La UIT presenta las directrices para los planes nacionales de telecomunicaciones de emergencia
Ampliar

La UIT presenta las directrices para los planes nacionales de telecomunicaciones de emergencia

lunes 27 de abril de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Ante la crisis mundial de la COVID-19, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) lanza nuevas directrices para la elaboración y aplicación de planes nacionales de telecomunicaciones de emergencia (PNE) y cualquier otro plan de contingencia adaptado.

Las directrices de la UIT son un instrumento fundamental para ayudar a los encargados de formular políticas y a las autoridades reguladoras nacionales a elaborar un plan nacional de telecomunicaciones de emergencia claro, flexible y fácil de utilizar con un enfoque de múltiples interesados.

De este modo, las directrices pueden utilizarse para elaborar planes de contingencia adaptados a las emergencias causadas por peligros naturales, epidemias y pandemias. Esto incluye políticas y procedimientos nacionales, así como una gobernanza que apoye y permita el uso continuo de redes, servicios y plataformas de TIC fiables y resistentes para la gestión de desastres.

Los planes nacionales de telecomunicaciones de emergencia (PNE) y los planes de contigencia adaptados a las necesidades son un requisito esencial para articular una estrategia nacional sobre la utilización de las TIC en el marco de la reducción del riesgo de desastres.

Los PNET establecen una estrategia para permitir y garantizar la disponibilidad de las comunicaciones durante las fases de mitigación, preparación, respuesta y recuperación en caso de desastre, promoviendo la coordinación en todos los niveles de gobierno, haciendo que los interesados reflexionen sobre el ciclo de vida de un posible desastre, o de cualquier emergencia, determinando las capacidades necesarias para las respuestas de emergencia y estableciendo un marco de gobernanza de funciones y responsabilidades.

El Plan también aclara la forma de configurar la planificación, prever y compartir los resultados deseados, y esboza formas eficaces de lograr y comunicar los resultados previstos. Estos procedimientos permiten compartir la información a todos los niveles de gobierno, dentro de las comunidades y entre las organizaciones públicas y privadas para aumentar la resistencia a los desastres.

En el caso de los países en desarrollo, el PNCT pone de relieve las principales esferas de riesgo. Esto no sólo proporciona apoyo y justificación para la financiación de equipo y personal vitales en una emergencia, sino que también promueve la necesidad de recursos y procedimientos cotidianos que mantengan preparadas a las autoridades nacionales, especialmente para mantener las comunicaciones vitales, que son el salvavidas esencial durante las emergencias.

Las telecomunicaciones de emergencia y otras tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son fundamentales para vigilar los peligros subyacentes y para proporcionar información vital a todos los interesados, incluidas las sociedades más vulnerables que corren peligro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios