Móviles Samsung

Samsung Galaxy S10+
Ampliar
Samsung Galaxy S10+

Prueba Samsung Galaxy S10+: con todos los sentidos

sábado 15 de junio de 2019, 12:00h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Este 2019 se presenta como un año donde la competencia en terminales de gama alta va a ser muy fuerte, ya que no sólo entran en juego nuevos agentes que, hasta ahora no tenían mucha fuerza en España, sino que marcas que ya se comercializaban somo Sony o LG han realizado un gran esfuerzo en sus topes de gama; pero, indudablemente, Samsung ha puesto de nuevo el listín muy alto y el salto cualitativo del nuevo e inteligente Galaxy S10+ es considerable.

Si bien lo normal cuando uno se enfrenta a un móvil nuevo es fijarse en su estética, que desde ya podemos anunciar que es impecable, no hemos podido dejar de detenernos en algunas especificaciones técnicas que consideramos pueden pasar desapercibidas y, tal vez, justifican el precio de 1.000 que, en la versión de 128 GB de memoria interna (8 GB de RAM) tiene el terminal: para empezar, una espectacular pantalla, por defecto, full HD, que puede configurarse en QHD (4K) y que por su formato, sin marcos, Infinity-O, llama la atención y resulta claramente diferencial nada más encenderla.

A la hora de explicarlo hay que utilizar, de una parte, un lenguaje técnico con el que señalar que se trata de un panel de diodos de luz de matriz activa dinámica, con HDR10+ de 6,4 pulgadas de diagonal, con una ratio del 88,9% sobre el cuerpo total del teléfono, una profundidad de píxeles de 522 ppp. y resolución es de 1440x3040 px. Traducido, esto, en términos de consumo, hay que hablar de un smartphone de tamaño grande con 6’4” de diagonal en un cuerpo de 6,20 x 2.92 x 0,31 mm, recubierto por cristal robusto de la marca Corning, con un nivel de resistencia 6 en el frontal y 5 en la trasera. La impronta de las huellas es tolerable, la visión cabría decir que perfecta, así́ como el brillo, la intensidad de los colores o la visibilidad en altas condiciones de luz. La textura de las imágenes las hace parecer tangibles; interpreta perfectamente el toque hasta de diez dedos y su respuesta es inmediata.

Bajo el cristal, un lector ultrasónico de huella digital con tecnología de Qualcomm, que desbloquea el teléfono al posar el dedo, y en el ángulo superior, encontramos las dos cámaras frontales recortadas por un ovalo que es el único detalle que rompe la pantalla (como curiosidad, señalar que un leve efecto lumínico recorre el borde de esta área de objetivos para que sepamos dónde está).

Un móvil veloz Cat 20

Como segunda característica que lo eleva de nivel, su velocidad de descarga. No mucha gente sabe que Samsung hace años que opta por la diversificación de proveedores en sus gamas altas y que monta diferentes sistemas de chips (SoC) para Europa, que para EE.UU., China y Latinoamérica. En el caso de Europa, hablamos de un Exynos 9820 de ocho núcleos de 8nm con microarquitecturas (conjunto de instrucciones) Cortex-A75 y A55 y procesador gráfico Mali G76 MP12. Para el resto del mundo, integra el Qualcomm Snapdragon 855. En ambos casos, el procesador lleva sistemas cognitivos integrados (algoritmos de inteligencia artificial), bien en la propia plataforma, como es el caso de Qualcomm (4a generación) o con una NPU dedicada, en el caso de Exynos.

La placa, en su conjunto, mejora con respecto a la anterior -según cifras de la compañía-, un 20% en el rendimiento de un solo núcleo, 15% en multicore, 40% en eficiencia energética y un 40% el procesador gráfico, ya que lleva 12 canales de renderizado. Este último aspecto es fácil de comprobar con cualquier prueba o test comparativo de alto rendimiento al que se quiera someter, del que siempre sale vencedor (con cualquiera de sus dos composiciones). Bien es verdad que la temperatura cuando el nivel de estrés es alto, se eleva considerablemente.

Pero lo más llamativo de este producto es el MODEM, un modelo 4G+ LTE Advance Pro (Cat 20), con capacidad para agregar o utilizar hasta ocho portadoras, y que pone a nuestra disposición 2.000 Mbps en descarga y 316 Mpbs en subida. ¡Sí, 2 Gbps en descarga!

Si a esto sumamos el nivel del equipo de audio, con sistema Dolby Atmos y altavoces de la marca AKG (parte de Harman desde 1994, que compro Samsung en 2017), nos encontramos con un móvil claramente diferencial a la hora de disfrutar, entre otras cosas, de videos musicales (descarga + pantalla + sonido) o de juegos en streaming.

Carga revolucionaria

Tercer punto, la carga. El Galaxy S10+ lleva una batería de 4.100 mAh, con un software de gestión inteligente que cierra los recursos (aplicaciones y servicios) que no utilizamos para optimizar su rendimiento. Por ejemplo, si a la hora de dormir no hemos enchufado el móvil, se autoconfigura para ahorrar el máximo de batería. Es más, cuando se activa el modo noche (horario que configuramos previamente), la pantalla se pone en blanco y negro para invitarnos a dormir.

Así mismo, el Galaxy S10+ se puede cargar, bien mediante el cable microUSB tipo C o de forma inalámbrica (sistema Qi); pero, lo más llamativo es su novedosa capacidad de ceder batería a otros dispositivos sólo apoyándolos sobre la trasera. De esta forma, se pueden cargar relojes, pulseras, móviles, auriculares, etc. Que compartan la misma tecnología Qi. Desde luego los relojes del propio fabricante se cargan a la perfección; el sistema se denomina por su nombre en inglés: Power share.

Igualmente, cabe señalar que su sistema de carga rápida de 15w recarga la batería completamente en una hora y media, aproximadamente. En este aspecto sólo Huawei se le equipara. Otros como los iPhone quedan claramente rezagados.

Video en 8K

Cuatro: la cámara con grabación 8K. Donde el S10+ tiene la verdadera competencia es en el equipo de fotografía, campo en el que se ha establecido la batalla entre los mejores y en el que el nuevo Galaxy, el del décimo aniversario de la gama, ofrece tres objetivos traseros, uno de ellos, un gran angular con apertura f2/2, foco fijo y sensor es de 16 Mpx que nos permite tomar imágenes de gran amplitud. Además, dos objetivos con sensores de 12 Mps, uno de ellos tele. f/2.4 con zoom óptico 2x autofocus y estabilizador OIS. El último con apertura f/1.5-2.4 con enfoque por detección de fase. Para todos, el flash es de LED dual y tiene HDR automático para imágenes en condiciones de baja luminosidad.

A la hora de disparar, en la pantalla tenemos suficiente apoyo como para sacar tomas magnificas. Entre las posibilidades que se nos presentan, por defecto: formato para Instagram, comida, panorámica, toma profesional (ajustes manuales), enfoque dinámico con diferentes efectos y diferente intensidad para los mismos. Si queremos grabar video, ofrece cámara superlenta, lenta y, como no, normal con resoluciones hasta 8K y varios formatos.

La cámara frontal es dual (10+8 Mpx) e incorpora un sensor de profundidad. En nuestra opinión, una de las mejores que se han visto en el mercado por el nivel de detalle que consigue capturar. Además, tiene igualmente modo Instagram, enfoque dinámico, toma para foto personal o en grupo y vídeo.

Entre los detalles, hay que indicar que la cámara se utiliza para el desbloqueo facial y que funciona casi a la perfección, aunque en ocasiones puede presentar un fallo de seguridad, ya que no siempre diferencia un ser humano real de su imagen en una fotografía. Por otra parte, sirve para realizar videoconferencias y para crear nuestros emojis personalizados, aplicación que, aunque ha mejorado con respecto a la primera versión, aún le falta recorrido.

No podemos cerrar la prueba sin comentar otras tecnologías, que aporta este terminal que ya hemos señalado tiene un precio en torno a los 1.000 euros y puede superar los 1.500 con un Terabyte de almacenamiento de datos (8 GB de RAM), como por ejemplo WiFi6, la última tecnología de comunicación inalámbrica de medio alcance que ahora alcanza los 600 Mbps como tasa de transferencia, rebaja la latencia y, sobre todo, facilita la multiconexión y la respuesta en alta densidad de productos conectados a un mismo punto.

Por supuesto, NFC para realizar pagos y otras funciones, Bluetooth de bajo consumo (v5) para redes personales de bajo, tiene radio FM, salida de audio para Jack de 3,5 mm y asistente personal de última generación bajo el sistema Bixby, entre cuyas funciones destacan aquellas de reconocimiento asociadas a la cámara. En el capítulo de salud y toma de constantes, Samsung lleva ventaja ya hace años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.