www.zonamovilidad.es
domingo 18 de agosto de 2019, 13:51h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Como mejor terminal por relación calidad precio ha destacado en el primer semestre de 2019 el Xiomi Redmi Note y, fruto de la decisión de la multinacional china de convertir la línea Redmi en una marca independiente y, para acompañar la esta decisión, lanzó este gama media a precio de gama baja, con diseño elegante de cristal y cámara doble de 48 Mpx

El Redmi Note 7 fue el terminal elegido para acompañar el estreno de la gama Redmi como marca propia independiente, como ya lo es Pocophone. Se trataba de la serie bajo la que Xiaomi va a lanzar sus productos más económicos. Por tanto, la familia de marcas englobadas bajo el gigante chino se configuraría de la siguiente manera: Xiaomi o Mi: Los teléfonos de gama más alta como serían el Mi 9 o el Mi Mix 3; Pocophone, que todavía solo cuenta con un solo terminal en su línea, el Pocophone f1, centrada en ofrecer grandes especificaciones a bajo precio; Y por último la recién convertida en marca independiente Redmi, bajo este nombre Xiaomi lanza sus smartphones de precio más económico, como el terminal que nos ocupa, el Note 7.

El Redmi Note 7 fue el terminal elegido para acompañar el estreno de la gama Redmi como marca propia independiente

Con cristal en la trasera

El diseño del Redmi Note 7 es sin duda uno de sus aspectos más destacados, pues introduce el uso de cristal, específicamente Gorilla Glass 5, en su parte trasera. Se trata de una característica muy poco común en este rango de precios -unos 150/200 euros-. Incorpora, además, dependiendo de la tonalidad en que se compre, un degradado de colores según le alcance la luz, elemento muy de moda últimamente. En la base encontramos el puerto USB C para cargar el dispositivo, y el altavoz, que alcanza un buen nivel de volumen, aunque no puede escapar de la distorsión al llegar al mismo. La parte superior alberga el jack para auriculares, un puerto ya casi desaparecido entre la gama alta, y un añadido interesante, que otrora fue muy común, pero ya casi no se implementa, un puerto infrarrojo para utilizar el terminal como si se tratase de un mando a distancia. La pantalla ocupa una gran parte del frontal, y reduce su muesca o notch a la mínima expresión, sólo abarcando la cámara frontal. La única pega que se le podría poner es que el borde superior es más estrecho que el inferior, lo que le confiere un aspecto asimétrico, se trata de algo meramente estético, pero es un elemento que debemos mencionar. La pantalla tiene una resolución Full HD+ con tecnología LCD, que pese a no mostrar los colores vibrantes de las AMOLED se ve muy bien y sobre todo tiene mucho brillo, lo cual permite su visualización incluso en exteriores cuando el sol está incidiendo sobre ella directamente.

Snapdragon 660

En cuanto a su rendimiento, el terminal monta un procesador Snapdragon 660 y se puede comprar con tres o cuatro gigas de memoria RAM. Esta combinación permite que se muestre ágil y fluido en la mayoría de las tareas del día a día. aunque si es importante mencionar que ocasionalmente presenta algunas paradas momentáneas, y que puede atascarse un poco con los juegos más intensos con gráficos 3D, pero en general el rendimiento es aceptable.

Otro de los aspectos más a destacar del Redmi Note 7 es su batería, que cuenta con 4000 mAh, y se carga a través de un puerto USB tipo C

Otro de los aspectos más a destacar del Redmi Note 7 es su batería, que cuenta con 4000 mAh, y se carga a través de un puerto USB tipo C, circunstancia poco habitual en terminales de este rango de precios, que suelen seguir utilizando el puerto microUSB. Con un uso intensivo el terminal aguanta todo el día y puede llegar a la noche hasta con un 15-20 por ciento de la batería restante.

La doble cámara trasera es uno de los bastiones principales para la marca a la hora de publicitar el teléfono, y no nos extraña, puesto que se logran unas instantáneas con muy buena definición y representación de color, algo justa en rango dinámico, pero que al ser tan brillante engaña al ojo y queda más resultona.

En definitiva, por 150 euros para la versión más sencilla de 32 gigas y 3 de RAM, poco más se le puede pedir a este terminal con elegante diseño de cristal y cámara de 48 Mpx.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios