Nuevos retos en ciberseguridad: El espionaje mental
Ampliar

Nuevos retos en ciberseguridad: El espionaje mental

viernes 06 de mayo de 2016, 10:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Las nuevas tecnologías avanzan y, a su vez, las amenazas y vulnerabilidades en la aplicación de estos avances en el día a día. En este sentido, surgen nuevos retos para la ciberseguridad, como la vigilancia mental o el ‘brain hacking’, es decir, el espionaje mental.

Actualmente, un dispositivo implantado en el cerebro o una simple diadema inteligente es suficiente para registrar señales y poder interpretarlas. Hablamos de aplicaciones de electroencefalografía, las cuales se utilizan para una diversidad de funciones: desde manejar un videojuego con la mente, a bajar la persiana de nuestra casa solo con pensarlo.

Desafíos en seguridad

Gracias a esta tecnología, los avances en la medicina crecen día a día. Con las señales de nuestro cerebro, podemos llegar a controlar una prótesis biónica. Esto hace posible recuperar la movilidad a personas sin sensibilidad en determinadas partes del cuerpo, como una mano o una pierna. Pero, además, las nuevas tecnologías también abren nuevos desafíos en seguridad, especialmente, en una época en la que el sector sanitario está en el punto de mira de los ciberdelincuentes.

'Brain hacking': nuevos riesgos asociados a la posibilidad de registrar las ondas cerebrales

Al respecto, Alfonso Muñoz, promotror de Criptored - Red Temática Iberoamericana de Criptografía y Seguridad de la Información- y experto en seguridad, asegura que las diademas de electroencefalografía son vulnerables a los mismos ataques que un smartphone o un ordenador, por lo que “aún tienen mucho que mejorar en este aspecto”. Así, el experto explica que cuando ya se han traducido los impulsos eléctricos a información binaria, se pueden realizar todo tipo de ataques. “Ahí ya no estás copiando ondas, estás copiando bits” declara en el congreso de seguridad informática Rooted CON.

El 'brain hacking'

De esta manera, Muñoz alerta sobre la futura vigilancia mental o ‘brain hacking’ –programas para espiar el cerebro-. Se trata de nuevos riesgos asociados a la posibilidad de registrar las ondas cerebrales que ya se han demostrado en rigurosos estudios académicos, según informa el experto. “Te pueden sacar información del cerebro sin tú saberlo” afirma Alfonso. “Por ejemplo, saber si conoces a ciertas personas, saber tu número de tarjeta de crédito, etc. Tú no tienes que contestar, ya contesta tú cerebro sin tú darte cuenta”.

Por lo tanto, se trata de una necesidad urgente asegurar estos dispositivos que, por el momento, se encuentran en fases tempranas de desarrollo. Además, Muñoz asegura que todavía no hablamos de ataques perfectos, sino que tienen limitaciones en la interpretación de las ondas cerebrales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios