Un chip de ordenador que es capaz de ‘oler’ productos químicos peligrosos y dar un aviso
Ampliar

Un chip de ordenador que es capaz de ‘oler’ productos químicos peligrosos y dar un aviso

viernes 20 de marzo de 2020, 17:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Una sola muestra fue suficiente para que Loihi, el chip neuromórfica diseñado por Intel Labs y la Universidad de Cornell, interiorizara cada olor sin interrumpir en ningún momento el almacenamiento de los demás olores ya aprendidos con anterioridad. La precisión de reconocimiento que se ha demostrado que posee es muy superior a los métodos convencionales de vanguardia e incluye una solución de aprendizaje profundo que requeriría unas 3.000 muestras más de entrenamiento por clase para que dichos métodos convencionales llegasen al mismo nivel de precisión.

Una sola muestra fue suficiente para que Loihi, el chip neuromórfica diseñado por Intel Labs y la Universidad de Cornell, interiorizara cada olor sin interrumpir en ningún momento el almacenamiento de los demás olores ya aprendidos con anterioridad. La precisión de reconocimiento que se ha demostrado que posee es muy superior a los métodos convencionales de vanguardia e incluye una solución de aprendizaje profundo que requeriría unas 3.000 muestras más de entrenamiento por clase para que dichos métodos convencionales llegasen al mismo nivel de precisión.

Hablan los expertos

“Estamos desarrollando algoritmos neuronales en Loihi que imitan los procesos que se activan en nuestro cerebro al oler algo. Este trabajo es un excelente ejemplo de la investigación contemporánea, a medio camino entre la neurociencia y la inteligencia artificial, y pone de manifiesto el potencial de Loihi para ofrecer destacadas capacidades de detección que podrían beneficiar a diversos sectores”. Dice expresamente Nabil Imam, científico investigador sénior del Laboratorio de Computación Neuromórfica de Intel.

Un salto hacia delante

Todos los olores peligrosos que Loihi es capaz de interiorizar y reconocer, suponen un gran peligro para la salud pública, ya que son ingredientes de uso habitual en la fabricación de explosivos, narcóticos o polímeros; y es por eso que dichos hallazgos acreditan el potencial de los chips neuromórficos a la hora de reconocer dichos olores en situaciones de riesgo real y con una mayor eficacia que las soluciones existentes en la actualidad, ofreciendo una visión más amplia de los posibles usos de esta tecnología en el futuro.

Los ‘sistemas olfativos electrónicos’ podrían ser utilizados por médicos para hacer diagnósticos de enfermedades, por el personal de seguridad de aeropuertos, fronteras y puertos marítimos para detectar armas y explosivos, e incluso por la policía en aduanas para localizar e incautar con mayor facilidad narcóticos, además de la posibilidad de evitar accidentes como incendios o fugas de gas, creando dispositivos capaces de detectar el humo y el gas con mayor facilidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios