Las telecomunicaciones de Venezuela en riesgo por problemas con un satélite
Ampliar

Las telecomunicaciones de Venezuela en riesgo por problemas con un satélite

viernes 27 de marzo de 2020, 17:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

El régimen venezolano ha anunciado que el primer satélite VeneSat-1 lanzado a finales de 2008 ha dejado de prestar servicios por un fallo, poniendo en riesgo las telecomunicaciones de varios millones de venezolanos.

El satélite, nombrado Simón Bolívar como reconocimiento local al militar y político, tenía el propósito de permitir la cobertura en telecomunicaciones en regiones aisladas (especialmente los estados de Delta Amacuro, Amazonas y el sur de Bolívar) se esperaba que se mantuviera en activo hasta 2024, sin embargo, tras doce años en el espacio se ha quedado atascado durante 10 días en una órbita elíptica sobre el arco geoestacionario que hace imposible que preste servicios.

Según un informa The Times el fallo se debe a uno de sus mecanismos solares que provocó que se desviara de su posición el pasado 13 de marzo y los controladores no consiguieron ponerlo de nuevo en órbita antes de perder el control.

La agencia espacial venezolana ABAE no informó de los fallos al respecto hasta el 23 de marzo, pero es ahora cuando se conoce la envergadura de los problemas.

Las autoridades ya están trabajando en “la activación de los servicios prioritarios”

El problema es que este satélite, que costó 241 millones de dólares y que requirió una inversión adicional de 165 millones para la construcción de dos estaciones de control, no tiene un sustituto en el aire aún, lo cual supone un riesgo para la continuidad en las comunicaciones en Venezuela, aunque el Ministerio de Ciencia y Tecnología local ha informado en un escueto comunicado que las autoridades ya están trabajando en “la activación de los servicios prioritarios”, pero no han especificado en qué consisten estos servicios.

En enero, Venezuela y China planeaban desarrollar un satélite de reemplazo, VeneSat-2 para continuar con el servicio una vez se retirara el VeneSat-1, pero todavía no está en órbita y según fuentes locales se podría retrasar hasta tres años, lo que supone que Venezuela se enfrenta entre 2 y 3 años de brecha de cobertura si no se consigue recuperar el VeneSat-1 o se reposicionan y se aprovechan las capacidades de otros satélites de la región.

“Si el satélite se desvía otros 40 grados, estará fuera de la línea de visión de Venezuela, lo que complicaría cualquier esfuerzo para restaurar el control de la nave espacial, a menos que Venezuela utilice estaciones terrestres de otros países”, ha explicado Bob Hall, director técnico de la sala situacional de AGI.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios