Irlanda

La Comisión Europea no ha podido probar que Irlanda diese ventajas fiscales selectivas a Apple, según el Tribunal Europeo de Justicia.

Facebook se ha visto obligado a posponer el lanzamiento de su nueva aplicación de citas ‘Facebook Dating’ planeada para este viernes 14 de febrero de 2020 coincidiendo con San Valentín, tras sufrir problemas relacionados con la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (CPDI), país en el que actualmente se encuentra su sede en Europa y que ha bloqueado la salida de la aplicación por no proporcionar la documentación requerida.

Leo Varadkar, el primer ministro irlandés, ha puesto un plazo de 'dos semanas' para que la tecnológica pague los 13.000 millones euros de impagos que le reclamó la Unión Europea.

El político irlandés Enda Kenny ha presentado ante el Tribunal General de la UE un escrito que defiende la tributación pagada por Apple al país y considera injusta la multa de 13.000 millones de euros que exige la CE a la empresa americana.

“Antes todo el mundo se alarmaba cuando la NSA americana espiaba a los usuarios europeos, ahora Facebook hace lo mismo y no hay tanto escándalo”, afirman desde la Comisión de Privacidad belga. Es tal el enfado con la red social que la quieren llevar a juicio.
  • 1

Tras retrasos continuados durante tres meses desde que lo anunciara, Apple ha informado de que ya no construirá en Irlanda el data center previsto con una inversión de 1.000 millones de dólares (850 millones de euros).

El gobierno americano esta estudiando intervenir en el recurso de Apple contra la multa de 13.000 millones que le han impuesto por ayudas ilegales en Irlanda.

La sanción de 13.000 millones de euros de la Comisión Europea a Apple por supuestas ventajas tributarias en Irlanda respecto a competidores no ha gustado en absoluto en EEUU y en Irlanda. Por eso, la compañía tecnológica ha pedido al gobierno irlandés que se queje e intente revocar la sanción.

Microsoft y el gobierno de EEUU están en lucha por un asunto de privacidad y concesión de emails privados. Una reclamación desde Nueva York exige a al compañía a que entrega información privada de un usuario por estar envuelto en un caso de narcotráfico. El problema está en que los datos solicitados se encuentran en los servidores de Microsoft de Irlanda, donde el gobierno americano no tiene jurisprudencia.