www.zonamovilidad.es
Por Adrian Cascante
x
adriancascante7gmailcom/15/15/21
miércoles 03 de marzo de 2021, 18:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Actualmente, Internet, es una amplia red de información en la que los usuarios están acostumbrados a tener que ofrecer sus datos cómo pase de acceso a prácticamente cualquier servicio. Desde las cookies para navegar por páginas web, hasta datos más privados si hablamos de la información que recogen algunas redes sociales. Es difícil para los propios usuarios imaginar un servicio de red cómo el existente a día de hoy con información sobre cualquier tema y en todos los idiomas, con alcance para miles de millones de usuarios si no existiera un método con el que producir ingresos, un soporte económico cómo es la publicidad, la cual saca partido a los datos de dichos usuarios para su propio beneficio.

Actualmente, hasta el 72% del total de los usuarios de la red, están convencidos de que prácticamente cada actividad que llevan a cabo en la red está siendo rastreada de algún modo por anunciantes y empresas tecnológicas, y hasta un 81% afirma que los posibles riesgos de privacidad que eso puede suponer para cada usuario de forma individual, superan los beneficios obtenidos por las empresas. Esto se traduce en la necesidad real de que la publicidad digital evolucione, con el objetivo de abordar la creciente preocupación de los usuarios online sobre su privacidad y el uso de su identidad por parte de las compañías, lo que supone un riesgo real para el futuro de una red libre y abierta.

Google privado

Desde el pasado año, Google ya anunció su intención de eliminar por completo la actual compatibilidad existente con respecto a las cookies de terceros, algo con lo que la compañía se volcó por completo, lo que les llevó a crear incluso su Privacy Sandbox, herramienta destinada a colaborar con el sector en el diseño de nuevas soluciones capaces de ofrecer protección a los usuarios, manteniendo su anonimato sin dejar de ofrecer una rentabilidad a los anunciantes y editores web.

En la actualidad, los usuarios siguen exigiendo a la compañía una alianza con más empresas especialmente dedicadas al sector de la tecnología publicitaria y que busquen reemplazar las cookies de terceros por una nueva forma de identificar a los usuarios. Dicho esto, Google confirma sus intenciones, y ha asegurado que tras eliminar dichas cookies, no crearán identificadores alternativos con los que rastrear a los usuarios mientras navegan online, y se verán absentos de ser utilizados en los productos de la compañía.

La privacidad es uno de los temas que más preocupa a los usuarios

Google parece ser consciente del significado de la decisión, puesto que otros proveedores de servicios web si tendrán la posibilidad de ofrecer identificadores a nivel de usuarios para sus clientes publicitarios, sin embargo, no creen conveniente tomar dicha decisión, pues no satisface la creciente demanda de privacidad por parte de los usuarios, además de verse limitadas ante la evolución constante de las restricciones regulatorias en la red.

Una nueva alternativa

Desarrollar relaciones lo más sólidas posibles con los clientes, siempre ha sido una prioridad para las compañías, algo que asegura el éxito en el negocio y más aún en un ecosistema en el que la privacidad es un factor de importancia superior para dichos clientes. Para mantener esta iniciativa cómo una alternativa a la recopilación de datos de forma directa, Google seguirá apoyando las relaciones directas con los clientes mediante sus plataformas publicitarias para asociados, lo que asegura una conexión directa con los clientes. De esta forma se refuerza el apoyo de la tecnológica a las soluciones de publicidad basadas en la relación directa entre consumidores, marcas y editores, generando interacción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios