Prueba Gigaset GS185, un alemán con carácter
Ampliar

Prueba Gigaset GS185, un alemán con carácter

domingo 28 de abril de 2019, 12:00h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Diseñado, ensamblado y con los servicios de atención, en Alemania, el Gigaset GS185 presume de ser un teléfono europeo que si bien, como todos los terminales del mercado, recibe componentes fabricados en China, es en Bocholt donde lo ensamblan, lo embalan en cajas ecológicas y le ponen ‘el lazo’.

Dentro de esa caja, encontramos un móvil cuya principal característica es su razón de ser, su utilización como teléfono y la calidad de voz tanto en la transmisión a través de redes inalámbricas (LTE CAT 4) como en voz sobre WiFi. Acompañan al terminal unos auriculares con Jack de 3.5 mm, un cargador con cable microUSB 2.0 (se queda un poco anticuado), que permite, igualmente, leer memorias externas (OTG) y cargar otros teléfonos y el pincho para abrir la cuna de la tarjeta SIM.

De frente

Al mirarlo de frente descubrimos una pantalla IPS HD, con una relación de aspecto 18:9 de 5,5 pulgadas de diagonal y visión panorámica y sobre ella, un cristal 2.5 D con superficie antirrayaduras y una capa oleófuga que repele las huellas y la suciedad.

El teléfono, de corte elegante y tradicional, aún conserva las barras inferior y superior donde se aloja la circuitería; pero en esta última descubrimos un detalle muy interesante: a la derecha de la cámara frontal, de 13 Mpx, hay un flash de LED, lo que nos permite iluminar los autorretratos y obtener fotos más luminosas y nítidas. En este caso, un magnífico recurso en un terminal de gama de entrada cuyas cámaras no suelen equipar sensores muy sensibles y en condiciones de baja luminosidad suelen quedarse algo cortos.

En el lateral derecho se alojan los pulsadores de activación y volumen, que pulsados simultáneamente realizan capturas de pantalla. Así mismo, si giramos el smartphone, en una trasera limpia, sólo contorneada en otro tono por el corte de antena, destaca el logo de la marca, el lector de huella digital (situado en el centro) y en la esquina superior izquierda vemos la cámara principal. Ésta dispone de un sensor de 13 Mpx, apertura focal f/2.0, foco por detección de fase, grabación de video en resolución 1080p@30fps y, asociado a la misma, software de personalización de tomas mediante filtros de colores.

En su interior

La carcasa de esquinas redondeadas y un agarre bastante cómodo, encierra un procesador Qualcomm Snapdragon 425 al que los alemanes han sacado el máximo rendimiento. Con este procesador, los americanos quisieron redefinir la gama baja y dotarla de grandes propiedades y para ello, incluyeron en su plataforma: conectividad LTE Cat 4, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac con MU-MIMO (1x1); una CPU de 64 bits Cortex A53 y un ISP dual de 16MP, todo lo cual significa una conexión inalámbrica suficiente para consumidores convencionales, tanto vía telefonía celular como con redes de alcance medio y un procesador de imagen que, como hemos mencionado, facilita la toma de fotos nítidas, brillantes y bien enfocadas.

Con respecto al procesador gráfico, lleva un Adreno 308, que ofrec imágenes visuales suaves y fluidas; lo que no quiere decir que sea un terminal para grandes jugadores que busquen experiencias inmersivas; pero sí gestiona los programas de entretenimiento más convencionales.

Pure Android 8.1

En cuanto al sistema operativo, nada le puede gustar más a los ‘tekis’ que un software limpio, con pocas capas y manipulaciones por parte de los fabricantes. Y eso es lo que ofrece el Gigaset GS185, ya que, salvo un par de detalles de la marca, como el acceso a los tutoriales, el programa base, un Android 8.1 Oreo, está intacto.

Memoria y batería

En lo tocante a la memoria, tenemos que hablar de 16 GB de almacenamiento interno, 2 GB de RAM y cuna para una microSD con una capacidad máxima de 256 GB, lo que corresponde al estándar SDXC (también sirven).

Y si de batería hablamos, destacar que es uno de sus puntos fuertes y de los que más puede presumir, ya que si a un teléfono al que no se le va a exigir demasiado rendimiento se le pone una batería de polímero de litio de 4.000 mAh, se soluciona una de las peores pesadillas de los consumidores de telefonía móvil. De hecho, en reposo aguanta 550 horas, aproximadamente. ¡Y, dispone de sistema de carga rápida!

El GS185 se codea en el mercado con el Xiaomi Mi A1, el Samsung Galaxy J5, el Honor 7C o el LG K8. Se comercializa en azul y cognac y se puede comprar directamente on line en la propia página de Gigaset o en los canales de distribución habituales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.