La unidad 8200, una semilla, un objetivo, un medio
Ampliar

La unidad 8200, una semilla, un objetivo, un medio

martes 05 de marzo de 2019, 23:00h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

A finales del mes de septiembre, el equipo organizador de NetEvents reunió, en Faro (Portugal) a un grupo de periodistas, analistas y empresas americanas para debatir sobre los problemas de la red, las novedades que hay en ella y los últimos productos que, desde Estados Unidos -principalmente- han llegado al mercado

Ya desde hace varias ediciones, la ciberseguridad cobra protagonismo, tanto por las soluciones que aportan las empresas a los acuciantes problemas que tiene la sociedad digital, como el hecho de que, a pesar de no ser visible a ojos analógicos, es el principal problema que ocupa y preocupa tanto a las potencias mundiales como a los poderes fácticos. Tanto es así, que fuentes de toda solvencia ya hace varios años que comentan que en los despachos 'del fondo' de Davos, es algo que siempre se trata. La estabilidad mundial depende de ello.

Pero, además de las fuentes que podemos tener entre los asistentes a las grandes reuniones mundiales, hay hechos que le resultan al mundo sorprendentes y que pueden tener un por qué, como el apoyo ciego de Trump a Israel a riesgo de desestabilizar una zona que parecía vivir con cierta calma tensa, hasta el punto de reconocer Jerusalén como capital del pequeñísimo estado medio oriental: ¿cuestiones económicas? Tal vez. ¿Necesidad real? La ciberseguridad.

Nación emprendedora

Tampoco es casual que el nuevo secretario de Estado para el Avance Digital, Francisco Polo reitere hasta la saciedad su intención de convertir España en una 'Nación Emprendedora' (Start up Nation), que por si a alguien se le ha escapado el detalle, es la cabecera de un magnífico libro de Dan Senor y Saul Singer publicado por primera vez en 2011, recientemente reeditado, cuyo título completo es 'Start up nation' La historia del milagro económico de Israel; aunque lo primero que haya hecho Polo para poner en marcha su necesario proyecto ha sido realizar un 'viaje institucional' al Silicon Valley, aquel desde donde los muy altos ejecutivos de las grandes empresas viajan continuamente hasta los entornos de Tierra Santa para reclutar a los mejores entre los mejores y buscar emprendedores en los que invertir su dinero. Y es aquí donde debemos mencionar por primera vez la cifra mágica: 8200 (se lee, en inglés eight two hundred).

Israel es el país del mundo que mayor cantidad de ciberataques recibe y como dice un viejo refrán español "de la necesidad se hace virtud"

Pero hay que volver a NetEvents porque fue allí donde Rik Turner, analista de la consultora británica Ovum y especialista en ciberseguridad nos comentó a un grupo de periodistas que: "Lo que realmente hace falta en las empresas es gente que domine la 'dark web' y los mejores especialistas del mundo, los únicos que la conocen bien, tanto como para avanzar continuamente en términos de seguridad son los miembros de la Unidad 8200, hoy ya expertos en 'deep learning' y en computación cuántica, tecnologías vinculadas a la inteligencia artificial y la encriptación; tanto es así que Microsoft ya ha comprado en Israel diez compañías especializadas, que todas las grandes multinacionales de Internet (Google, Amazon, Facebook, etc.) tienen gente con esta procedencia o que casi todas las start ups israelíes cuentan con miembros -muchas entre sus fundadores- que viene del ejército"

Y es que, Israel es el país del mundo que mayor cantidad de ciberataques recibe y como dice un viejo refrán español "de la necesidad se hace virtud" algo que en un estado tan pequeño como muchas provincias españolas, con poco más de 8 millones de habitantes, rodeado de enemigos, con un clima árido y un entorno geográfico, político, demográfico y económicamente hostil, parecen saberlo bien.

Famoso en el mundo entero es el servicio militar universal por el que debe pasar cualquier israelita al finalizar sus estudios escolares, 'mili' que tiene dos peculiaridades: de una parte, que el destino de los soldados no se divide por armas (tierra, mar o aire), sino por centros de especialización y, entre ellos 'las mejores universidades' son las unidades de élite fuerzas de defensa israelí (IDF); de otra, que cada cierto tiempo deben volver al ejército a 'reciclarse' y, por tanto, a reencontrarse con sus 'compañeros de armas'.

La Unidad 8200

Pero ¿cuál es el secreto de la Unidad 8200? Pues según nos cuentan Senor y Singer, se trata de un equipo de inteligencia de élite del Ejército israelí que se equipara con la NSA americana al que acuden previamente seleccionadas,

Pero ¿cuál es el secreto de la Unidad 8200? Pues según nos cuentan Senor y Singer, se trata de un equipo de inteligencia de élite del Ejército israelí que se equipara con la NSA americana al que acuden previamente seleccionadas, las mentes más privilegiadas en el campo de la ingeniería informática. Estos muchachos, no mayores de 21 años, cumplen su servicio militar especializándose en ciberseguridad y espionaje y, cuando salen de allí, son los profesionales con mayor oferta laboral del mundo. De hecho, hay empresas en cuyos requisitos de selección aparece ser exalumno de esta unidad. Dentro de las IDF está también un cuerpo de élite tecnológica que se llama la Unidad Talpiot.

De la segunda característica nace la Nación de emprendedores; ya que, al mantener el contacto, estos jóvenes no sólo crean empresas entre ellos, sino que los reencuentros, más que a cuestiones militares los dedican a compartir conocimientos, experiencias a realizar trabajos conjuntos y a procurarse financiación: "en vez de pasar el rato rememorando batallas y anécdotas militares del pasado, aprovechamos esas reuniones para centrarnos en el futuro. Las utilizamos para crear redes de contactos empresariales y los emprendedores de la 8200 que han triunfado dan charlas en la reunión de exalumnos sobre el funcionamiento de sus empresas industriales -contó un miembro de la unidad a los autores del mencionado libro-".

Dicen que nada ocurre por nada y todo ocurre por algo y lo que parece evidente es que para generar una nación emprendedora hay que partir de una semilla, tener un objetivo, contar con medios y crear un ecosistema donde la financiación y la regulación sea una vía y no un obstáculo; donde sueño sea igual a realidad y no frustración y donde el poder ejecutivo, ejecuta no discursea para conseguir votos por abducción y no por acción o convicción.

De la unidad 8200 ha surgido el inmenso potencial de Checkpoint, de Symantec, de la rama de seguridad de Cisco e incluso el mejor chat (y el más seguro) de los que se han inventado hasta el momento: Telegram.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.