www.zonamovilidad.es
Asus ROG Phone 5
Ampliar
Asus ROG Phone 5 (Foto: Alfonso de Castañeda)

Prueba Asus ROG Phone 5, gaming al máximo nivel

Por Alfonso de Castañeda
x
alfondcctelycom4com/8/8/17
viernes 09 de abril de 2021, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El mercado de los móviles gaming sigue imbatible, ofreciendo las máximas experiencias en rendimiento y fluidez y esto es precisamente lo que incluye Asus en su nuevo ROG Phone 5: lo último en hardware, software y gaming.

Asus apuesta por un atractivo diseño al más puro estilo gamer, con una pantalla en la parte trasera de la que hablaremos más adelante. En esta ocasión, Asus apuesta por alargar el terminal alcanzando una relación de aspecto de 20,4:9 y un mayor grosor que su predecesor (1,02 cm, frente a 0,99 cm) con un peso prácticamente igual que en el ROG Phone 3: 238 gramos.

Sin embargo, la sensación en mano es de un terminal robusto y con facilidad de agarre, sobre todo en posición horizontal, que es como se utiliza para la gran mayoría de videojuegos.

Diseño

Asus apuesta en este caso por incluir un color blanco en la trasera con el logotipo de ROG (Republic of gamers) en color y conservando la estética de la marca con acabado en brillo y el módulo de triple cámara situado en la esquina superior izquierda situado de forma horizontal que no sobresale en exceso.

La trasera llega protegida por un cristal Gorilla Glass 3 que apenas marca las huellas dactilares (seguramente en el modelo negro se noten más) y que apenas resbala. Los bordes están terminados en mate y libre de altavoces (se integran en la frontal por motivos gaming).

Encontramos en el lateral izquierdo un puerto para el AeroActive Cooler 5 y la bandeja para la dual SIM en un tono azul muy llamativo. También en la zona central del lateral izquierdo se encuentra un puerto de carga USB tipo C. Al otro lado se encuentran los botones de encendido/bloqueo con un tono azulado y los de volumen. Por su parte, en la parte inferior se encuentra un segundo puerto de carta USB tipo C y el puerto mini Jack de 3,5 milímetros.

Como señalábamos, los altavoces no se encuentran en los laterales, sino en el frontal. Se trata de dos altavoces a modo hendiduras realmente discretas en el límite entre el borde del teléfono y la pantalla. La pantalla, protegida por Gorilla Glass Victus, queda totalmente limpia, sin notch ni agujero para pantalla frontal.

Pantalla

En cuanto a la pantalla, el ROG Phone 5 de Asus incorpora un panel AMOLED de 6,78 pulgadas con una resolución FullHD+ de 2.448x1.080 píxeles, con una densidad de 395ppp. El terminal mantiene los 144Hz de tasa de refresco máximo que se dejan notar mucho en la experiencia de juego.

La pantalla llega con soporte para HDR10+ y ligeramente sobresaturada (para gustos, colores), pero se puede modificar de manera sencilla en los ajustes del sistema, al igual que ocurre con el modo de navegación.

Asus apuesta por un panel limpio, sin notch ni perforaciones en la pantalla, ofreciendo una experiencia inmersiva que pese a que la pantalla no aprovecha el frontal al completo, sí que evita todo tipo de distracciones para lograr una jugabilidad mejorada.

Rendimiento

En el interior del ROG Phone 5, Asus confía en el potente Snapdragon 888 de Qualcomm, el mejor de la compañía estadounidense que demuestra una vez más su poderío en la gama premium y en el gaming que trabaja a la perfección con su RAM de 16GB y los 256GB de almacenamiento interno (en la versión que hemos probado).

Con estas características es muy complicado notar lag en el rendimiento, parones o problemas a la hora de disfrutar de un videojuego, realizar funciones de multitarea así como reproducir películas o vídeos en streaming, y no defrauda. El rendimiento es excepcional en todas las ocasiones, con una fluidez notable.

Queda trabajo por hacer todavía en el apartado del calentamiento ya que tras un rato de juego sí podemos notar que el terminal se recalienta, pero el sistema de refrigeración y el ventilador hace su trabajo rápidamente.

El ROG Phone 5 incorpora dos sensores más que la generación anterior en su sistema AirTrigger 5, permitiendo llevar la experiencia de jugar en un móvil a otro nivel, que lo acerca al uso de videoconsolas portátiles como pueda ser la Nintendo Switch.

En cuanto a software, Asus apuesta de nuevo por Armoury Crate, el modo de juegos extremo que ofrece una gran cantidad de opciones para crear perfiles ajustables a cada juego, en función de las necesidades o requisitos que queramos darle, pudiendo ajustar el rendimiento, la red, los AirTriggers, la asignación de teclas y macro, la sensibilidad y presión táctil y los ajustes de pantalla, como la calidad de gráficos o la tasa de refresco.

Para gestionarlo todo, Asus apuesta por Android 11 con ROG UI actualizado a su última versión, dando mucho control de las apps que quedan de fábrica, pudiendo desinstalar la gran mayoría de apps de Google y todas las que llegan de terceros. En general el software es muy estable sin apenas lag durante toda la experiencia de uso.

Cámaras

Desde el primer momento la compañía ha dejado claro que el ROG Phone 5 no es un terminal pensado para la fotografía, pese a ello Asus incorpora un potente sistema de tres cámaras que permite realizar fotografías de hasta 64MP o grabaciones de vídeo a 8K.

En este sentido, el ROG Phone 5 incluye como cámara principal un sensor Sony IMX686 de 64MP con apertura f/1.8, acompañado de un gran angular de 13MP con un campo de visión de 125º y una apertura f/2.4. Completa el sistema un sensor macro de 5MP con apertura f/2.0. Para los selfies, Asus apuesta por una lente de 24MP con apertura f/2.45

El resultado de este sistema es bastante completo, con un gran resultado en escenarios con mucha luz, incluso en modo automático, siendo recomendable mantener activado el HDR. La parte negativa en este caso llega en situaciones nocturnas o con poca luz con resultados menos correctos. Hay que destacar, por su parte, las fotografías que logramos con el modo retrato, excelente en situaciones de luz y correctos en escenarios más sombríos.

Lo mismo nos ocurre en el caso de la cámara frontal, que permite conseguir unos selfies de calidad en momentos de luz. El modo HDR permite salvar algunos escenarios, por lo que es interesante jugar con ello según qué fotografía queramos hacer. Lo que menos ha gustado de esta cámara es el resultado que ofrece el modo retrato, ya que el desenfoque es algo artificial.

Autonomía

Por su parte, la autonomía del ROG Phone 5 de Asus se apoya en una batería de 6.000mAh (dos pilas de 3.000mAh cada una) ofreciendo con un uso intensivo una media de 9 horas y media de pantalla y casi 20 horas de autonomía. Salvo que se abuse de los modos de tasa de refresco al máximo, del uso intensivo de periféricos y los altos modos de rendimiento, el equipo ofrece un resultado bastante correcto en este apartado.

Para compensar, el equipo cuenta con carga rápida de 65W que permite una carga completa en poco más de una hora y en caso de que nos quedemos sin batería, el diseño del terminal permite cargar el móvil mientras jugamos, incluso en modo horizontal, ya que cuenta con un puerto propio para ello.

Conclusión

En conclusión el Asus ROG Phone 5 ofrece un rendimiento de primer nivel, aprovechando al máximo el Snapdragon 888 de Qualcomm y con una gran fluidez en todos los escenarios. También destaca su pantalla que ofrece un color, contraste y brillo de alto nivel que al aprovechar la tasa de refresco de 144Hz nos permite disfrutar de los videojuegos de la mejor manera, sobre todo si hacemos uso de su software para juegos propio.

En el lado negativo de la tabla hay que señalar las cámaras que todavía tienen trabajo pendiente, especialmente los modos retratos de la cámara selfie y la fotografía nocturna.

Nota: 8,75/10

Lo mejor: El rendimiento

Lo peor: la cámara

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios