955 a 2.5GHz, 64-bit ARM y la GPU Mali-T880, acompañado de 3 o 4 GB de memoria RAM (según modelo)

Todo pantalla

En le frontal, el nuevo Huawei luce una pantalla de 5,2” IPS con resolución Full HD y 423 píxeles por pulgada. La resolución de pantalla es ligeramente inferior a la de otros terminales tope de gama como el nuevo HTC 10 o el LG G5. Sin embargo, este hecho no se traduce en una mala calidad. El terminal cumple con las exigencias de la gama más alta y nos llama la atención la práctica ausencia de bordes en la pantalla, con un ratio que unido al efecto óptico, hace casi inexistente el marco. Precisamente estos bordes redondeados han sido cortados con diamantes diseñados a tal fin con la clara intención de conseguir un equilibrio de formas que roza la perfección y aporta un cuidado aspecto simétrico. Además, la pantalla está protegida con Gorilla Glass 4, lo cual le otorga una gran resistencia.

En la parte inferior derecha, encontramos el altavoz, que emite con un volumen bastante alto y buena calidad de sonido.

El Huawei P9 incluye unos cascos en color blanco que, al usar junto con el terminal, permiten funciones inteligentes enfocadas a las aplicaciones de música. Por ejemplo, dando dos veces al botón podremos pasar las canciones o si damos al botón del medio podremos dar ‘play’ o ‘pause’ sin tocar la pantalla del smartphone. Una función muy parecida a los cascos del iPhone.

Potencia excelente

En sus entrañas, encontramos el procesador de ocho núcleos HiSilicon Kirin 955 a 2.5GHz, 64-bit ARM y la GPU Mali-T880, acompañado de 3 o 4 GB de memoria RAM (según modelo). En el día a día, nos damos cuenta de que el rendimiento del teléfono es muy bueno y no tiene nada que envidiar a otros terminales de la gama alta. El procesador de la casa china sería comparable al Snapdragon 820 de Qualcomm.


Además, el móvil cuenta con la triple antena virtual de Huawei que consigue una conectividad robusta y continua en redes móviles y WiFi. También tenemos la opción de usar dos tarjetas SIM al tiempo o ampliar la memoria interna con una tarjeta microSD, hasta 32 o 64GB, dependiendo del modelo elegido.

Su sistema operativo es Android 6.0 Marshmallow con EMUI, la capa de personalización de Huawei. Hay que destacar detalles como la aplicación ‘Salud’ para marcarnos retos en cuanto a la actividad física y, gracias al acelerómetro, monitoriza nuestra actividad diaria. Por lo que se refiere a su autonomía, es una de sus puntos fuertes. Con 3.000 mAh, aguanta sin conectarse a la corriente eléctrica un día y medio con un uso elevado. Así mismo, incluye la funcionalidad de carga rápida que con 10 minutos de carga nos proporciona 5 horas de uso.

Lo más esperado, su cámara Leica

Si hay algo que llame la atención en este terminal es su cámara, gracias a su ‘partnership’ con la marca alemana de fotografía Leica. De esta compañía, procede la doble cámara del teléfono, junto con los dos sensores Sony de 12 megapíxeles y focal f/2.2 que actúan de forma complementaria. Mientras que un sensor trabaja en color, el otro sólo lo hace en blanco y negro, lo que da unos resultados increíbles en las fotos monocromas. Y no solamente las fotos en blanco y negro, gracias al doble flash de LED, el autoenfoque láser y el autoenfoque por detección de fase, somos capaces de realizar fotos casi profesionales desde nuestro smartphone.


En cuanto al vídeo, el P9 no graba en resolución 4K, sino en 1080p, por lo que el vídeo no sería su punto más fuerte, pese a que la calidad es suficiente para entenderlo como gama alta. Aunque es cierto, que se nota mucho el cambio del vídeo a la fotografía. La cámara frontal es de 8 megapíxeles con apertura f/2.0 y un gran angular objetivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios