www.zonamovilidad.es

De una forma u otra, Qualcomm vende, hoy, semiconductores a todos los fabricantes de móviles del mundo

Qualcomm integra Snapdragon en el iPhone 12 de Apple, en Samsung y hasta en un obligado Huawei
Ampliar

Qualcomm integra Snapdragon en el iPhone 12 de Apple, en Samsung y hasta en un obligado Huawei

martes 08 de diciembre de 2020, 10:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Como cada año, la multinacional de semiconductores californiana (San Diego), Qualcomm, ha celebrado su Snapdragon Tech Summit para presentar, entre otras cosas, su procesador estrella, el Snapdragon 888, ese que llevarán en 2021 los mejores teléfonos de cada una de las marcas que trabaja con la multinacional americana: LG, Sony, Motorola, Xiaomi, ZTE, Oppo o One Plus, entre otras que utilizan productos de Qualcomm de una u otra forma (Apple, Samsung o Huawei, por ejemplo)

iPhone 12 con Snapdragon

Prácticamente se podría decir que todos los fabricantes de teléfonos móviles del planeta, incluso sus principales competidores en el mercado mundial incluyen componentes de Qualcomm. Ejemplo sonado ha sido el de Apple, quien, tras largos años de procesos judiciales, reconoció, tácitamente, su incapacidad para llegar a 5G sin Qualcomm y enterró el hacha de guerra bajo acuerdo de disponer de la quinta generación de telefonía móvil tan pronto como fuera posible; ya que, su apuesta por Intel, aun comprando una parte de la compañía, no los llevó a buen puerto. De ahí que otros fabricantes tengan desde hace dos años producto de referencia en el mercado y que Apple haya presentado su primer móvil 5G, el iPhone 12, hace apenas algunas semanas. La justificación ante el público era que no había redes, pero si bien en España sólo había hasta hace poco 5G de Vodafone, en otros mercados potentes como Corea, Taiwán y, sobre todo Estados Unidos el despliegue ya es muy importante. De hecho, actualmente, en el mundo hay 152 operadores ofreciendo 5G y casi 17.500 implementaciones (ciudades con servicio por operador).

Sin embargo, el rendimiento de los nuevos iPhone parece estar más acorde con los semiconductores de 2019 (Snapdragon X55 de febrero de 2019), que con el recientemente lanzado Qualcomm Snapdragon 888; el cual aporta un módem avanzado y universal: el X60 5G RF System, multifrecuencia (Sub-6, mmWave) y multisistema (FDD, TDD, DSS, SA, NSA) que ofrece velocidades potenciales de transmisión en descarga superiores a los 7 Gbps. De hecho, los medios de comunicación que desmontan los terminales para estudiar los componentes que integran, confirman que el X55 es el módem del último iPhone; algo que desde San Diego no pueden confirmar ni desmentir por los acuerdos de confidencialidad firmados con Cupertino, donde sólo hablan de su chip Bionic A14 y no mencionan a sus socios fundamentales.

La comparación que se ha visto en tantos medios es inútil puesto que no se puede intentar equiparar un módem presentado en febrero de 2019 con su sucesor de diciembre de 2020

Por tanto, resulta evidente que la comparación que se ha visto en tantos medios es inútil puesto que no se puede intentar equiparar un módem presentado en febrero de 2019 con su sucesor de diciembre de 2020; aunque la operación de Apple tiene lógica, porque de esperar al X60, hubieran llegado a 5G más fuertes, pero con tres generaciones de retraso con respecto a cualquier fabricante de la competencia.

¿Y por eso el iPhone no da los resultados esperados? No tendría por qué; el X55 también es un módem potente y ambas empresas californianas han trabajado codo con codo con el fin de que el producto fuera digno; producto que, además, se ‘hornea’ en el OEM o fabricante de equipos originales taiwanés TSMC, del que son clientes ambas compañías; lo que ha simplificado la fase de ejecución.

El problema, una vez más, es que el equipo de marketing de Apple, el mejor del mundo, suele hacer soñar a sus incondicionales omitiendo algunas realidades como aquella que dice que un módem 5G conectado a una red 4G da peores resultados que los módems 4G en redes de la misma generación. Una cuestión técnica de peso que conlleva ralentización en las mediciones pero que, como tantas otras a lo largo de los años, los ‘iPhonefans’ perdonarán y preferirán adjudicársela a terceros (casi siempre les cae a los operadores).

Otro detalle importante que puede tener sentido y consecuencias es que el Snapdragon 888 que llevarán los mejores móviles de 2021 es una pieza, un concepto único, un SoC “con todo lo necesita el usuario dentro” y los Biónicos de Apple, de diseño propio, se basan en elementos de diferentes proveedores con capas de software desarrolladas al efecto; lo que nunca será igual de armónico.

El escandaloso caso de Huawei

En el caso de Huawei, principal competencia de Qualcomm en el mercado de los semiconductores, su devenir está condicionado por el siempre sospechoso veto de Donald Trump; pero sin embargo los chinos (y esto apoya nuestra teoría de que ese veto es más resultado de un trabajo de lobby que la consideración de un peligro de seguridad real), desbordados por la demanda y los problemas con su principal fabricante, también TSMC -quien atendió las exigencias de los Estados Unidos y se negó a elaborar productos Hisilicon de Huawei-, han conseguido permiso USA para que Qualcomm les venda procesadores 4G para sus móviles (que no 5G, tecnología en la que Hisilicon ya estaba avanzada). Es decir, si una empresa americana es el suministrador de Huawei y consiguen frenar una tecnología en la que eran pioneros, ya no son tan ciber-peligrosos.

Huawei, han conseguido permiso USA para que Qualcomm les venda procesadores 4G para sus móviles (que no 5G, tecnología en la que Hisilicon ya estaba avanzada). Es decir, si una empresa americana es el suministrador de Huawei y consiguen frenar una tecnología en la que eran pioneros, ya no son tan ciber-peligrosos.

En conclusión, la que fuera principal competencia de Qualcomm pasa a ser un buen cliente del cuasi monopolio Qualcomm – Google (no me extrañaría que pronto les levantaran el veto) multinacionales americanas que ya no sólo trabajan mano a mano en desarrollos de telefonía móvil, sino que son socios de facto tras la compra de HMD (Nokia).

Su viejo amigo Samsung

En el caso de Samsung, la cosa requiere menos explicación. Cliente histórico de Qualcomm, no gustó mucho en San Diego el nacimiento de los procesadores Exynos, aunque los coreanos fabrican todos sus teléfonos relevantes en dos versiones: una para el mundo con su Exynos dentro y otra para Estados Unidos con Qualcomm, por exigencia de los operadores americanos.

¿Complejo verdad? Las acciones de Qualcomm han subido de 50 dólares en diciembre de 2019 a 158 USD en el mismo mes de 2020; año en que finalizaron los pleitos con Apple, empezó el despliegue masivo de 5G y el mundo tecnológico está a sus pies. Eso significa en numerología el 888, la luz al final del túnel, el momento de recoger frutos de aquello que se plantó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

1 comentarios