www.zonamovilidad.es
Prueba Motorola One Action: Android One, cámara y ‘Action’

Prueba Motorola One Action: Android One, cámara y ‘Action’

martes 08 de octubre de 2019, 10:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
El Motorola One Action se presenta como un móvil que hace las veces de cámara de acción al más puro estilo GoPro; sin embargo, más allá de este detalle, resulta más interesante como un gama media que cuenta con una cámara de altas prestaciones, buena batería y un formato innovador, por menos de 300 euros

Diseño y aspectos multimedia

En cuanto a cómo está diseñado, este Motorola One Action destaca por su forma estrecha pero alargada, pues se trata de uno de los pocos terminales que, como los de Sony, por ejemplo, han adoptado el formato de 21:9. Por lo que se hace más sencillo sostener el terminal con una sola mano, pero dificulta la tarea de llegar a las esquinas de la pantalla con la misma. Se trata de una solución interesante, aunque ahora que muchos formatos audiovisuales se están adaptando al nuevo estándar de 16:9, al reproducir el video en pantalla completa queda cortado para adaptarse a la pantalla y se pierde algo de información en la parte inferior y superior del archivo reproducido. Realmente, no es un gran dilema, pero sí algo que hay que mencionar.

En el canto derecho encontramos, sin ninguna distinción entre ambas, la botonera de control de volumen y el de apagado/ bloqueo del terminal, una decisión cuestionable que favorece las equivocaciones, y difícil de explicar al quedar el canto izquierdo desnudo -salvo por la bandeja de la tarjeta nano-sim y micro sd, para extensión del almacenamiento-.

En el canto superior el fabricante ha situado un micrófono y el puerto jack de 3,5 mm para conectar los auriculares; un elemento que cada vez es menos común, pero que sigue manteniéndose en los terminales de gama media, como este One Action. El canto inferior, por su parte, contiene el cargador, USB Tipo-C de carga rápida “TurboPower” de 15W y el altavoz, que suena de forma correcta y solo comienza a distorsionar cuando se llegue a los niveles máximos de volumen, que son bastante elevados.

El nombre de Action se debe a que busca competir con cámaras como la GoPro con uno de sus lentes, que graba en gran angular a1080p y aporta un plus de estabilización

Dolby Smart Audio

Cuenta además con tecnología Dolby Smart Audio; la cual, a parte de su modo de mejora de sonido automática, permite modificar ciertos aspectos como la intensidad de los bajos. La trasera contiene el lector de huellas, en el que está impreso el logotipo de Motorola, y el de ‘Android One’, en clara referencia al sistema operativo del terminal. El lector funciona de forma rápida y no presenta fallo alguno.

En cuanto a la triple cámara, va acompañada de un texto que reza: ‘Action’, como el nombre del terminal.

Si nos fijamos en el frontal, encontramos el panel IPS de 6,3 pulgadas. Como casi cada terminal de los últimos dos años, el Motorola One Action intenta llevar la pantalla a la máxima expresión y carece prácticamente de bordes. El principal problema para lograrlo es la ubicación de la cámara delantera. Por ello los fabricantes han ideado diferentes formas para lidiar con ella, una de las más habituales es el notch o ceja, popularizado por el iPhone y copiado por muchos otros terminales, aunque pasó de tener un tamaño considerable a reducirse a la mínima expresión en los notch llamados ‘de gota de agua’. Otra solución interesante fue la de incluir una cámara delantera que fuera retráctil que saliera del marco superior del terminal -como si de un periscopio se tratase-, sólo cuando fuera necesaria; las había tanto manuales como automáticas, quizás el ejemplo más popular actualmente es el One Plus 7 Pro. Otra opción, y por la que ha optado Motorola, es hacer un pequeño corte circular en la pantalla para alojar la cámara, como un pequeño punto fijo, una especie de agujerito. Una de las marcas que ha apostado por él y lo ha popularizado ha sido Samsung y se agradece la intención de innovar en las gamas medias por parte de Motorola.

Cámaras del One Action

El One Action tiene un total de cuatro cámaras: tres traseras y una delantera. Si empezamos por esta última, comentar que los selfies que se obtienen de la misma son de una calidad considerable en condiciones de buena luz, si bien, como suele ser habitual en la mayoría de los móviles, pierden mucho cuando ésta desaparece o en interiores: pese a que tiene HDR. También tiene un modo retrato bastante atractivo, aunque en ocasiones no realiza perfectamente el desenfoque; pues falla a la hora de hacer el recorte. Eso sí, esta cámara delantera puede grabar vídeo en 4k.

Los objetivos de las traseras, suponen un exponencial incremento en el modo retrato, que es más preciso, y en los resultados obtenidos con poca luz; los cuales pese a no ser realmente espectaculares te pueden salvar en muchas ocasiones. El rango dinámico es correcto y cuando hay luz la cámara tiende a sobreexponer un poco la imagen.

El nombre de Action se debe a que busca competir con cámaras como la GoPro con uno de sus lentes, que graba en gran angular a1080p y aporta un plus de estabilización. Para acentuar esta función de cámara de acción el terminal incluye algunos accesorios para colocarlos, por ejemplo, en una bicicleta. Un detalle curioso que aporta mayor funcionalidad a esta última apuesta de Motorola; pequeñas cosas que en un terminal de su gama, suponen un plus ¡Por supuesto, no se comporta como una cámara de acción profesional, ni es lo que pretende el fabricante!

Rendimiento y batería

En el Motorola One Action corre Android One; de ahí el nombre. Se trata de una versión muy ligeramente modificada del sistema operativo de Google. Dichas modificaciones se traducen en una aplicación de cámara propia de Motorola y una aplicación llamada 'Moto' que te permite personalizar unas cuantas funciones y asignar ciertos movimientos a las mismas, como agitar el teléfono para encender la linterna.

Android One, como versión sin apenas modificar suele ser muy fluido; aunque se observa algún tipo esporádico de lag. Especialmente cuando tienes varias aplicaciones abiertas a la vez. Generalmente la experiencia de uso es correcta y el móvil se comporta bien, solo son pequeños momentos los que hemos observado con esta disfunción y que puede derivar del hecho de ser un terminal de prueba, de primera hornada.

La batería, que siempre ha sido uno de los fuertes de la marca, tiene tecnología de carga rápida mediante USB tipo C, con un cargador que se incluye en la caja y dura todo un día con un uso normal. De media se pueden obtener unas cuatro o cinco horas de pantalla, casi un hito para ser un gama media.

Conclusión sobre el Motorola One Action

Pese al enfoque de Motorola en el uso de este móvil como una Action Cam, se trata de un terminal con una buena batería, un diseño correcto y una cámara que es capaz de obtener buenas fotografías, además de un vídeo con una buena estabilización. Todo ello por unos 300 euros aproximadamente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios