Cómo las aplicaciones de los smartphones pueden ayudar a rastrear la COVID-19

Cómo las aplicaciones de los smartphones pueden ayudar a rastrear la COVID-19

miércoles 15 de abril de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Google y Apple han anunciado que van a desarrollar una aplicación para el "rastreo de contactos" con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus a nivel mundial. Con este proyecto, se identificarán a las personas que se han cruzado en el camino con un paciente contagiado y se notificará a la persona que ha estado cerca.

Cómo pueden los teléfonos ayudar a rastrear los contactos

Los smartphones mediante el uso de Bluetooth pueden registrar otros teléfonos que han estado cerca. Si alguien se infecta, hay una lista de sus encuentros anteriores. Los teléfonos de la lista recibirían notificaciones instándoles a hacerse pruebas o a aislarse.

Este sistema es más eficiente que los métodos tradicionales de rastreo de contactos que requieren un gran personal para entrevistar llamando a los pacientes sobre sus viajes o llamar a las puertas de los contactos.

Los teléfonos pueden registrarse entre sí incluso cuando están a 4,5 metros de distancia. Los desarrolladores han estado trabajando para definir mejor los "contactos" basados en la longitud y la fuerza de los llamados “apretones de manos” entre dispositivos.

El Bluetooth sigue siendo más preciso que el GPS o los datos de localización de torres de telefonía móvil, que pueden asociar de forma errónea a todos los habitantes de una manzana concurrida como contactos.

Google y Apple desarrollarán una solución para combatir al coronavirus

Google y Apple han acordado desarrollar herramientas, que permitirán a las aplicaciones "darse la mano" entre sí gracias a la tecnología Bluetooth. Las personas que se contagien con el virus aún necesitarán descargar una aplicación para iniciar las notificaciones de contacto, pero incluso aquellos que no tengan aplicaciones podrán recibir notificaciones.

Los smartphones mediante el uso de Bluetooth pueden registrar otros teléfonos que han estado cerca.

En cuanto a la privacidad, las herramientas de Google y Apple mantienen los nombres fuera de las listas de contactos y dejan las listas en secreto a todos los involucrados. Solo los gobiernos, que deben verificar que las personas que dicen haber dado positivo en las pruebas de coronavirus realmente lo hicieron, sabrían la identidad de los portadores de la enfermedad, e incluso ellos no tendrían acceso a las listas de contactos.

Algunos investigadores han sugerido que las aplicaciones también rastrean la información del GPS para trazar mejor el mapa de la propagación del coronavirus. Pero los datos del GPS podrían debilitar la privacidad de las personas y dejar lugares visitados por personas que den positivo en el test.

Apple y Google también planean ir un paso más allá a finales de este año integrando la funcionalidad de registro directamente en el software del teléfono casi en todo el mundo.

Cómo pueden los teléfonos móviles ayudar a combatir la COVID-19

Los smartphones y algunos teléfonos móviles menos sofisticados llevan un seguimiento de su ubicación a través de señales de torres celulares, señales Wi-Fi y el sistema de posicionamiento global por satélite, conocido como GPS. También, los smartphones utilizan Bluetooth para conectarse con los dispositivos cercanos.

En cuanto a la privacidad, las herramientas de Google y Apple mantienen los nombres fuera de las listas de contactos.

Los datos de localización pueden utilizarse para controlar si las personas, de forma individual o en conjunto, están cumpliendo con las órdenes de permanecer dentro de sus casas. Asimismo, se puede utilizar para rastrear contactos: determinar si las personas han estado en contacto con otros que tienen el virus, para que puedan ser examinados o puestos en cuarentena.

Además, los smartphones pueden utilizarse para realizar encuestas sobre la salud de las personas a través de mensajes o registrar sus historiales médicos.

Qué métodos están en uso actualmente

Singapur fue pionero en el rastreo de contactos vía Bluetooth con una aplicación llamada "TraceTogether". Israel, que llegó a los titulares empleando su poderoso sistema de vigilancia gubernamental para rastrear los casos, también ha lanzado una aplicación llamada The Shield. India también tiene una aplicación.

Corea del Sur está utilizando datos de localización de teléfonos móviles para el rastreo de contactos, mientras que Taiwán lo utiliza para la aplicación de cuarentena y también está desarrollando una aplicación. China está empleando una gama de sistemas de rastreo basados en aplicaciones.

En Europa, Alemania tiene como objetivo reunir a otros países europeos en torno a una plataforma tecnológica que podría apoyar las aplicaciones de rastreo de contactos en toda la UE de 27 miembros. Pero varios otros países europeos están buscando sus propias aplicaciones.

El gobierno de Estados Unidos aún no ha promovido una aplicación, pero al menos dos grupos de investigación universitarios y un equipo de desarrollo de software ad-hoc están tratando de obtener el respaldo de los organismos estatales y locales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios