Directrices 2020 sobre la Protección de la Infancia en Línea (PIeL), claves para la seguridad online de los niños
Ampliar

Directrices 2020 sobre la Protección de la Infancia en Línea (PIeL), claves para la seguridad online de los niños

viernes 14 de agosto de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) dio a conocer las nuevas Directrices de 2020 sobre la Protección de la Infancia en Línea (PIeL), un conjunto exhaustivo de recomendaciones para los niños, los padres y educadores, la industria y los responsables políticos acerca de la manera de contribuir al desarrollo de un entorno en línea seguro y habilitador para los niños y los jóvenes.

Internet y las tecnologías digitales han abierto nuevas vías para que los niños se comuniquen, aprendan y jueguen, disfruten de la música y participen en una amplia gama de actividades culturales, educativas y de mejora de las calificaciones. Pero también les han expuesto a toda una gama de contenidos, contactos y conductas que pueden convertirse en dañinas en el formato online.

"La cuestión de cómo garantizar la seguridad de la infancia en línea en la era del COVID-19 es ahora más urgente que nunca", recalca el Secretario General de la UIT, Houlin Zhao. "Las nuevas Directrices de la UIT sobre la Protección de la Infancia en Línea son una herramienta muy oportuna para salvaguardar el bienestar, la integridad y la seguridad de nuestros niños, nuestro regalo más preciado".

Directrices creadas desde cero

Las nuevas directrices se rediseñaron por completo para reflejar los importantes cambios en el panorama digital en el que se mueven los niños, como son el Internet de las cosas (IoT), los juguetes conectados, los juegos en línea, la robótica, el machine learning y la Inteligencia Artificial (IA).

Además, esta edición aborda una importante laguna: la situación de los niños con discapacidad, para los que el mundo en línea ofrece una herramienta especialmente indispensable para una participación social plena y satisfactoria. También se han tenido en cuenta las necesidades especiales de los niños migrantes y otros grupos vulnerables.

"La cuestión de cómo garantizar la seguridad de la infancia en línea en la era del COVID-19 es ahora más urgente que nunca"

"El comportamiento de los delincuentes y las redes criminales está en constante evolución, como se vio durante la pandemia de la COVID-19, con delincuentes que se aprovechan de la nueva realidad de la presencia de muchos más niños en línea de lo habitual. Por lo tanto, es imperativo que los sistemas de protección de la infancia evolucionen igualmente rápido, o incluso más rápido", explica la Dra. Najat Maalla M'jid, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños.

Plan de trabajo adaptado y basado en 4 destinatarios

"Las nuevas Directrices de la PIeL están diseñadas para servir como un plan de trabajo que puede ser adaptado y utilizado por diferentes países y partes interesadas de una manera que sea coherente con las costumbres y las leyes nacionales y locales", señala Doreen Bogdan-Martin, Directora de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT.

Las Directrices de 2020 constan de cuatro partes adaptadas a los principales destinatarios: los niños, los padres y educadores, la industria y los responsables políticos.

En primer lugar, las directrices para los niños están disponibles en un formato adaptado a ellos y consisten en tres recursos: un libro de cuentos para niños menores de nueve años, un cuaderno de ejercicios para niños de 9 a 11 años y una campaña en los medios de comunicación y un micrositio para niños y jóvenes de 12 a 18 años. Estos recursos sirven para ayudarles con los riesgos, los derechos y los beneficios de las oportunidades en línea.

En segundo lugar, las directrices para padres y educadores sirven de instrumento práctico para ayudarles a apoyar eficazmente la interacción de los niños y jóvenes con el mundo en línea, a sensibilizar a las familias sobre los posibles riesgos y amenazas, y a contribuir a cultivar un entorno en línea saludable y habilitador en el hogar y en el aula.

En tercer lugar, las directrices para la industria tienen como objetivo apoyar a los actores de la industria en el desarrollo de sus políticas de PIeL internas. Destacan esferas clave, como la integración de las consideraciones relativas a los derechos del niño en todas las políticas empresariales y en los procesos de gestión correspondientes; la elaboración de procesos normalizados para gestionar el material de abuso sexual de niños; la creación de un entorno en línea más seguro y apropiado en función de la edad o la formación de los niños, los cuidadores y los educadores en materia de seguridad de la infancia y el uso responsable de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

En cuarto lugar, las directrices para responsables políticos sirven de base sólida para elaborar estrategias nacionales incluyentes y de múltiples partes interesadas, mediante consultas y diálogos abiertos con los niños, con el fin de elaborar medidas mejor orientadas y acciones más eficaces.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios