El procesador gaming más rápido del mundo acaba de llegar y es de Intel
Ampliar

El procesador gaming más rápido del mundo acaba de llegar y es de Intel

viernes 01 de mayo de 2020, 20:24h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Intel ha presentado hoy sus nuevos procesadores para equipos de sobremesa, los Intel Core serie S de 10ª generación. Entre todos los nuevos modelos se encuentra el nuevo Intel Core i9-10900K, un procesador gaming que ha sido calificado como el más rápido del mundo hasta el momento. Su velocidad es capaz de alcanzar los 5,3 GHz gracias a llevar integrado de serie el Intel Thermal Velocity Boost y ofrece un rendimiento totalmente real para asegurar un nuevo nivel de experiencia gaming.

Intel ha presentado hoy su procesador para ordenadores de mesa más rápido hasta el momento y se ha convertido también en el más veloz del mundo. Según Brandt Guttridge, Director Senior de Grupo de Productos de Escritorio de Intel, “la compañía está comprometida con el futuro del gaming más potente en equipos de sobremesa mediante avances en los límites de frecuencia con vistas a ofrecer la mejor experiencia gaming para PC.” Por lo tanto el nuevo procesador Intel Core serie S de 10ª generación i9-10900K, al convertirse en el procesador gaming más rápido del mundo refuerza el compromiso de Intel con la comunidad gaming.

Un procesador gaming perfecto

En cabeza de la nueva serie de procesadores de Intel se encuentra el Core i9-10900K de 10ª generación, un dispositivo especialmente pensado para gamers y que se ha convertido en el más rápido del mundo con hasta 10 núcleos, 20 subprocesos y velocidades de memoria DDR4-2933. El i9-10900K es capaz de llevar la experiencia gaming a un nuevo nivel nunca antes visto ofreciendo un mayor control de sintonización, opciones multitarea más rápidas y logrando así mayor fluidez en las partidas.

Todas esas características se suman a la nueva tecnología de Intel, Turbo Boost Max Technology 3.0 que brinda mejoras automáticas del rendimiento del equipo en aplicaciones con pocos subprocesos además de incluir un control de hiper procesamiento por núcleo que permite a aquellos usuarios amantes del overclocking decidir qué clase de subprocesos activar o desactivar en cada núcleo.

¿Qué mejora?

El nuevo procesador logra hasta 187 fps más de rendimiento en partidas mientras se streamea y se graba la partida al mismo tiempo respecto a la anterior generación y su rendimiento aumenta en un 63% respecto a los equipos de hace 3 años. Proporciona un sistema de edición de vídeo un 12% más rápida, y si hablamos de 4K aumenta hasta el 18%. También mejora en un 31% el rendimiento general del sistema. Por estos motivos, los nuevos procesadores Intel Core i9-10900K ofrecen una experiencia de juego increíblemente fluida gracias a su excelente conectividad, un entretenimiento inmersivo y optimización en los streams.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios