www.zonamovilidad.es
Febrero 2013    7 de octubre de 2022

Ivanti

Ivanti, acaba de presentar los resultados de su investigación sobre la Experiencia Digital del Empleado (DEX). Para la elaboración de este informe la compañía ha encuestado a 10.000 empleados de oficina, profesionales de TI y alta dirección, con el objetivo de evaluar la importancia y el grado de adopción de la experiencia digital en las organizaciones, y posteriormente, averiguar cómo influye en el día a día de los trabajadores. Un dato bastante interesante de este estudio es que para el 49% de los empleados un aspecto bastante frustrante a la hora de realizar su trabajo es la tecnología y las herramientas que proporciona su organización, y el 64% piensa que la forma en que interactúan con la tecnología influye en su motivación.

El número de vulnerabilidades vinculadas al ransomware aumenta un 7,6%

Ivanti ha presentado los resultados de su Ransomware Index Report del primer trimestre de 2022, realizado en colaboración con Cyber Security Works, una autoridad de numeración certificada (CNA), y Cyware. Este informe ha identificado un incremento del 7,6% en el número de vulnerabilidades vinculadas al ransomware durante el primer trimestre de 2022 y un alarmante aumento de la vulnerabilidad, con el grupo de ransomware Conti explotando la mayoría de ellas.

Ivanti, empresa especializada en ciberseguridad y automatización, acaba de anunciar el lanzamiento de tres nuevas soluciones integradas con las que amplía su plataforma Neurons con el objetivo de ayudar a las empresas a reforzar su nivel de ciberseguridad, y proporcionar experiencias digitales seguras. Las nuevas soluciones de la compañía son: Ivanti Neurons Patch for MEM (Microsoft Endpoint Manager), Ivanti Neurons for Risk-Based Vulnerability Management, y la capacidad Digital Experience Score, integrada en Ivanti Neurons Workspace.

La pandemia ha actuado como detonante de un profundo cambio en cuanto al lugar y la forma de trabajar, y no parece muy probable que volvamos a la ‘antigua’ normalidad. Por otra parte, la aceptación masiva del trabajo remoto y el impulso que han supuesto las nuevas generaciones, con expectativas laborales diferentes, han contribuido a que resulte muy improbable volver a trabajar en la oficina a tiempo completo.

Es bien sabido que la pandemia provocó que los empleados abandonaran de forma masiva la oficina para trabajar desde casa, algo que obligó a los equipos informáticos a ‘ponerse las pilas’ a toda velocidad, con el fin de ayudarles a organizar la conexión desde sus hogares y facilitar el trabajo remoto. Fue un proceso desordenado y con frecuencia caótico, a pesar de la buena voluntad de los informáticos.

La pandemia ha provocado numerosos cambios en la sociedad, entre ellos, la decidida adopción del teletrabajo, como concluye el estudio 2022 Everywhere Workplace Report elaborado por Ivanti, en el que se pone de manifiesto la importancia del teletrabajo como un aspecto fundamental para decidir la empresa en la que desean trabajar.

El mundo de la cultura y el arte ha sido uno de los más afectados por las consecuencias de la pandemia, y el Museo Van Gogh no ha sido una excepción. Esta emblemática pinacoteca experimentó un considerable descenso de visitantes y de venta de entradas, un factor que representaba el 89% de sus ingresos.

La pandemia de la COVID-19 ha permitido al mundo descubrir las ventajas (e inconvenientes) del teletrabajo y parece que la tendencia ha calado entre los empleados de las empresas. Muestra de ello es que tan solo un 13% quisiera volver a la oficina a tiempo completo, optando claramente por opciones híbridas de trabajo a distancia y presencial.

La brecha de género en el sector tecnológico se está reduciendo, pero no tan rápidamente como debería. Las mujeres tienen aún en este sector un largo camino por recorrer para lograr una representación igualitaria, especialmente en los puestos de liderazgo. Algunas de las principales empresas de Estados Unidos, cuentan con tan solo una mujer por cada cuatro puestos de trabajo vinculados con la tecnología.

Un amplio informe elaborado por Ivanti advierte de la importancia de cuidar a los profesionales de TI y dotarles de más flexibilidad y es que siete de cada diez encuestados asegura que, si tuviera que elegir, preferiría la opción del teletrabajo frente a conseguir un ascenso.

Los ataques de ransomware no paran de crecer; cada día, nos sorprenden titulares amenazantes sobre el mismo tema: ‘los ataques de ransomware vuelven a aumentar; los ataques de ransomware aumentan con respecto al último trimestre; los ataques de ransomware aumentan con respecto al año anterior’.

Nos encontramos en un momento especialmente complejo para liderar una empresa, sobre todo cuando se trata de una compañía tecnológica global de ciberseguridad. Los retos son reales, y abarcan, entre otros: escasez de personal, especialmente en lo que respecta a los profesionales de ciberseguridad; un cambio radical hacia el modelo de trabajo remoto, con un número cada vez más elevado de profesionales que trabajan conectados desde cualquier lugar, lejos del exterior del firewall; un alarmante aumento de la actividad cibercriminal.

Según un reciente estudio de McKinsey, la COVID-19 tuvo un mayor efecto en las mujeres, dado que los puestos de trabajo que ocuparon durante la pandemia fueron 1,8 veces más vulnerables que los de los hombres. Por su parte, las grandes multinacionales del sector tecnológico – una industria cuya recuperación fue considerablemente más rápida que la media - experimentó un crecimiento del 2%. A pesar de que el sector tecnológico va a la zaga en cuanto a diversidad de género, es importante reconocer lo bien que lo hacen las mujeres que trabajan en ese sector. Es difícil ser mujer en los negocios, pero lo es aún más serlo en la industria de la tecnología.

La gestión de amenazas y vulnerabilidades nunca ha sido tan difícil. Hoy en día, con la descentralización generalizada del puesto de trabajo, el acceso a la información y a los recursos corporativos realizado desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar, hace que ya no sea suficiente limitarse a escanear y parchear las múltiples vulnerabilidades que continuamente van surgiendo en este entorno. Resulta imposible seguir ese ritmo tan frenético.

En la gestión de servicios, es necesario contar con pautas de actuación adicionales. Por encima de la gestión de incidentes, el objetivo es prevenir las vulnerabilidades basadas en los riesgos.