www.zonamovilidad.es
Casi 9 de cada 10 españoles prefieren pagar sus impuestos de forma digital

Casi 9 de cada 10 españoles prefieren pagar sus impuestos de forma digital

Según un estudio de Payment Innovation Hub y Afi, en colaboración con CaixaBank, Visa y Samsung, los ciudadanos se decantan por la forma online a la hora de pagar las tasas a la Administración Pública

sábado 06 de marzo de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

A pesar de que España está relativamente bien equipada en términos de infraestructuras de pago y cobro digital, el uso de medios de pago digitales se encuentra muy por debajo de los países más avanzados de la Unión Europea. El aprovechamiento de las capacidades de las infraestructuras de pagos digitales impulsaría la economía española y supondría un impacto económico en términos de recaudación fiscal de entre 16.000 y 32.000 millones de euros anuales, según datos del informe ‘Digitalización de los medios de pago en España: desafíos y oportunidades 2021’.

El uso del dinero en efectivo en nuestro país sigue siendo el medio de pago más utilizado, a pesar de la pandemia. Sin embargo, y según Silvia Garcia, directora de comunicación de Payment Innovation Hub, la promoción de los medios de pago digitales tiene múltiples ventajas: “la digitalización de los pagos aportaría una mayor eficiencia de los recursos para reducir el tamaño de la economía sumergida, mejorar la cantidad y calidad de la información para la toma de decisiones y dinamizar la economía”.

El uso del dinero en efectivo en nuestro país sigue siendo el medio de pago más utilizado.

En España, el efectivo representó el 83% del total de transacciones de pago en puntos de venta y el 66% de su valor en 2019, muy por encima del conjunto de la eurozona, donde representan el 73% en volumen y 43% en valor, según datos del Banco Central Europeo. El pago digital está aún lejos de ser tan conveniente para todas las partes como lo es el aún hoy en nuestro país el pago en efectivo. En palabras de Verónica López, Consultora de Afi: “entre todos debemos procurar que el pago digital sea de acceso y uso universal, el utilizado por defecto; para ello su disponibilidad, asequibilidad y facilidad de uso ha de estar garantizada, comenzando por las administraciones públicas que son verdaderos agentes de cambio”.

Medidas que promuevan la digitalización

Desde la perspectiva de las preferencias, casi nueve de cada diez ciudadanos declara preferir pagar de forma digital para evitar desplazamientos o gestiones presenciales, así como por la rapidez. El informe anima a incentivar y motivar la adopción y uso de medios de pago digitales alternativos al efectivo, situándolos en una posición de igualdad en términos de aceptación. En este sentido, varios países europeos ya han adoptado medidas para promover la digitalización de los pagos.

Por otro lado, fruto del análisis de todas las modalidades de cobro y pago que brindan las administraciones públicas, el informe señala que la opción generalizada son los cargos en cuenta y/o domiciliaciones tanto en el Estado como en las Comunidades Autónomas. Además, el pago digital con tarjeta es posible para una mayoría de impuestos, tasas y precios públicos en 8 de las 17 comunidades autónomas.

Dos de cada tres particulares prefieren usar formas de pago telemáticas en lugar de proceder de forma presencial a la oficina bancaria.

Desde la perspectiva de los ciudadanos, dos de cada tres particulares prefieren usar formas de pago telemáticas en lugar de proceder de forma presencial a la oficina bancaria o en la propia Administración Pública. Adicionalmente, en cuanto a los métodos de pago más habituales de autónomos y microempresas para recibir cobros, dos tercios declara recibirlos mediante transferencias bancarias, el 41% en efectivo, un 36% a través de domiciliación bancaria y un cuarto mediante tarjetas de crédito o débito.

Suspenso en los métodos de pago

La mayoría de los ciudadanos considera limitados, lentos, complejos e incómodos los medios de pago puestos a disposición por las administraciones públicas. En esta línea, el informe concluye que sería positivo explorar otras vías más allá de las transferencias en cuenta para el desembolso de ayudas sociales, como programas basados en tarjetas que permiten una rápida distribución, incrementando la transparencia de los desembolsos y posterior evaluación por parte de las agencias públicas del éxito de los programas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios