El uso de la aplicación será voluntario en todos sus pasos

En la parte inferior izquierda, Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial
Ampliar
En la parte inferior izquierda, Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial

El Gobierno satisfecho con el resultado del test anónimo de RadarCOVID

lunes 03 de agosto de 2020, 20:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Tal y como adelantó Zonamovilidad el pasado 2 de agosto, el Gobierno ha presentado hoy, con todo tipo de parabienes, los resultados de la prueba de la aplicación móvil de alerta de contagios ‘RadarCOVID’, realizada en la Gomera; según el equipo de la secretaria de Estado de Inteligencia Artificial, Carmen Artigas, “La herramienta ha superado el objetivo de descargas y arroja resultados satisfactorios en todas las variables analizadas, además de haber recibido altas calificaciones de los usuarios”

La aplicación, que tal y como explicamos en su momento, entró en fase de testeo en la isla canaria de La Gomera, el pasado día 29 de junio -en un entorno controlado, con pocos contagios, poca población, poco movimiento y un equipo de promotores que pedían a la gente la descarga de la aplicación y explicaban su funcionamiento-, registró 6,4 contactos estrechos por positivo ficticio confirmado, casi el doble de los 3,5 que se detectan mediante el denominado “traceo” manual que están realizando los saturados rastreadores en las Comunidades Autónomas.

Según informó Artigas, el piloto finalizó el 31 de julio y tras el estudio de los resultados y la decisión de retocar el software con algunas mejoras, “ya está listo para que las autoridades sanitarias puedan permitir su adopción por parte de las CCAA, las cuales podrán activarlo para los ciudadanos a mediados del mes de septiembre. Con respecto a esta fecha cabe una excepción: la de aquellas comunidades (dos o tres) que, por razones de impulso al turismo, las van a poner a disposición de los ciudadanos -nacionales y extranjeros-. Entre éstas, se encuentran Baleares y Canarias. Las regiones que consideren su utilidad podrán empezar los trabajos de conexión con sus sistemas el 3 de agosto e incluso, dada la actual situación, de aparición de continuos focos de contagios localizados, una primera versión funcional de la herramienta podría estar disponible para ponerse en marcha a mediados de agosto.

Un ejemplo, el Congreso de los Diputados

Recordaron que el éxito de este nueva herramienta digital de lucha contra el coronavirus pasa por la voluntariedad de la población

Junto a Carmen Artigas, tomaron la palabra en la rueda de prensa Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública e Innovación del Ministerio de Sanidad; Pablo Hernández, director general de Modernización y Calidad de los Servicios del Gobierno de Canarias; Santiago Graña, subdirector general de Impulso de la Digitalización de la Administración y Pablo Rodríguez, asesor técnico del proyecto; quienes recordaron que el éxito de este nueva herramienta digital de lucha contra el coronavirus pasa por la voluntariedad de la población, quien debe descargar de las tiendas de aplicaciones de Google y Apple (socios en este caso del gabinete Sánchez y propietarios de la API en la que se basa el programa) RadarCOVID, llevar el Bluetooth activado continuamente y meter en el lugar indicado la clave que le envía el médico, caso de tener un PCR positivo. En ese momento, el sistema crearía una alerta y, si otro usuario de la app consulta, voluntariamente, sus opciones de contagio y ha estado a menos de dos metros y durante más de 15 minutos con del móvil del enfermo, recibiría una advertencia.

Valga como ejemplo conocido por todos, la última sesión parlamentaria de este curso político, el pasado día 30 de julio. Si todos los móviles de los diputados del Partido Socialista y sus socios de investidura hubieran tenido descargada la aplicación y el Bluetooth encendido, sus móviles habrían registrado un estresante intercambio de códigos automáticos y anónimos que quedarían almacenados durante catorce días y que, previa consulta de RadarCOVID, les permitiría saber si deben confinarse, porque alguno de ellos hubiera estado contagiado aquel día -como ya ocurrió al principio de esta pandemia en diferentes grupos políticos-. Esa estrechez y el tiempo compartido es equiparable a lo que ocurriría en fiestas, botellones, conciertos, celebraciones, discotecas, playas o todos esos puntos de riesgo que se han señalado desde las autoridades sanitarias locales y nacionales: lugares donde el nuevo software gubernamental podría ser de tremenda efectividad.

Adopción, compromiso, retención, dudas y mejoras

Tal y como se explicó en la más que accidentada -tecnológicamente hablando- rueda de prensa de Artigas, “Durante el periodo de testeo en que se han simulado cuatro oleadas de rebrotes ficticios de COVID-19, y a pesar de que sólo funcionaba en la isla de La Gomera, más de 60.000 personas descargaron la app en toda España”. Por tanto, el primer objetivo del piloto, que consistía en evaluar la adopción de la herramienta, se superó con creces.

“Un segundo reto -explicaron- consistía en medir la retención, en referencia al número de usuarios que mantuvieron la aplicación activa después de haberla descargado. Los datos, también satisfactorios, apuntan a un 83% promedio de retención alcanzada. Además, se analizaba el compromiso de los usuarios en la comunicación de positivos ficticios, lográndose un 61% de comunicaciones activas, de las que el 78% se produjeron en las 24 horas siguientes a haber recibido el código de contagio simulado”.

Por lo que se refiere al seguimiento de contactos, se consiguió una media de 6,4 coincidencias de riesgo detectados ante un positivo simulado confirmado por PCR. “Esa cifra supone casi doblar la eficiencia actual de los rastreadores, que en Canarias detectan una media de 3,5 contactos”.

La valoración general de la herramienta ha alcanzado en estos cuestionarios una puntuación de 8,2 sobre 10 puntos posibles

La valoración general de la herramienta ha alcanzado en estos cuestionarios una puntuación de 8,2 sobre 10 puntos posibles. Por categorías, las valoraciones más altas han correspondido a la disposición de los usuarios a recomendar la app a su entorno (9,2 sobre 10), la facilidad de uso (8,6), la comprensión de las instrucciones (8,7) y la sensación de privacidad y anonimato (8,6).

Hay que recordar que ningún ciudadano puede ser identificado o localizado por las autoridades españolas, ya que no hay dato alguno registrado y todo el proceso se desarrolla en el teléfono sin salir hacia ningún servidor (otra cosa es el uso anónimo que hagan Apple o Google de los datos que se generen en el terminal, como ocurre durante el uso diario de los móviles con SO de ambas compañías). Así mismo, tanto el uso de la app como la comunicación al sistema de un posible contagio serán siempre voluntarios. Tanto que si algún suscriptor fuera diagnosticado positivo de COVID-19 tras realizarse un test PCR, decidiría si dar su consentimiento para que, a través del correo electrónico se pueda enviar esa notificación anónima.

Finalizó la secretaria de Estado explicando que, actualmente, la Comisión Europea está desarrollando el marco legal y técnico que hará posible la interoperabilidad entre aplicaciones basadas en el modelo descentralizado, como es el caso de RadarCOVID -no en la propuesta europea PEPP-PT-, para que pueda seguir funcionando más allá de nuestras fronteras. Eso sí, antes de activarla en septiembre oficialmente van a hacerle retoques porque “a nivel técnico hay mejoras, se quiere sumar la posibilidad de subir la fecha de los primeros síntomas y mejorar de las estadísticas”. Además, aunque sea única para todo el país, quieren añadir la posibilidad de elegir la Comunidad y que redirija al teléfono al que hay que llamar de forma automática.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios