Entrevista: Ulf Ewaldsson, CTO global de Ericsson: “Viaje con nosotros a la 5G”
Ampliar

Entrevista: Ulf Ewaldsson, CTO global de Ericsson: “Viaje con nosotros a la 5G”

sábado 05 de diciembre de 2015, 13:35h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Dice Wikipedia que un CTO es el director de tecnología de una compañía; pero desde una posición ejecutiva. Es decir, que es el líder del grupo de técnicos que construyen los productos de una empresa y el máximo responsable del equipo de investigación y desarrollo de la misma. Claro que hay ‘organizaciones’ y ‘organizaciones’ y en este caso hablamos de Ericsson, ‘LA’ multinacional de tecnología europea de referencia; una entidad de casi 140 años (los hará en 2016), ejemplo para un desorientado Viejo Continente quien, con fuerzas renovadas, ha emprendido un viaje hacia la quinta generación de telefonía móvil (5G) y lo hace con un capitán al frente de sus huestes de vanguardia: Ulf Ewaldsson.

Ulf Ewaldsson, sueco, 50 años, profesor, ingeniero licenciado en el Instituto de Tecnología de Linköping; a juzgar por su curriculum vitae, con el don de la ubicuidad; miembro destacado del equipo que llevó a buen puerto tecnologías como HSPA (3G), LTE (4G), el multiestándar para estaciones base de exteriores RBS 6000 o la unidad de radio de antena integrada. Es decir, todo un factótum de la telefonía móvil y, desde luego de la empresa para la que trabaja desde 2007.

Telefonía y Comunicaciones – Cuando abrimos la página web de Ericsson, se puede ver un ‘slogan’ que reza: “Acompáñanos en el viaje a la 5G”. Y nos preguntamos, ¿Qué significa eso? ¿Qué vamos a encontrar en ese viaje al que usted nos conduce?

Ulf Ewaldsson – Pues lo primero que tenemos que tener claro es que ese viaje a la 5G es una consecuencia de aquellos que hicimos a la primera, segunda, tercera y cuarta generación; no es una aventura tecnológica en sí misma. Hoy la 3G y la 4G están activas y muchos operadores e inversores están preocupados por si la 5G se plantea como un nuevo sistema que hay que construir desde la base. Por tanto, es muy importante dejar claro que es una evolución de la tecnología existente.
MЗs allЗ, en la industria, en este momento, aЬn estamos trabajando en cЧmo debe ser la 5G, cЧmo debe ser el desarrollo final y quО pasos debemos ir dando, en tОrminos de innovaciЧn, para llegar a nuestra meta. Cada una de las etapas que vamos superando tiene entidad propia y son parte de una aventura; por eso decimos que es un viaje hacia la quinta generaciЧn.

“Mi próxima meta es asegurarme de que el mundo tendrá 5G y un universo de innovación sobre ella”

La 5G se vincula al M2M

Ahora mismo es muy difícil decir con exactitud cuándo vamos a tener 5G. No es cuestión de lanzar un producto o una pieza en un momento determinado. Es más una cuestión de conseguir una experiencia de usuario completa a la que podamos denominar como ‘nueva generación’. El tipo de experiencia del que hablamos es, por ejemplo una transmisión máquina a máquina precisa (M2M) para poner éstas a nuestro servicio; es mucho más que comunicación entre humanos.
A este respecto hay que recordar que Ericsson la fundó en 1876 Magnus Ericsson y que era una compañía de radiotelegrafía; la más innovadora de Europa en aquel momento; pero era, al fin y al cabo, una ‘start up’ en un garaje de 30 metros cuadrados. En dos años, del telegrama se saltó a la voz y en 1978 esa voz se hizo móvil, cuando el primer sistema comercial de telefonía móvil analógica se lanzó. Hoy, tenemos tanta cobertura con los sistemas existentes y tenemos tanta experiencia adquirida que somos conscientes de que debemos pararnos a reflexionar sobre cuál y cómo debe ser el siguiente paso que demos.
Si pensamos que hay 3.000 millones de teléfonos inteligentes en uso, que el 70% de los que se fabrican diariamente son smartphones; que la cobertura de LTE (4G) ha alcanzado ya a 600 millones de usuarios en el mundo; que esperamos llegar este año a los 1000 millones o que para 2020, el 95% de la población mundial tendrá cobertura GSM y de estos casi el 70% será ya 4G, pues la buena noticia es que el siguiente escalón nos traerá un muy evolucionado M2M.
Así, estamos trabajando en una red centrada en la transmisión de datos y con muy buena cobertura; ya que la transmisión de voz es mínima (500 Petabytes de un volumen de tráfico de total de 4 Hexabytes; o lo que es lo mismo, 1/8 del tráfico total sobre la red, menos del 10%).

TyC – Pero ahora mismo la 4G está en plena expansión, estamos empezando a hablar de LTE Advance, de agregación de redes, de nuevos servicios… ¿No cree que es muy pronto para introducir la 5G? ¿No cree que la gente pueden despistarse?

UE – Los tipos de uso para los que es necesaria esta tecnología ya preocupan a la gente; son cosas sobre las que ya se habla y se hacen preguntas.
Desde mi punto de vista, cuando vamos a una conferencia y explicamos cómo son y cómo se van a desarrollar las ciudades inteligentes, cómo se van a solventar los problemas de comunicación en ellas, cómo los programas informáticos van a hacer que los coches sean más inteligentes o vemos los resultados de nuestro laboratorio de investigación, constatamos que la gente muestra interés y requiere información sobre la 5G y los productos o servicios que van a incidir en su estilo de vida.
Tal vez no les inquietan los milisegundos de latencia, o qué frecuencias se van a utilizar, pero sí el cambio que va a suponer en sus vidas.

“Creo que se va a acabar con la sociedad de consumo para dar paso a la de la compartición”

Los operadores buscan nuevo negocio


TyC - ¿Y para qué nos va a servir exactamente? ¿Cuál será ese cambio?

UE – Pues podremos conectar todos los coches, la iluminación, los contadores, los servicios de emergencia, todos los elementos de una ciudad inteligente. Esa es la idea y es también el nuevo tipo de negocio en el que están trabajando los operadores.
Sin ir más lejos en España la penetración es mayor que el número de habitantes; las compañías no buscan nuevos clientes sino nuevos servicios y nuevos tipos de negocio. Ahora mismo trabajan en la expansión del smartphone, pero en un par de años van a necesitar mucho más y nosotros trabajamos para proporcionarles los medios.

TyC – ¿Realmente se está trabajando para preparar el país para una próxima generación?

UE – Pues sí, hay un verdadero interés. Es más, España está en una situación de partida inmejorable porque todos los operadores han desplegado LTE. Ericsson España está bien posicionada, tenemos alrededor de 2.500 personas en plantilla de las cuales 700, más o menos, están en investigación y desarrollo repartidas entre el centro de Madrid y el de Málaga, donde se están realizando proyectos de desarrollo de software para el diseño y la optimización de redes móviles en los que tengo especial interés. Creo que Optimi (la firma que compraron en 2010 y de la que parte el centro de Málaga) es una de las mejores empresas de optimización del mundo.

“No habrá un big bang tecnológico, será paulatino”



TyC – Entendemos, por tanto, que nada se va a hacer de forma abrupta sino que llegaremos a 2020 prácticamente adaptados.

UE – Será una evolución paulatina, similar a la vivida con la electrónica de consumo y vinculada a los smartphones, a aparatos ya existentes, al internet de las cosas… En España, por ejemplo, muchas familias tienen aire acondicionado y ahora empiezan a usar sus móviles como sistemas de control remoto. Es un paso lógico.

Nos mantenemos neutrales en la polémica sobre seguridad


TyC –¿Y esa optimización de las redes de la que habla incluye seguridad? Tal vez la sociedad ha pasado de la inconsciencia a la excesiva preocupación sin entender qué ocurre.

UE – Efectivamente, hoy los consumidores manifiestan preocupación, les preocupa su privacidad, su integridad y es muy importante solventar estas inquietudes y trabajar con eficacia para que en la siguiente generación de redes ya no suponga un problema.

“A las televisiones se les puede dar soluciones con menos banda”



TyC – Pero ¿no cree que esto que llamamos era post Snowden nos ha llevado a un exceso de celo? ¿A un celo que puede resultar perjudicial para la sociedad en términos de seguridad pЬblica?

UE – Bueno, es una pregunta compleja. La necesidad de luchar, por ejemplo contra el terrorismo, o de vigilar las redes para combatirlo, va directamente relacionada con cuanto terrorismo haya, con el nivel de riesgo existente en cada momento. Si se atraviesa un periodo de calma, los ciudadanos no quieren que el estado sepa nada absolutamente sobre ellos; cuando hay una situación crítica, una bomba, un atentado como el de los trenes en Madrid, entonces la opinión pública reacciona y apoya a los gobiernos para que tomen medidas preventivas. Es una cuestión política.
Desde el punto de vista técnico, los operadores tienen la capacidad de intervenir conversaciones, pero sólo bajo mandato policial. La situación es igual en todos los países democráticos porque deriva de una normativa de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Después del caso Snowden, hubo mucho ruido en contra de quienes ‘escuchan’ y todo el mundo quiere encriptar las comunicaciones de punto a punto; lo que dificulta la vigilancia. Pero, en cualquier caso, todo lo que es interfaz aéreo en telefonía móvil, ya va totalmente encriptado; o sea que se exige seguridad sobre seguridad.
Es un tema caliente que ha dado mucho de sí y se han tomado medidas contradictorias; supongo que saldrán nuevas leyes al respecto; pero, en este sentido, Ericsson no tiene una opinión oficial porque trabajamos en países democráticos y no democráticos y procuramos ceñirnos a los temas tecnológicos y mantenernos alejados de la polémica. No hemos desarrollado ningún sistema relacionado con la vigilancia.

Hacia una Europa inteligente

TyC – Volviendo a las ciudades inteligentes que usted mencionaba. A día de hoy, sólo la Expo Milán 2015 es merecedora de semejante título. Es el único proyecto urbanístico concebido como Smart City desde la base y rehacer otras que se ha levantado durante siglos parece tarea imposible. ¿Usted cree que en el viejo continente vamos a tener ciudades inteligentes integrales?

UE – !Existe tanto interés en el tipo de soluciones que desde la industria de las telecomunicaciones podemos aportar para construir un mundo más sostenible! No hay otra forma de hacer frente a la situación y yo tengo esperanza porque la forma de vida va a cambiar y creo que se va a acabar con la sociedad de consumo para dar paso a la de la compartición. El reto ya no está en construir chips pequeños sino en hacer grandes cosas, la gran esperanza es un mundo basado en software donde se controle el consumo y la sociedad sea más racional y equitativa.
Como usted dice, yo también conozco cientos de lugares que aseguran ser ya inteligentes y eso está bien porque sirve para concienciar a los políticos sobre la necesidad de la tecnología para resolver los problemas de las grandes ciudades en términos de suministros, gestión de contadores… todo eso vendrá y será cada día más común. Se irán introduciendo soluciones para optimizar el transporte, el tráfico, el aparcamiento… Pequeñas cosas que los ciudadanos irán asumiendo e integrando en sus vidas y luego escalaremos al estado de la compartición inteligente. No habrá un big bang tecnológico; será paulatino, será un proceso lento.

La movilidad necesita las frecuencias más que las teles

TyC – Ese proceso incluye la necesaria adjudicación de frecuencias. El próximo mes de noviembre se tiene que decidir el futuro de las frecuencias en el mundo; si va a haber armonización o no y me gustaría conocer su postura.

UE – La participación en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones es por países; pero nosotros hemos colaborado en la preparación de la misma con muchos reguladores miembros y les hemos transmitido nuestras inquietudes y puntos de vista; especial y lógicamente, con Suecia.

“Hay una actitud positiva en la sociedad con respecto a la conectividad y a cómo ésta mejora sus vidas”


Esta edición, 2015, es particularmente importante porque se busca la armonización de los 700 MHz (sobre la cual EEUU ya ha tomado sus propias decisiones) y se tratará de los 600 MHz y tenemos grandes esperanzas, pero hay una lucha muy fuerte con las televisiones. De nuevo es un tema político; por supuesto los organismos de radiodifusión tienen derecho a su espectro, están muy preocupados por la ‘invasión’ de los operadores móviles; pero no van a desaparecer y yo creo en la necesidad de la existencia de televisiones públicas con carácter de servicio y entiendo el interés de los gobiernos por ellas como medio aglutinador e identitario; pero la tecnología busca vías para ser más eficiente y a la televisión se le pueden dar soluciones técnicas con menos banda.
Es un proceso de consenso, por tanto, todo el mundo tiene que estar de acuerdo para que se adopte una decisión; pero estamos esperanzados, parece que vamos por buen camino.

Convivirá el mundo real con el virtual

TyC – Está claro que aЬn nos queda un camino largo por recorrer, un camino hacia un mundo del que usted tiene más información que otros y que tal vez nos pueda decir si va a ser real o realmente virtual…

UE – Yo conozco las tendencias tecnológicas, por supuesto; pero no cuándo va a tener lugar la convergencia entre unas y otras tecnologías.
Una de ellas, como usted dice, será la realidad virtual; algo que ahora mismo sólo concebimos como hecho puntual para disfrutar en determinados momentos y en entornos cerrados. Pero el tipo de tecnología móvil que estamos desarrollando facilitará que la realidad virtual se extienda, salga del encierro, se instale en el mundo real y conviva con él. Esto lo va a facilitar la 5G, ya que LTE aún tiene mucha latencia para este tipo de desarrollos. La realidad virtual está concebida sobre un mundo de imágenes que viven en la nube y necesitas un soporte muy sólido para disfrutar realmente de ella. Hoy es una experiencia, con la 5G será un entorno factible.
Yo imagino un mundo donde las redes sean rápidas, eficaces, seguras con un entorno de innovación infinita construido sobre ellas. No es un sueño, hace muy poco tampoco imaginábamos que podíamos disfrutar del cine en red en alta definición y hoy lo hacemos. Habrá coches autoconducidos y el Internet de las cosas que hoy depende de la evolución de las baterías, del llamado LTEM (de baja intensidad) o de las soluciones alternativas que reducen el consumo, entre otras cosas, será algo cotidiano y estará instalado en cosas verdaderamente pequeñas.
Y todo dentro de una Europa orgullosa de su nivel de estudios, consciente de la necesidad de dar apoyo a la industria y donde Ericsson mantendrá un papel determinante como hasta ahora. Seguirá siendo la empresa europea TIC por excelencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios