www.zonamovilidad.es
Web de Goldcar
Web de Goldcar

Goldcar, empresas de alquiler de coches que desprestigian el sector y el comercio electrónico

Por Pilar Bernat
x
pbernattelycom4com /7/7/16
miércoles 22 de octubre de 2014, 13:04h

Escucha la noticia

El gancho son los precios y las ofertas, el truco elevar esos precios a la hora de obtener el servicio cuando los clientes ya se ven en la tesitura de no poder negarse. Hablamos de los alquileres de coche a través de Internet y de compañías que desprestigian el comercio electrónico, aplican trucos al borde de la ley y generan la duda y la inseguridad entre los usuarios. Un claro ejemplo es la empresa alicantina, Goldcar.

Si intentas alquilar un coche a través de Internet en España, puede ocurrir que aparezcan proveedores de prestigio como Avis, Herz, Europcar, Pepecar o Sixt, entre otros, que cumplen con las condiciones claramente estipuladas y respetan los precios pactados. El proceso es fácil: contratas a través de la web, especificas tus necesidades, recoges el vehículo con el deposito lleno o vacío y lo devuelves en las mismas condiciones, aportas los documentos exigidos, firmas los papeles y finalizado el periodo de alquiler, lo devuelves.

La gasolina, el sistema Flex Fuel

Lo malo es cuando las empresas suman detalles, a ojos del internauta imperceptibles y que desatan el problema. Por ejemplo, el deposito de gasolina. En el caso de Goldcar (valga como ejemplo), entregan el deposito lleno, pero lo cobran previamente a un precio indefinido que señala como “una media del precio del combustible entre la gasolinera más cara y la más barata de la provincia de Alicante”. Caso de querer saber cuales son las tarifas de los mencionados surtidores, te remiten a la página oficial del Ministerio de Industria. En el mes de abril de 2014, los coches estaban divididos en categorías y según éstas, el importe del depósito, estaba entre los 77 y los 127 euros, en los grupos más comúnmente alquilados.

Además, la alicantina asegura en su página que devuelven el combustible que lleve el deposito al regreso, pero no especifican que descuentan una tasa fija en concepto de 'coste del servicio' que oscila entre un mínimo del 16 euros (el triple del precio de alquiler/día más barato) y un máximo de 33 euros, según tipo de vehículo. Lo cual, encarece sustancialmente el servicio solicitado y convierte en irreal y engañosa la oferta comercial vía transacción electrónica.

El seguro

Además, al reservar a través de la web directa de Goldcar, aseguran se incluye una cobertura básica (CDW) y que a la hora de la recogida se puede ampliar esa cobertura. “El precio de la ampliación dependerá del destino, el número de días de alquiler y el tipo de vehículo”.

Caso de no querer esa ampliación, retienen en la tarjeta de crédito, que por supuesto debe tener disponibilidad, una franquicia la cual aseguran depende “de tu destino, temporada, el grupo del vehículo y los días de alquiler”. De nuevo una total indeterminación y coste aleatorio.

Caso curioso es que Goldcar trabaja con intermediarios o agencias que, mayoritariamente ofrecen seguros de liberación de franquicias contratados con empresas del prestigio de Allianz u otras semejantes. El entidad alicantina, no respeta el mismo y advierte de que la cobertura de este seguro no es completa, que en caso de cualquier percance ellos retienen el dinero de la franquicia y el cliente debe entenderse con el mencionado agente intermediario. El detalle reside en que el mayor agente de gestión de empresas de alquiler vía web, Cartrawler (Holiday Autos, entre otros) está localizado en Dublín, Irlanda.

Puede ocurrir que el interesado, ya en el mostrador y apremiado por su necesidad, acceda a contratar e seguro a todo riesgo sea cual sea el precio que decidan tienen en ese momento -ya que como hemos señalado no hay forma de saberlo de antemano y resulta francamente abusivo-. Puede solicitar, por tanto, la anulación del seguro de franquicia contratado vía web. A lo cual los agentes de Goldcar se niegan, igualmente y se mantiene la obligación debe pagar, en cualquier caso, los gastos de anulación a la aseguradora.

Por lo general, en todas las empresas de alquiler multinacionales que hemos gestionado, caso de percance, basta una gestión entre el propietario del vehículo y/o la empresa aseguradora, para que esta se haga cargo de la liberación de la franquicia.


Negación y vejación

Fuentes bien informadas, aseguran que caso de negarse el cliente a aceptar las condiciones de 'ultima hora', el personal del mostrador pueden llegar a no entregar el vehículo y que se han denunciado casos de trato vejatorio a los usuarios. Así mismo, hay reclamaciones oficiales a los servicios de consumo y parece ser que el servicio de atención al cliente, hace caso omiso de solicitudes que no son de su interés.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (46)    No(17)

+
88 comentarios