Las empresas de telecomunicaciones apoyan la creación de una Ley de Servicios Digitales
Ampliar

Las empresas de telecomunicaciones apoyan la creación de una Ley de Servicios Digitales

miércoles 09 de septiembre de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
"El DSA (Digital Services Act) tiene el potencial de inspirar un nuevo enfoque global de los mercados digitales", defienden ETNO y el GSMA en un documento conjunto. "El futuro de nuestras democracias, sociedades y economías depende de que los ecosistemas digitales sean abiertos, justos, competitivos y respetuosos del estado de derecho", recalcaron en el documento tras la consulta pública de la Comisión Europea sobre el paquete de la Ley de Servicios Digitales.

En este documento, ETNO y el GSMA sostienen que, "por un lado, debemos abordar el equilibrio entre la garantía de las libertades fundamentales y la prevención de la actividad ilegal y socialmente tóxica en línea. Por otro lado, debemos abordar los efectos del excesivo poder de mercado en el espacio digital, adoptando una perspectiva europea sobre las prácticas que podrían perjudicar injustamente a las empresas y la innovación europeas".

El documento conjunto aborda una serie de debates tecnológicos definitorios, entre ellos: la revisión de la Directiva sobre el comercio electrónico; principios como el del país de origen, la responsabilidad limitada, la prohibición de las obligaciones generales de vigilancia; la reglamentación de los gatekeepers digitales, incluido el equilibrio entre la reglamentación ex-ante y ex-post.

Revisión de la directiva sobre el comercio electrónico

De acuerdo a los operadores europeos de telecomunicaciones móviles y fijas, ETNO y GSMA proponen que la CE considere las siguientes recomendaciones al diseñar la DSA:

  • Situar el mercado único europeo y los valores europeos en el centro del examen manteniendo los principios fundamentales consagrados en la actual Directiva sobre comercio electrónico: país de origen; responsabilidad limitada para los intermediarios en línea seleccionados; prohibición de las obligaciones generales de vigilancia.
  • Reconocer la diversidad del ecosistema digital y promover la intervención reguladora en las áreas en las que se reconoce un daño específico.
  • Dirigir el enfoque reglamentario a los servicios de hosting que desempeñan un papel "activo" en la difusión de contenidos en línea o que comparten esos contenidos con un público amplio.
  • Tener en cuenta las libertades de Internet haciendo hincapié en el uso de la "notificación y acción" a nivel de los proveedores de hosting para la eliminación del contenido ilegal, limitando al mismo tiempo el uso de "mandamientos judiciales de bloqueo" a nivel de la red y utilizándolo como último recurso.
  • Considerar la posibilidad de seguir reforzando y armonizando el uso de indicadores fiables, como los señalizadores de confianza, para identificar la presencia de contenido ilegal en línea y actuar ante él.
  • Garantizar la seguridad jurídica, la proporcionalidad y la preservación de los derechos fundamentales aplicando una clara distinción entre el contenido ilegal y el contenido perjudicial, pero legal.

Principios de la Directiva de comercio electrónico

La revisión de la Directiva sobre comercio electrónico mediante la Ley de servicios digitales debería tener en cuenta los avances técnicos y las capacidades, considerando disposiciones adicionales específicas para abordar cuestiones concretas, preservando al mismo tiempo los principios fundamentales de la Directiva sobre comercio electrónico.

"Debemos abordar el equilibrio entre la garantía de las libertades fundamentales y la prevención de la actividad ilegal y socialmente tóxica en línea"

El país del principio de origen es una piedra angular del marco de responsabilidad del Mercado Único Digital y, como tal, todo nuevo marco reglamentario debe mantener este principio. Esto debería ir de la mano del esfuerzo por armonizar aún más las obligaciones entre los Estados Miembros.

Todos los proveedores de servicios que ofrecen servicios en la UE deben estar sujetos a las normas de la UE, independientemente de su lugar de establecimiento principal. Por consiguiente, las empresas de terceros países que prestan servicios a los usuarios de la UE deberían estar obligadas a tener un representante dentro de la UE y a cumplir los requisitos legales de, al menos, este Estado miembro.

En cuanto a las exenciones de responsabilidad, debe preservarse el principio jurídico subyacente de que determinados intermediarios en línea (como los proveedores de servicios de Internet y otros proveedores de acceso a la red) no son responsables de los contenidos que transmiten o almacenan a petición de los usuarios.

Por último, la prohibición de imponer una obligación de vigilancia general establecida en el artículo 15 de la Directiva sobre el comercio electrónico debe mantenerse en virtud de la Ley de servicios digitales.

Reglamentación de los gatekeepers digitales

Las plataformas digitales abarcan distintos modelos de negocio y operan en diferentes segmentos del ecosistema online. Las grandes plataformas en línea que actúan como gatekeepers suelen disfrutar de una base de usuarios muy amplia, tienen una actividad cruzada en un amplio ámbito geográfico, aprovechan los fuertes efectos de red, levantan barreras de entrada en sus mercados…

Resulta difícil captar a todos estos gatekeepers digitales en una única definición general.

A efectos reglamentarios, resulta difícil captar a todos estos gatekeepers digitales en una única definición general que describa la compleja naturaleza de su dinámica competitiva de manera exhaustiva. Estas plataformas deberían identificarse mediante una metodología que permita una evaluación dinámica, caso por caso, de las empresas que deberían estar sujetas a la regulación ex-ante, probándolas con los criterios pertinentes que reflejen la dinámica competitiva de los mercados digitales.

De este modo, la GSMA y ETNO recomiendan seguir estas pautas:

  • Apoyar nuevas medidas para promover la competencia leal en los mercados digitales. Cuando el derecho de la competencia sea insuficiente para ofrecer soluciones eficaces a los problemas derivados de una posición dominante arraigada y duradera en los mercados digitales, debería complementarse con un nuevo marco reglamentario ex-ante adaptado a las grandes plataformas en línea que actúan como guardianes.
  • Abogar por un enfoque dinámico caso por caso.
  • Apoyar soluciones específicas, proporcionadas y dinámicas.
  • Considerar la posibilidad de introducir una lista de prácticas comerciales desleales prohibidas que los gatekeepers digitales siempre deben impedir que se desplieguen.
  • Promover la armonización mediante la supervisión y la aplicación de las nuevas normas a nivel de la Unión Europea: las grandes plataformas en línea funcionan en ecosistemas mundiales y los problemas de competencia que surgen en los mercados digitales tienen una importante dimensión transfronteriza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios