Móviles Motorola

Prueba Motorola Moto G 5G Plus, altamente competitivo

Prueba Motorola Moto G 5G Plus, altamente competitivo

miércoles 21 de octubre de 2020, 13:06h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
¡Hello Moto! El nuevo móvil Moto G 5G Plus de la multinacional tecnológica Lenovo, no ha olvidado sus buenas costumbres y saluda cada vez que tiene ocasión. En este caso, en cuanto su cabecera psicodélica cobra forma y da paso a la configuración

Lo primero que nos pide el móvil es que insertemos la SIM en la cuna lateral izquierda que comparte con la tarjeta externa de memoria Micro SDXC y a continuación la conexión a la red WiFi. Una vez realizadas las conexiones pertinentes y como buen terminal con Android 10 y Google Mobile Services integrado, iniciamos la configuración. Un detalle interesante en este proceso es que nos permite elegir entre varios navegadores; es decir, no nos impone Chrome por defecto.

Otro punto que llama la atención y que para muchos puede resultar obsoleto (para otros algo cómodo), es la posición del lector de huella digital en el lateral derecho, debajo de los pulsadores del volumen. Y consideramos que para muchos puede resultar obsoleto porque los teléfonos de gama alta de las marcas más punteras integran el lector de ultrasonido que se sitúa en el mismo display; pero la función, a fin de cuentas, es la misma: garantizar la seguridad del móvil mediante la identificación de la huella digital.

En el marco del teléfono se sitúa también la tecla de activación del asistente de Google, la salida de audio para Jack de 3,5 mm, los altavoces estéreo y el puerto micro USB tipo C.

Antes de poder utilizar el móvil, la compañía nos ofrece un tutorial, que podemos saltar, página a página o zambullirnos en él para conocer mejor nuestro teléfono. Este tipo de cosas Motorola las ha hecho desde hace años y, en nuestra opinión, resulta útil.

Android 10 y 5G

Ya en marcha, nos encontramos con un teléfono con sistema operativo Android 10, muy ágil, con un buen procesador y una conectividad excelente; ya que integra un módem X52, que alcanza los 3,7 Gbps en descarga, allá donde los operadores han dispuesto cobertura 5G. No obstante, el módem 5G es multimodo para redes 2G, 3G, 4G y 5G de segunda generación.

Dentro del Snapdragon 765 se incluye un procesador con ocho núcleos de 7nm, un nuevo concentrador de sensores, y sistema de doble frecuencia (L1+L5) de nueva generación para mejorar el geoposicionamiento satelital. Como procesador gráfico (GPU) ofrece un Adreno 620 preparado para juegos de alto rendimiento, lo cual hemos comprobado con distintos programas. Además, el Snapdragon 765 aporta inteligencia artificial de 5ª Gen y un procesador de señal de imagen de visión computarizada que multiplica por cuatro el tiempo de duración de la batería de sus antecesores.

Para completar el marco de la conectividad, señalar que tiene WiFi 6, Bluetooth 5.1 y NFC, además de cobertura satelital universal. En definitiva, poco o nada que envidiar a cualquier teléfono premium en términos de conectividad y cobertura.

La captura de vídeo admite una resolución máxima 4K, la cámara incluye HDR (alto rango dinámico) que debemos activar en caso de tomas con diferentes estados de iluminación para no perder detalles

La pantalla

Una pantalla de 6,7 pulgadas, con una relación entre el cuerpo y la pantalla de 84,3% y tecnología LTPS IPS LCD con un tiempo de refresco de 90HZ y HDR10, es una buena pantalla. Su resolución es de 1080x2520 px y a lo largo del tiempo que hemos tenido el terminal en unos, su comportamiento tanto en interiores como en exteriores ha sido correcto, con un sensor de luminosidad que se adapta correctamente y ángulos de visión suficientes. Tal vez los ajustes de color, si lo miramos con minuciosidad o comparándolo con otros terminales de gamas altas, no es del todo exacto, pero en el día a día, este detalle resulta inapreciable.

Luminosidad correcta y adecuada para casi cualquier entorno lumínico, nos llama la atención que el fabricante no detalla el tipo de cristal que monta como protección y el nivel de resistencia de éste.

La cámara

La cámara sale bien parada en las pruebas sin llegar a la exquisitez en términos de imagen de los móviles premium como los Huawei; pero para cualquier usuario medio es un buen equipo. La cámara principal integra un sensor de 48 Mpx, Quad-Bayer que puede leer los datos de cuatro píxeles combinados en uno (pixel binned) y, en consecuencia, mejora considerablemente las tomas de super alta resolución de día, así como tomas nocturnas más brillantes. El objetivo es de 26 mm y lleva sistema de enfoque por detección de fase (PDAF).

Además, el Motorola lleva un gran angular de 8 Mpx, f 2/2; un macro de 5 Mpx autofocus y un objetivo de profundidad de 2 Mpx f/ 2.2.

Como no puede ser de otra forma, el software de edición, los modos y los filtros hacen las delicias de los aficionados a la fotografía. Por su parte, la cámara frontal dispone un objetivo de 16 MP, f/2.0 de 1,0 m y un ultra gran angular de 8 MP, f/2.2.

La captura de vídeo admite una resolución máxima 4K, la cámara incluye HDR (alto rango dinámico) que debemos activar en caso de tomas con diferentes estados de iluminación para no perder detalles.

Batería y conectividad

Dos puntos fuertes del teléfono son la batería (polímero de litio de 5.000 mAh con carga rápida) y la conectividad; ya que es un teléfono 5G (aún no disponible en todas partes), con WiFi 5 (podría ser mejor puesto que el chip permite WiFi 6) de doble banda, Bluetooth 5.1 de bajo consumo, GPS universal, NFC para transacciones de datos por aproximación, radio FM, y cable micro USB tipo C 2.0.

En definitiva, es un teléfono potente que ofrece muchas prestaciones por algo más de 300 euros, lo que lo sitúa en un nivel muy alto de competitividad y puede hacer sombra a la gama A de Samsung o a muchos Xiaomi.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios