Móviles Blackberryp

BlackBerry Key2
Ampliar
BlackBerry Key2

Prueba BlackBerry Key 2, pasión por el teclado

domingo 03 de febrero de 2019, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

El BlackBerry Key2 es un terminal muy interesante por lo poco habitual que es encontrar un teclado físico en un smartphone en pleno 2018. Además, incluye una experiencia muy cercana a Android y se suma a la moda de la doble cámara. Pero, ¿merece la pena pagar su precio de casi 700?

El Blackberry Key2 tiene un diseño correcto, sobrio pero atractivo. Sus materiales de construcción son dignos de cualquier Flagship, creado en una mezcla de metal, que aporta mucha rigidez y un plástico con textura en la parte trasera para favorecer el agarre.

En la parte delantera encontramos el panel de 4,5 pulgadas y sin duda la característica más destacable de este Key2, su teclado físico. Este está construido, igualmente, en plástico y da la sensación de ser resistente y duradero, con cada tecla pegada individualmente. En la barra espaciadora encontramos además el lector de huellas dactilares, que funciona de forma rápida y eficaz. La cámara delantera completa el conjunto.

A la vista

Por lo que se refiere a la trasera, está construida en un plástico dotado de una textura que favorece mucho su agarre y hace al terminal mucho menos resbaladizo que sus rivales con traseras de cristal. También vemos a simple vista, la cámara trasera, que se suma a la tendencia de ser doble en este modelo, así como el flash Led de doble tono y el logotipo de BlackBerry.

El canto izquierdo está completamente desnudo salvo por la ranura para la tarjeta SIM y la tarjeta microSD, para ampliar el almacenamiento hasta un total de 256 GB. La idea de tener este canto vacío resulta poco comprensible considerando que el derecho está superpoblado de botones; aunque conviene recordar que la BB nació para utilizarse con una sola mano y este esquema recuerda a sus orígenes.

De arriba a abajo encontramos los botones de volumen, el botón de bloqueo/apagado y otro tercer botón que BlackBerry amablemente te deja programar como acceso rápido para la aplicación que elijas. Para diferenciarlos al botón de bloqueo se le ha dotado de una textura diferente.

La parte superior contiene el puerto para auriculares, punto para BlackBerry por no retirarlo como muchas otras marcas en sus Flagships de 2018. En la base encontramos el puerto USB tipo C, que es capaz de carga rápida, además del altavoz, que pese a no ser uno de los puntos fuertes del terminal no suena mal y llega a unos niveles de volumen bastante aceptables.

Android 8.1

Lejos quedó la insistencia de la fábrica canadiense de mantener un sistema operativo que millones de personas adoraban pero que cedió paso ante la pujanza de iOS y Android. De hecho, el terminal viene con Android 8.1 Oreo de fábrica, y en una versión muy cercana a Android puro, lo cual siempre es un punto positivo por la más que probada sencillez y eficacia del sistema operativo de Google.

Las únicas modificaciones sobre el software son funciones que BlackBerry ha incluido en lo relativo a la siempre prestigiosa seguridad de la marca y algunas aplicaciones propias preinstaladas, como BlackBerry Messenger.

Aparte de las mencionadas anteriormente también encontramos funciones para mejorar la productividad, que sirven para hacer justicia a la imagen de la marca de creadora de terminales enfocados precisamente a la productividad y al trabajo, ligada siempre a ejecutivos y empresarios. La más destacable de estas funciones es una pestaña desplegable desde la izquierda de la pantalla que incluye distintos widgets como un calendario con los próximos eventos, el correo, la agenda telefónica, una lista de tareas pendientes... etc. Además de las mencionadas anteriormente se puede personalizar añadiendo los widgets de tu elección.

Debido a la presencia del teclado físico la pantalla puede parecer un poco pequeña para los estándares de hoy en día, en los que la tendencia es ampliarla lo máximo posible quedando los bordes reducidos a la mínima expresión. El panel se queda en las 4,5 pulgadas, y en un formato 3:2 que lo hace un poco incómodo para el consumo de videos, como Youtube, o para la adaptación a la pantalla de algunas aplicaciones, como Instagram, cuyas fotos se cortan en ciertas ocasiones. Es decir, mantiene su marchamo de terminal profesional.

Cámara de doble sensor

La cámara, que en esta KEY2 tiene doble sensor, ambos de 12 Mpx, uno normal y otro telefoto, no es una razón por la que comprar el móvil, pues los resultados son aceptables en las ocasiones en las que contamos con la luz adecuada, y bastante decepcionantes en cuanto la luz es baja. La cámara de selfies de 8 megapíxeles produce resultados irregulares y no es un aspecto muy destacable.

En conclusión, la BlackBerry KEY2 es un terminal interesante, pero lastrado por su precio, el cual roza los 700 euros. Un móvil de esa cuantía, en nuestra opinión, no debería llevar por ejemplo un Snapdragon 660, procesador más propio de dispositivos de gama media.

Su compra es recomendable para aquellos que verdaderamente necesiten un teclado físico o para los fans más acérrimos de la marca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.