www.zonamovilidad.es
martes 14 de agosto de 2018, 11:05h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Kaspersky Lab, compañía especializada en ciberseguridad, ha publicado una lista con siete comportamientos habituales que los usuarios deberían evitar con tal de hacer que su presencia en Internet sea más segura.

La compañía plantea estas siete claves partiendo de la enorme evolución que ha sufrido Internet, tanto en términos de accesibilidad de los usuarios como de seguridad.

"Vale la pena estar alerta y tener cuidado (y ser desconfiado) con nuestra vida digital".

Así, subraya que ha pasado de ser un tema relativamente complejo de utilizar y donde la seguridad no era un problema entre los pioneros; a convertirse en un fenómeno prácticamente sin obstáculos donde cualquiera puede conectarse, lo que a su vez ha generado un ecosistema en el que coexisten mayores peligros y cibercriminales.

Claves que recomienda Kaspersky Lab

"Vale la pena estar alerta y tener cuidado (y ser desconfiado) con nuestra vida digital", subraya Kaspersky Lab. "Los servicios online de los proveedores de wifi, los bancos y las redes sociales se esfuerzan por hacer que los usuarios nos sintamos cómodos y relajados, pero para los ciberdelincuentes, nosotros somos simplemente un recurso que explotar, y toda medida de protección que tomemos es clave".

Por ello, la empresa de ciberseguridad plantea los siguientes siete comportamientos que los usuarios deberían dejar de hacer para garantizar su seguridad en la red:

1. No confiar en las redes wifi abiertas

Los ciberdelincuentes pueden crear puntos wifi y darles un nombre de confianza, como "Café clientes" u "Hotel huésped 3". Además, aunque se haya comprobado que la red abierta resulta ser lo que parece, "esto no significa que sea segura", afirma la compañía.

Por este motivo, Kaspersky Lab recomienda al usuario que si utiliza esa red, debe hacerlo de la manera más segura posible, es decir, evitando visitar webs que soliciten datos de acceso o, sobre todo, cualquier transacción financiera. Es más, si es posible, habla de usar mejor una VPN.

2. No elegir contraseñas fáciles de recordar

Nombres de mascotas, cumpleaños, apellidos y otras contraseñas similares hacen que el acceso sea muy fácil para los cibercriminales, asegura la compañía. En su lugar, el primer paso es empezar con cosas que otras personas no adivinen tan fácilmente y utilice un verificador de contraseñas como herramienta para crear mejores.

Asimismo, confirman que para que una contraseña sea fiable, no tiene por qué ser una del tipo ML)k[V/u,p%mA+5m. Según Kaspersky, hay trucos para crear contraseñas seguras que sean fáciles de memorizar.

3. No reutilizar contraseñas

La contraseña elegida puede ser segura, fácil de recordar y difícil de hackear, pero la empresa recuerda que es necesario tener más.

Si un nombre y una contraseña de inicio de sesión abre el correo electrónico, cuenta bancaria, Amazon, Facebook… entre otros servicios y esta es hackeada, puede suponer un grave problema de seguridad.

4. No hacer clic en los enlaces de los correos electrónicos

Hacer clic en un enlace de un correo spam o de phishing puede llevar al usuario a una página que automáticamente descargue malware en nuestro ordenador o a una web que imite a una página legítima pero que robe nuestras contraseñas. "Como poco, hacer clic confirmará a los estafadores que una persona ha abierto el mensaje (lo que les permite saber que han encontrado un posible objetivo para futuros ataques)", destaca la empresa.

Tampoco recomienda seguirles el juego a los cibercriminales al hacer clic en los enlaces de Facebook que acumulan "me gustas".

5. No dar nuestras credenciales de inicio de sesión

"La única forma de que nadie malintencionado tenga información personal, es guardarla solo para nosotros", menciona Kaspersky.

6. No contar en Internet que nos vamos de vacaciones

En este sentido, pide a los usuarios que compartan "esa información solo con amigos de confianza y evitando redes donde se indica nuestra ciudad de residencia".

7. No aceptar los ajustes por defecto de las redes sociales

Si bien la compañía confirma que, en general, las redes sociales dan un control adecuado sobre la información que comparten los usuarios, añade que es necesario investigar para encontrar los ajustes de privacidad ya que, además, estos pueden cambiar con frecuencia.

Antes de crear una cuenta nueva, Kaspersky aconseja dedicar cinco minutos para revisar los ajustes de privacidad y de seguridad; y, en el caso de las cuentas existentes, dedicar algunos minutos al mes para confirmar que se comparte información solo con las personas de elección.

Asimismo, antes de compartir nada con los amigos en Facebook, seguidores de Twitter, conexiones de LinkedIn o en cualquier otro lugar, pide conceder un momento para asegurarse de que no se envía la información a extraños.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios