www.zonamovilidad.es
Por Adrian Cascante
x
adriancascante7gmailcom/15/15/21
viernes 04 de junio de 2021, 13:45h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

2022 es el año que se ha marcado en Europa para establecer la ‘Identidad Digital Europea’, un nuevo modelo mediante el cual los ciudadanos podrán acceder desde sus dispositivos móviles a documentos tan importantes cómo el DNI. Todos los ciudadanos miembros de la unión, tendrán un acceso exclusivo a una especie de monedero digital, lo que se traduce en una plataforma creada de forma directa por parte de la Unión Europea con el objetivo de identificar a los propios ciudadanos, permitir que se registren, alquilar vehículos e incluso pagar sus impuestos desde el teléfono móvil inteligente, de una forma mucho más sencilla que hasta ahora y por el simple hecho de pertenecer a uno de los países miembros.

La nueva ‘Identidad Digital Europea’, es un ambicioso proyecto que la Unión ha decidido poner en marcha para cumplir una serie de planes que se habían establecido con anterioridad. Se trata de una nueva forma que evita a los ciudadanos el tener que pasar por el registro de las grandes compañías tecnológicas, mientras que se unifica la forma en la que actualmente se puede acceder de forma electrónica a una serie de servicios bajo el techo de una misma plataforma digital.

Esta nueva Identidad Digital, será reconocida muy pronto por todos los países que conforman la unión y da pie a que todos los ciudadanos residentes en dichos países puedan identificarse a ellos mismos desde sus dispositivos móviles, por lo que las grandes compañías tecnológicas que actualmente trabajan en conjunto u ofrecen servicios en la Unión Europea, se verán obligadas a aceptar el uso de este nuevo servicio, según ha informado la propia Comisión Europea al poner en valor los beneficios de este sistema.

Todo en uno

Según ha querido explicar Margrethe Vestager, actual Vicepresidenta europea y responsable del área digital, esta nueva identidad digital europea, logrará hacer que todos los residentes de los estados miembros, puedan sortear una serie de obstáculos sin costes adicionales, al igual que lo harían en sus países de origen. Acciones cómo alquilar un piso o abrir una nueva cuenta bancaria serán más accesibles para cualquier ciudadano. De este modo, además, los trámites administrativos serán más sencillos, puesto que al presentar la declaración de la renta, por ejemplo, el hecho de la existencia de una cartera de identidad digital europea facilitará el trabajo y ofrecerá una nueva posibilidad de almacenar y hacer uso de los datos personales de cada ciudadano en todo tipo de servicios, desde la facturación hasta el alquiler de cualquier material.

La transformación digital de la empresa se impulsa a la par que las competencias digitales

Leer más

Esta nueva identidad, cuenta con multitud de ventajas, como la posibilidad de crear un enlace con el permiso de conducir, las diferentes titulaciones, la cuenta bancaria y mucho más, por lo que se trata de una propuesta capaz de indicar a los estados miembros de forma clara que se trata de una puesta segura por la innovación que deberán reconocer e incluir en sus plataformas.

A todo esto, se suma además una promesa por la seguridad, dado que la plataforma, al estar disponible tanto para ciudadanos cómo para empresas, promete ser capaz de garantizar control total de la información que se revela en la misma por parte de los propios usuarios, pudiendo elegir qué aspectos de la identidad quieren compartirse y cuales se encuentran disponibles solo en caso de ser requeridos por las autoridades.

Tiempo al tiempo

Este nuevo proyecto, logra englobar varias de las iniciativas que forman parte del marco eIDAS que se propuso en el año 2014, por lo que la Unión Europea finalmente se ha puesto en marcha de cara a iniciar proyectos cómo eSignature para firmar documentos de forma sencilla, eID para poder identificar a los ciudadanos de forma electrónica o ‘Electronic Registered Delivery Service’ que prometía proteger en todo momentos los documentos de daños y alteraciones.

Algunos países ya contaban con un DNI digital y estos no se verán afectados, seguirán funcionando con total normalidad aunque puede que en un futuro próximo se adapten de cara a transformarse finalmente en la identidad europea y adquirir todas las capacidades que propone este nuevo proyecto. Un proyecto que busca unificar multitud de criterios de cara al mes de septiembre del año 2022, mes en el que el proyecto piloto será lanzado y entrará en pleno funcionamiento un año después, dado que ese es el periodo otorgado a las grandes empresas para adaptarse.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios