Prueba Xiaomi Mi 8, los asiáticos plantan cara a los tops de la industria
Ampliar

Prueba Xiaomi Mi 8, los asiáticos plantan cara a los tops de la industria

sábado 27 de abril de 2019, 18:15h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

La marca china Xiaomi viene pisando fuerte con su Mi 8. Este nuevo smartphone pretende mejorar las ventas de sus antecesores y llegar a metas que nunca ha alcanzado la compañía hasta ahora con este tipo de productos.

El teléfono Mi8 de gama media-alta que ha sacado la empresa Xiaomi al mercado va a dar mucho que hablar, ya que el tipo de especificaciones técnicas que aprecia el consumidor es del más alto nivel y otras, aquellas que le permite ser tan competitivo, no llegan al gran público ya que SAR (nivel de emisión de radiación) o la seguridad nos son conceptos determinantes para el comprador medio.

Este móvil cuenta con el último procesador que ha salido al mercado de la factoría de Qualcomm: el Snapdragon 845. Además de tener sistema operativo Android el 8.0, los compradores podrán disfrutar de la posibilidad de gestionar las aplicaciones a gran velocidad, disfrutar de la inteligencia artificial integrada, de un procesador de imágenes y una GPU de última generación o descargar contenido de Internet a una velocidad mucho más rápida que con los anteriores smartphones de la serie Mi.

A la hora de jugar, sólo los móviles con este nivel de procesador pueden asegurar una experiencia satisfactoria y, en términos de software, señalar que lleva una capa de personalización que no gusta a todo el mundo dadas sus influencias asiáticas, MIUI 9.5.

Cuestión de imagen

Este smartphone incluye una cámara delantera de 20 MP para disfrutar de los ansiados autorretratos con la mejor calidad y una cámara dual trasera con sensores de 12 MP cada uno. Las fotos obtenidas resultan mucho más cercanas a la realidad que las que se podían obtener hasta ahora con móviles de la misma gama. Así mismo, el visionado de videos 1080p (full HD) se ejecuta a gran velocidad y sin parones durante la emisión.

La seguridad del soporte es óptima, porque integra un sensor de huella digital situado en la parte trasera del teléfono, justo en el sitio donde se apoya de forma natural el dedo. También contiene un registro facial con el que detecta la cara del usuario de manera instantánea y sin que el nivel de luminosidad incida especialmente. Ambos sistemas están pensados para asegurarse la confianza del consumidor.

El diseño

Uno de los puntos flacos del modelo, tal vez el más significativo, es el diseño, ya que siguiendo la moda general está construido con cristal Corning Gorilla Glass 4 el cual resbala ligeramente cuando tienes el móvil en la mano. Por tanto, debes prestar especial atención cuando lo estás usando porque se te puede caer con facilidad al suelo y sufrir un desperfecto. La alternativa, ya se sabe... comprar una carcasa que facilite el agarre y te permita utilizarlo con seguridad.

El precio del teléfono es bastante asequible para un aparato de gama alta (500€); lo que lo sitúa como el ‘más competitivo de su especie’. Incluso se podría decir que es apto para todos los bolsillos. Otra ventaja es que se puede utilizar sin cascos, porque se puede reproducir el contenido multimedia con cualquier dispositivo de escucha inalámbrico que se conecte a través de WiFi o más fácil aún, de Bluetooth, ya que, tanto en un caso como en otro, dispone de plataformas de última generación.

Xiaomi ha fabricado un producto que tiene muchas garantías de poder competir con los smartphones de última generación de marcas tan grandes e importantes en el mercado mundial como son Apple, Samsung, Huawei o LG. A veces parece simplemente una cuestión de pequeños detalles, aunque para el público muy entendido éstos resultan un abismo.

En definitiva, podemos decir que el nuevo modelo que ha sacado Xiaomi al mercado es una apuesta segura. El Mi8 ofrece las últimas novedades en tecnología para teléfonos móviles, además la resolución de la pantalla y la calidad de las cámaras lo convierten en, una ganga que puede hacer ‘pupa’ en el mercado de gama alta.

Bien es verdad que la multinacional china presume de una fuerte aproximación a los más jóvenes, pero en el segmento de población de edad media, allá donde reside el poder adquisitivo, aún tiene mucho trabajo que hacer y no les resultará fácil llegar hasta ellos porque Internet no es el medio que utilizan para informarse y aún consideran que los productos chinos que no conocen no les aportan confianza. El camino va a ser largo, pero su pujanza es imparable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.