¿Está España lista para decir adiós al dinero en efectivo?
Ampliar

¿Está España lista para decir adiós al dinero en efectivo?

miércoles 22 de enero de 2020, 16:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

La sociedad española se encuentra en un proceso de “lenta transición” hacia una sociedad que no utilizará dinero en efectivo dentro de unos años, según E-Consumer.

E-Consumer es un espacio digital cuyo principal objetivo es llamar la atención sobre los temas que afectan de forma directa a los consumidores españoles y europeos, con la intención de que el público comprenda los beneficios de las novedades de la sociedad actual. Esta plataforma trata temas como la innovación tecnológica, la transformación digital, la conectividad y la movilidad; y los formatos de sus publicaciones son las opiniones y entrevistas a expertos.

Cada vez son menos los ciudadanos que realizan sus pagos a través de dinero en metálico

La publicación ha destacado que la sociedad está en constante evolución, y que uno de los principales cambios en la forma de vida de los españoles en los últimos años son los métodos de pago. Cada vez son menos los ciudadanos que realizan sus pagos a través de dinero en metálico, y a su vez emplean nuevas formas de pago digital con aparatos electrónicos, lo que complementa también a los pagos con tarjetas bancarias.

Las ventajas de no utilizar dinero en efectivo

Cada día más personas eligen no pagar con dinero suelto, y de hecho una buena parte de la población española ni siquiera lleva efectivo en la cartera.

La gestión de dinero en un solo dispositivo permite una mayor agilidad a la hora de realizar compras al no tener que esperar por el cambio

Son los jóvenes, los más afectados por la globalización, quienes más están cayendo en esta tendencia. Un ejemplo en Europa lo encuentran en Suecia. Un país en el cual solamente un 1% del PIB está representado por operaciones con dinero entregado en mano, pues prácticamente todos los establecimientos funcionan principalmente con pago virtual. Otros países nórdicos como Noruega, Finlandia o Dinamarca también siguen este modelo.

La principal ventaja para el individuo según este sistema es la comodidad. La gestión de dinero en un solo dispositivo permite una mayor agilidad a la hora de realizar compras al no tener que esperar por el cambio. Los negocios, por su parte, prefieren este sistema debido a que la posesión de poco dinero en metálico resta motivación a un posible atraco, por lo que aumenta su seguridad. Por último, un estado podría encontrar beneficioso este modelo dado que resulta más fácil el control de la economía y la detección de delitos fiscales o de blanqueo.

Las desventajas de no usar dinero en efectivo

Las desventajas del sistema “cashless” están relacionadas con la privacidad y la exclusión social

La idea de no utilizar dinero en metálico supone un problema a la hora de pensar en ataques cibernéticos, ya que estos podrían suponer catástrofes para la economía personal, de una empresa o incluso de regiones enteras.

Por otra parte, las desventajas del sistema “cashless” están relacionadas con la privacidad y la exclusión social. Mediante la idea de tener todo el dinero en un mismo dispositivo, la privacidad ante los bancos es menos, y el poder e influencia de los mismos aumentaría considerablemente. Por último, esta práctica significaría que aquellas personas sin recursos suficientes para costear un teléfono móvil o con una gran inestabilidad económica podrían verse discriminados al no poder utilizar métodos tradicionales más accesibles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios