OnePlus 8
Ampliar
OnePlus 8 (Foto: Alfonso de Castañeda)

Prueba OnePlus 8, la perfecta combinación de OxygenOS y Snapdragon

viernes 03 de julio de 2020, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

OnePlus vuelve a la carga con su nuevo flagship killer, el OnePlus 8, un terminal mucho más maduro y con mejores características que sus predecesores, pero también a un mayor precio.

El hermano pequeño de esta nueva ronda de lanzamientos, el OnePlus 8 (por encima está el OnePlus 8 Pro) llega con prestaciones de primer nivel, incluyendo un diseño cuidado y conectividad 5G.

Diseño

Como ya es habitual en los OnePlus, el diseño es una de las principales características. Con detalles muy cuidados y un acabado en mate con un tono turquesa muy atractivo con un brillo elegante y que muestra un aspecto de calidad. Sin embargo, este diseño se traduce en un terminal resbaladizo, para lo cual la compañía asiática incluye una funda de silicona transparente en el terminal que evita esta característica conservando el diseño y aportando robustez.

En la parte trasera nos encontramos con el módulo de las cámaras, con un diseño redondeado y centrado en la parte superior del terminal, que llega acompañado justo debajo por el flash LED y el logotipo de la marca. En la parte inferior, los datos del modelo y fabricante.

En la parte frontal tenemos la cámara de selfies en un agujero bastante pequeño y discreto en la esquina superior izquierda del panel, el primer smartphone de la firma con esta característica y que permite ofrecer una pantalla elegante y sin marcas.

La curvatura de los bordes del terminal facilita el agarre y ofrece una experiencia de pantalla curva suave

Con unas dimensiones de 16,02x7,29x0,8cm y un peso de 180 gramos, tenemos un terminal que no es excesivamente pesado, pero sí lo suficiente para dar sensación de robustez y de manejabilidad. La curvatura de los bordes del terminal facilita el agarre y ofrece una experiencia de pantalla curva suave y muy bien trabajada para evitar falsos toques y para los menos fans de las pantallas curvas, la funda es una gran aliada.

En los bordes nos encontramos en el lado derecho el botón de encendido junto a un interruptor para silenciar el terminal (con tres modos: silencio, vibración y sonido). A la izquierda están los botones de volumen. Más allá de eso, no hay más elementos, salvo el altavoz, el USB y la bandeja para la tarjeta SIM en el borde inferior.

Pantalla

Entrando en la pantalla, nos encontramos ante un panel Fluid Amoled de 6,55 pulgadas con una tasa de refresco máxima de 90Hz, con un sistema incorporado que ajusta la tasa de refresco automáticamente a las necesidades de cada momento.

Con una resolución FullHD+ (2400x1080p), el OnePlus 8 nos ofrece una densidad de 402ppp con un panel muy nítido con un brillo suficiente para poder utilizarlo a pleno sol sin problema.

La pantalla está configurada de fábrica para ofrecer unos tonos más intensos con colores ligeramente saturados y un balance más frío que el natural, permitiendo elegir perfiles de colores como sRGB o Display P3, así como la opción de configuración manual.

Además, el OnePlus 8 ofrece la posibilidad de salvar el pequeño agujero de la cámara creando un falso borde bastante grande y reduciendo la pantalla (una opción nada recomendada, pero que puede ser de utilidad para algunas personas).

En general la sensación de la pantalla es bastante completa con un funcionamiento fluido y con unos colores muy logrados.

Cámaras

En esta ocasión, OnePlus vuelve a apostar por un sistema de triple cámara, aunque sustituyendo el teleobjetivo por una lente macro. De este modo, nos encontramos con un sensor Sony IMX586 para la lente principal de 48MP con apertura f/1.75 con estabilizador óptico y electrónico. En segundo lugar, está el gran angular, una lente de 16MP con apertura f/2.2 y una apertura de 116º. El trio lo completa, como decíamos, la lente macro con una resolución de 2MP y una apertura f/2.4. El sistema de cámaras permite grabar hasta a 4K a 30/60 fps.

En la parte delante, tenemos una lente única de 16MP con estabilización electrónica y enfoque fijo con apertura f/2.45.

A nivel de software, OnePlus mantiene su interfaz de cámara con los accesos directos habituales en la parte superior (temporizador, flash, resolución, pudiendo activar el modo de 48MP, supermacro y filtros artísticos). Y en la parte inferior el control del zoom con tres accesos (angular, normal y zoom 2x digital) y el acceso directo a Google Lens. Debajo de esta opción están los distintos modos de disparo organizados en un carrusel (lapso de tiempo, panorama, cámara lenta, vídeo, foto, retrato, paisaje nocturno y pro), una opción a la que podemos acceder también deslizando hacia arriba.

El resultado que nos ofrece la cámara OnePlus 8 es correcto, sin embargo, la elección de la lente macro por encima del teleobjetivo no parece estar clara

En términos generales, el resultado que nos ofrece la cámara OnePlus 8 es correcto, sin embargo, la elección de la lente macro por encima del teleobjetivo no parece estar clara ya que la utilidad de la primera es bastante más reducida que la del segundo, pero como en todo, para gustos los colores.

Sí hay que reconocer la utilidad que nos ofrece la opción de disparar a 48MP, ya que a falta de teleobjetivo nos permite hacer algo de zoom sin perder calidad.

Rendimiento

En su interior, el OnePlus 8 incorpora el potente Snapdragon 865, acompañado de una memoria RAM de 12GB y un almacenamiento interno de UFS 3.0 de 256GB, lo que es una evidencia de la fluidez que nos aporta el sistema.

El cada vez más sólido y potente OxygenOS nos ofrece un rendimiento de altísimo nivel

El cada vez más sólido y potente OxygenOS nos ofrece un rendimiento de altísimo nivel, sin lag ni cierres y permitiendo un buen funcionamiento en apps pesadas como pueden ser los videojuegos. La calidad de la marca Qualcomm se deja notar aquí y al combinarlo con el OxygenOS, el resultado es sensacional.

La madurez de la capa de personalización de OnePlus llega en esta ocasión basada en Android 10 con una interfaz limpia y cuidada con algunas funciones propias. OxygenOS apenas incorpora apps adicionales, como es el caso de ‘Community’ o ‘Cambio a OnePlus’, conservando un aspecto similar al Android One con iconos redondos y la galería de apps con el gesto de deslizar hacia arriba

Para los gamers, OxygenOS incorpora el Espacio de juegos, una funcionalidad que activa una serie de optimizaciones y muestra las notificaciones de una forma más discreta y elegante (sólo texto) para mejorar la experiencia de juego.

Otra prueba de su rendimiento la encontramos en el sensor de huellas dactilares, ubicado en la pantalla en la zona inferior que reconoce fácilmente la huella, aunque tarda un poco en leerlo. Por ello es más recomendable optar por el desbloqueo fácil, que es más rápido.

A todo esto hay que sumarle la conectividad 5G NSA que ofrece gracias al modem Snapdragon X55 5G, también de Qualcomm. Una característica que cada vez empieza a ser menos noticia, pero que sigue siendo relevante destacar porque es una de las cuestiones que provoca el aumento del precio en estos terminales, pese a que todavía son pocos los operadores que ofrecen 5G. En España, por ejemplo, sólo está en manos de Vodafone.

Con su apuesta por lo multimedia, OnePlus opta por un altavoz único en la zona inferior y un segundo altavoz-auricular en la zona superior. El resultado es un sonido muy potente, demasiado al ponerlo al máximo ya que se pierden matices.

Batería

Cada vez es más importante para los usuarios y las marcas ofrecer autonomías grandes con una sola carga. En este caso, el OnePlus 8 nos ofrece una batería de 4.300mAh con carga rápida Warp Charge 3T.

Un día de uso completo con hasta 7 horas de pantalla la tasa de refresco máxima de 90Hz

Esto se traduce en poder tener, fácilmente, un día de uso completo con hasta 7 horas de pantalla y más de un día de uso con la tasa de refresco máxima de 90Hz. Al optar por la tasa de refresco en 60Hz el cambio no es muy radical ya que apenas ganamos algo más de media hora de pantalla.

La capacidad de la carga rápida Warp Charge 30T, nos permite cargar el 50% del terminal en apenas 20 minutos, en relación con las cifras aportadas por la marca. Además, la batería se carga al completo en algo más de 1 hora.

Conclusión

En conclusión, el OnePlus 8 es un terminal muy potente, con un trabajado rendimiento que combina a la perfección el trabajo de Qualcomm con el Snapdragon 865 y la capa de OxygenOS basada en Android 10. El resultado es sensacional y fácilmente coloca al OnePlus 8 entre lo mejorcito de su gama. A esto hay que sumarle el gran resultado que nos ofrece la pantalla pese a ser FullHD y el cuidado diseño, que pese a ser algo resbaladizo, es muy atractivo.

Como contrapunto, este OnePlus carece de teleobjetivo, una decisión que no terminamos de comprender y que supone una decisión no acertada ya que la lente macro se utiliza, generalmente, en menor medida.

Lo Mejor: Rendimiento y Oxygen OS

Lo Peor: Cámara sin teleobjetivo

Nota: 8,75/10

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios