www.zonamovilidad.es
Operadores, entre la mentira, las contradicciones y la estupefacción

Operadores, entre la mentira, las contradicciones y la estupefacción

Por Pilar Bernat
x
pbernattelycom4com /7/7/16
jueves 18 de marzo de 2021, 00:14h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Másmóvil ha lanzado al mercado DoctorGo con Yoigo, un nuevo producto que ha presentado en rueda de prensa y que no sólo ha sorprendido por su interés y su precio, sino porque viene a constatar algo que ya sabemos hace tiempo: vivimos en un mundo de sinergias, eso que los más ‘in’ denominan economía colaborativa y otros más ‘anglos’, modelos de co-working. Queda claro que aquello de ‘zapatero a tus zapatos’, que muchos defendieron cuando los operadores empezaron a comercializar sus negocios de servicios, pasó a la historia y que hoy en día, cualquiera de ellos lo mismo nos vende una línea telefónica, que un seguro, que nos propone gestionar nuestros ingresos o darnos atención primaria. Nuevos y buenos tiempos

Vodafone, compra o fusión

Pero lo cierto es que, al finalizar la ronda de preguntas sobre Doctor Go, los periodistas que cubren información económica sectorial hicieron al CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger la pregunta más esperada: “¿qué hay de cierto en las negociaciones entre la compañía que usted preside y Vodafone? “Estamos cansados de los continuos rumores y desmentidos que se suceden a lo largo de los meses sin que veamos movimiento alguno -comentaba una compañera-“.

Y una vez más, Spenger aseguró que no hay noticia al respecto; es más, ha afirmado que las especulaciones “ya aburren un poco”, que “de momento” no va a haber fusión ni con Vodafone ni con ningún otro operador. Además, ha sido aseverativo al manifestar que “se debería mostrar respeto por los empleados y socios de las dos compañías y no crear incertidumbre injustificada”. “He sido claro -añadió-, no hay conversaciones y, por lo tanto, es un capítulo cerrado”.

Entonces, si no debemos, no podemos y no queremos creer que miente ninguno de los implicados en el debate, ¿qué es lo que ocurre?

Sin embargo, periodistas de la máxima credibilidad como Antonio Lorenzo (El Economista), Ignacio del Castillo (Expansión) y Marcos Sierra (Vozpopuli) basándose en fuentes fidedignas, han publicado la información que éstas les compartían y a ellos se ha referido Spenger cuando ha comentado que él no llamaría mentiroso a nadie, pero que no era cierto que hubiera ninguna ‘Joinventure’ en ciernes o conversación firme de compra.

Entonces, si no debemos, no podemos y no queremos creer que miente ninguno de los implicados en el debate -incluido el Director de Comunicación de Vodafone, Jaime de Andrés, quien una vez tras otra ha guardado silencio y declarado desconocedor de que la operación estuviera en marcha-, ¿qué es lo que ocurre? La única respuesta razonable a este dilema es que los propietarios de Másmóvil, que hoy son tres fondos de inversión: Cinven, Providence y KKR hayan contactado o incluso discutido sus intenciones directamente con la matriz del operador en Reino Unido y que, como bien explican los periodistas mencionados, la posibilidad de fusión en igualdad de condiciones no ha sido del interés de las partes y ahora, posiblemente, se estén explorando nuevas vías económicas por parte de los fondos que desemboquen en una operación de compra.

Otros elementos en la balanza: la subasta y 5G

Otra cuestión que puede entrar en juego o servir como arma de presión es la inminente subasta de espectro (700 MHz para el despliegue de 5G); ya que MásMovil, a priori y a la espera de conocer las condiciones finales de la propuesta gubernamental, afirma que acudirá a la misma; lo que puede complicar el reparto de las frecuencias (no sería posible que cada uno de los concurrentes adquiriera los 10 MHz necesarios para desplegar correctamente) y obligar a realizar movimientos empresariales ‘inesperados’ o no conocidos “de momento”.

Hay otros factores de fondo como el pundonor con respecto al lanzamiento de 5G, también basado en verdades a medias, ya que fue precisamente Telefónica la que más énfasis hizo cuando hace ya dos años Vodafone lanzó su red 5G sobre 3,5 MHz e insistieron en que era un lanzamiento en falso porque las transferencias no eran SA (stand alone)

Además, hay otros factores de fondo como un posible cambio en la regulación del uso del espectro o el pundonor con respecto al lanzamiento de 5G, también basado en verdades a medias, ya que fue precisamente Telefónica la que más énfasis hizo cuando hace ya dos años Vodafone lanzó su red 5G sobre 3,5 MHz e insistieron en que era un lanzamiento en falso porque las transferencias no eran SA (stand alone); es decir, porque no era una red pura en la que los elementos emisores y receptores, además de la red de transporte completa fueran 5G. Sin embargo, cuando en 2020, gracias a tecnología Ericsson pudieron iniciar su propia comercialización de la nueva generación de telefonía móvil, no dudaron en hacerlo con tecnología DSS, eficaz pero muy alejada de ser una red 5G SA como ellos exigían.

De hecho, Digital Spectrum Sharing (DSS) es un software que permite la agregación de todas las bandas disponibles, incluidas las de 5G si se tienen. La red discierne si un paquete es 5G o 4G dependiendo de la antena emisora y lo envía por el canal menos congestionado. La primera empresa que probó DSS fue Swisscom en 2019 y allí se comprobó que este ingenio de Ericsson permite gestionar unas redes que están entrando en límite de capacidad y liberar recursos; pero no es 5G SA ni siquiera NSA (non stand alone), ya que no conlleva cambios en las infraestructuras físicas y todo se realiza mediante programación.

Es cierto, no obstante, que Vodafone sólo ofrece ‘islas’ de cobertura 5G en 21 ciudades españolas; pero como con cualquier otro de los sistemas predecesores (2G, 3G y 4G) en tiempos de lanzamiento, el despliegue avanza poco a poco según las capacidades económicas de la empresa, la relevancia comercial del lugar y el mayor o menor interés recaudador del Gobierno.

Las capacidades económicas de Vodafone para invertir o como empleador, éstas -a nuestro entender- se pueden ver afectada por la impactante e inconcebible multa que le ha impuesto la Agencia Española de Protección de Datos

Una multa inconcebible

Y precisamente hablando de afán recaudatorio y de las capacidades económicas de Vodafone para invertir o como empleador, éstas -a nuestro entender- se pueden ver afectada por la impactante e inconcebible multa que le ha impuesto la Agencia Española de Protección de Datos; quien, en un momento como el que vivimos, cuando las empresas necesitan todo el apoyo oficial y, sinceramente, después de la reconocida labor que el operador inglés hizo durante la pandemia en nuestro país, ha decidido saquear sus arcas y, salvo recurso a favor, cobrarle más de 8 millones de euros por el uso comercial de datos de sus clientes no directamente, sino por parte de empresas subcontratadas o sub-subcontratadas. Una cifra que jamás se había impuesto, ni remotamente, a ninguna compañía del sector que pudiera haberla merecido.

¡Qué de un paso al frente todo el que haya recibido hoy mismo una o más llamadas comerciales de empresa que no debería tener sus datos! A mí, hoy, por ejemplo, Microsoft al teléfono fijo y Jazztel al móvil. ¿Y a usted?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios