www.zonamovilidad.es
De arriba abajo y de izq. a dcha., Carlos Romero, Carlota Reynèrs, Raquel Jorge-Ricart y Víctor Calvo-Sotelo, durante la jornada organizada por DigitalES
Ampliar
De arriba abajo y de izq. a dcha., Carlos Romero, Carlota Reynèrs, Raquel Jorge-Ricart y Víctor Calvo-Sotelo, durante la jornada organizada por DigitalES

Objetivos y desafíos de la Brújula Digital 2030 de la Comisión Europea

viernes 28 de mayo de 2021, 17:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

A principios del mes de marzo la Comisión Europea lanzó su nuevo plan de digitalización para Europa proponiendo una Brújula Digital hasta el año 2030 que marcase el camino a seguir durante los próximos años para lograr un continente moderno, actualizado, digitalizado y sostenible.

En este sentido, la patronal española tecnológica DigitalES ha celebrado una jornada para acercar las líneas principales de la ‘Brújula Digital 2030: el camino europeo para la década digital’. En el encuentro, se ha explicado la ambición de la Unión Europea de ser digitalmente soberana en un mundo abierto e interconectado con el objetivo de ejecutar políticas públicas en pro de un futuro digital que tenga al ser humano en el centro.

“La Brújula Digital es un documento sumamente importante para Europa, y por tanto para España”, ha defendido Víctor Calvo-Sotelo, director general de DigitalES.

La Década Digital de Europa: el camino hacia la transformación digital

Leer más

Objetivos de la Brújula Digital 2030

En la Brújula Digital 2030, Bruselas establece que para ese año, al menos el 80% de todos los adultos debería tener competencias digitales básicas y debería haber veinte millones de especialistas en TIC en la UE, con más mujeres adaptando este tipo de trabajo.

Por su parte, en cuanto a las infraestructuras tecnológicas, se busca que todos los hogares de la Unión Europea tengan conectividad de gigabit y que todas las zonas pobladas cuenten con redes 5G.

Además, se busca aumentar la producción de semiconductores de punta y sostenibles en Europa para que representen el 20% de la producción mundial, lo que supondría un importante avance si tenemos en cuenta que actualmente es la mitad de esa cifra.

Los semiconductores y su crítica crisis mundial

Leer más

También se apunta a que para 2030 deberían desplegarse unos diez mil nodos externos muy seguros y climáticamente neutros y que Europa tenga su primer ordenador cuántico.

Asimismo, para 2030, tres de cada cuatro empresas deberían contar con servicios de computación en la nube, macrodatos e inteligencia artificial y más del 90% de las pymes deberían tener, al menos, un nivel básico de intensidad digital.

Se hace referencia además a la situación de las startups y es que la Unión Europea confía en que para 2030, el bloque haya duplicado el número de unicornios (startups con una valoración superior a los 1.000 millones de euros), una cifra que los últimos datos cifran en 69, incluyendo Cabify y Glovo.

Los países de la Unión Europea se unen para impulsar a las startups locales

Leer más

Otro de los aspectos que señala la Comisión Europea en su brújula es la digitalización de las administraciones públicas, fijando que todos los servicios públicos clave tendrán que estar disponibles de manera online en 2030 y todos los ciudadanos podrán acceder a su historial médico electrónico. También, el 80% de los ciudadanos deberían emplear una solución de identificación electrónica.

Según han explicado desde DigitalES, todos estos indicadores y objetivos se irán revisando anualmente para incorporar reorientaciones en colaboración con los Estados miembros. Además, se plantea generar un mecanismo de seguimiento de la sensibilidad social sobre estas cuestiones y un mecanismo que articule y organice los proyectos plurinacionales.

Desafíos de la Brújula Digital 2030

En este sentido, en el encuentro se han descrito una serie de retos a los que se enfrenta Europa para hacer realidad la Década Digital. En este sentido, uno de los puntos clave es la homogeneización de indicadores entre los países miembros y la “necesidad de una diplomacia tecnológica para el posicionamiento de la Unión Europea en el exterior”, explica Raquel Jorge-Ricart, socióloga y politóloga especializada en prospectiva y política tecnológica y digital. Por ello, Jorge-Ricart propone la creación de un “embajador europeo de diplomacia tecnológica”.

“El objetivo debe ser una Europa interconectada, interoperable y abierta”

En esta línea se ha referido también Carlota Reynèrs, jefa de unidad en la Dirección General de Redes de Comunicación, Contenido y Tecnologías de la Comisión Europea, quine ha señalado que el liderazgo tecnológico de Europa implicará acuerdos con socios fuera de nuestras fronteras. “El objetivo debe ser una Europa interconectada, interoperable y abierta”, ha señalado.

En este punto, uno de los aspectos clave es la protección de los datos, una cuestión que según asegura arlos Romero, consejero de transformación digital en la Representación Permanente de España ante la UE, se ha incorporado al plan por la insistencia de España y otros países como una de las prioridades para la próxima década.

Todavía es pronto sin embargo para conocer cuáles son los mecanismos concretos que conformarán esta Brújula Digital ya que no se detallarán hasta dentro de unos meses. “Las máquinas se están engrasando y están listas para empezar a funcionar a partir de septiembre”, ha concluido Romero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios