www.zonamovilidad.es
miércoles 12 de octubre de 2016, 09:29h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Con más de 100 teléfonos echando humo en países como EE.UU. y Corea del Sur, es lógico hacerse la pregunta de ¿qué le pasa a las baterías de Samsung?

El Galaxy Note 7 llegó a su fin. Samsung lo ha descontinuado, hará una recogida y lo reemplazará por otros productos. Sin embargo la pregunta sobre ¿por qué se incendian estos teléfonos? Sigue en el aire.

El sitio de tecnología CNET, ha investigado los motivos que llevarían a este teléfono a explotar de forma instantánea, como se observó en el video reciente en un Burger King.

Así, el sitio explica que los teléfonos utilizan paquetes de baterías de iones de litio, que incluyen en su interior un líquido que es altamente inflamable. Si por casualidad la pila hace corto circuito porque la lámina delgada de plástico que separa los lados positivos y negativos se rompe mínimamente, el electrolito líquido se caliente, es inflamable, así que si se calienta muy rápido puede explotar, por eso a muchos usuarios les ha sucedido esto cuando están viendo videos en streaming o cargando el teléfono.

Esta página web explica que no es la primera vez que se retira una gran cantidad de teléfonos del mercado por problemas con la batería. De hecho en 2004 hubo un gran aumento de explosiones en varios modelos que hicieron sonar las alarmas en EE.UU.

En 2009 Nokia tuvo que retirar 46 millones de baterías de teléfonos que estaban en riesgo de cortocircuito. El iPhone también ha tenido sus denuncias en 2015 y recientemente un Galaxy Core quemó a un niño de seis años, explica CNET.

Aunque son pocos casos, serán la ruina de Samsung

Estadísticamente han sido muy pocos los casos que han terminado siendo incidentes reales que deban preocupar a Samsung. El problema es que si no se sacan de circulación los teléfonos, con el tiempo pueden continuar sucediendo problemas.

Un portavoz de Samsung dijo Yonhap News que solo había sido afectado el 0.01 por ciento de los Note 7 vendidos, lo que se traduce en menos de 1000 teléfonos en todo el mundo. Nadie quiere que el teléfono se incendie en un avión, como sucedió la semana pasada con una aerolínea estadounidense.

Samsung quería que el teléfono fuese tan delgado que hizo que su división de baterías trabajara en la tecnología capaz de hacer esa batería más y más delgada.

¿Cuál es el defecto que genera los incendios del Note 7?

Según un reporte de Bloomberg, la Agencia de Normas y tecnología de Corea asegura que Samsung tenía un error de fabricación, porque “aplicaba presión sobre las placas contenidas dentro de las células de la batería”, lo cual, como se ha comentado antes, hacía que los polos positivo y negativo entraran en contacto.

¿Esto que quiere decir? Que Samsung quería que el teléfono fuese tan delgado que hizo que su división de baterías trabajara en la tecnología capaz de hacer esa batería más y más delgada.

Según un profesor del MIT entrevistado por CNET, las baterías de hoy se hacen presionando muchos componentes dentro de un espacio reducido, lo que se presta a que ocurran accidentes.

Teorías de lo que pasa dentro de la batería

Don Sadoway, el profesor del MIT, tiene una teoría que explicaría porque las baterías explotaban cuando ya estaban casi totalmente cargadas. A diferencia de otros casos de teléfonos que se recalientan solo cuando los enchufas y no cuando ya están totalmente cargados, el Note 7 lo hacia al final. ¿Por qué?

La teoría de Sadoway es que es probable que solo una parte de la batería fue apilada de forma inadecuada, lo que impide que el teléfono sepa exactamente cuándo ha llegado al 100% de la carga, por eso Samsung lanzó una actualización para que la carga nunca superara el 60% para evitar que los componentes se recalentaran, chocaran entre sí, y explotaran.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios