www.zonamovilidad.es
OnePlus 9 Pro
Ampliar
OnePlus 9 Pro (Foto: Alfonso de Castañeda)

Prueba OnePlus 9 Pro, progresa adecuadamente

viernes 23 de abril de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El nuevo flagship de OnePlus llegó al mercado hace ya algunas semanas y en Zonamovilidad.es hemos estado probándolo durante algo más de un mes. El OnePlus 9 Pro ofrece rendimiento de primer nivel, fotografía de calidad y una batería correcta, pero sin sorprender a nadie.

El OnePlus 9 Pro introduce mejoras en todos los aspectos, especialmente en el apartado fotográfico tras su acuerdo con Hasselblad, que en esta primera ocasión simplemente se deja notar en el software.

Diseño

El OnePlus 9 Pro presenta unas dimensiones con aires de compacto, pero sin llegar a serlo con 16,32x7,36x0,87cm y un peso en línea con la gama alta de 197 gramos.

En esta ocasión, OnePlus continúa con la línea de diseño que ya tenía su predecesor con esquinas redondas y bordes curvos, sin embargo, sí destaca el módulo fotográfico, que en este caso presenta un tamaño mucho más grande y llamativo situado en la esquina superior izquierda con la firma de Hasselblad dentro del módulo, que sobresale ligeramente, tanto el módulo como las lentes, provocando un balanceo. El resto de la trasera queda limpia, salvo por el logotipo en la parte central y los datos de licencias y modelo en la parte inferior.

En los laterales nos encontramos una ligera curvatura que facilita el agarre con los botones de volumen en el frontal izquierdo y en el lado derecho el botón de encendido/apagado y la ya icónica tecla de silencio/vibración/sonido. En el lateral inferior se encuentra el puerto de carga en la zona central con los altavoces a un lado y el puerto de la SIM en el otro.

Por otro lado, nos encontramos un frontal prácticamente limpio con marcos simétricos y con la cámara selfie agujereada en la esquina superior izquierda, pero que durante la experiencia de uso prácticamente no molesta.

OnePlus 9 Pro. Tabla de características, especificaciones técnicas y precio

Leer más

Pantalla

Una de las principales claves de este equipo es su pantalla, que introduce un panel de tipo AMOLED de 6,7 pulgadas con resolución QHD+ (3120x1400px) y una tasa de refresco de 120Hz que introduce además la tecnología LTPO que permite adaptar la tasa de refresco al contenido que se está viendo (1-120Hz), lo que permite un ahorro energético de hasta el 50%.

Durante toda la experiencia de uso, el panel ofrece una experiencia prácticamente impoluta en todos los aspectos con un nivel correcto de calibración y numerosas opciones de configuración de color, brillo, tasa de refresco, sensibilidad táctil…

En este caso, y a diferencia del hermano pequeño, OnePlus opta por una pantalla ligeramente curva bien trabajada para evitar toques accidentales y que evita en la gran mayoría de los casos sombras en los bordes que ensucian la visualización, por lo que estamos ante un panel ideal para el consumo de contenidos audiovisuales, multitarea o el juego a videojuegos.

Rendimiento

En su interior, el OnePlus 9 Pro apuesta por el potente Snapdragon 888 5G de Qualcomm, uno de los procesadores mejor fabricados de los últimos años y que en este dispositivo hemos podido comprobar como ofrece una experiencia totalmente fluida, sin lag ni tirones, incluso en situaciones de mucha carga como en multitarea o juegos pesados y tampoco se notan excesos de calor en ninguna situación.

El equipo que hemos probado cuenta con 12GB de RAM y 256GB de almacenamiento interno, lo que completa a la perfección la potencia del Snapdragon 888 que ofrece además conectividad 5G, una característica que actualmente puede no ser diferencial para optar por la compra de un equipo pero que ya se puede exigir a todos los terminales de gama alta (y la mayoría de los gama media).

El OnePlus 9 Pro trabaja con Android 11 con la capa de personalización OxygenOS 11.2, una capa que ha mejorado mucho en los últimos modelos y que lo sigue haciendo con este equipo que nos permite disfrutar de una experiencia muy limpia

Asimismo, el OnePlus 9 Pro trabaja con Android 11 con la capa de personalización OxygenOS 11.2, una capa que ha mejorado mucho en los últimos modelos y que lo sigue haciendo con este equipo que nos permite disfrutar de una experiencia muy limpia, con muy pocas apps terceras (solo está Netflix), el paquete de Google y alguna aplicación de la casa (tiempo, notas Cambio a OnePlus y la app de la comunidad), que se pueden eliminar.

La clave de esta capa es precisamente que nos permite una personalización prácticamente total: colores, tipografía, forma de iconos, animación del lector de huella, pantalla ambiente, Horizon Light y botones de navegación, entre otras.

Destacan dos aspectos en concreto de este sistema, por un lado, el modo Zen que permite desconectar el dispositivo durante un tiempo y, por otro lado, el modo Fnatic para la experiencia gaming, que bloquea las llamadas y alertas y limita toda la actividad en segundo plano para destinar más recursos de memoria, conectividad y procesador al juego y la pantalla, lo que permite una experiencia mejorada y muy fluida.

Cámara

La gran novedad en los OnePlus 9 Pro es precisamente en el apartado de la cámara, donde la compañía inicia su acuerdo con Hasselblad, que en esta primera tanda de terminales sólo se centra en el software, continuando con Sony para el hardware.

En los equipos anteriores siempre ha habido cuestiones importantes a mejorar en lo relativo a la cámara, como vimos en el OnePlus 8 o en el OnePlus 8T, por ejemplo. El trabajo del equipo de Hasselblad se deja notar con la incorporación del logotipo en la parte trasera como ya hemos mencionado, el sonido de disparo que busca emular al sonido del obturador de las cámaras de la marca sueca y el color del disparador que asume el naranja de las Hasselblad.

OnePlus opta en esta ocasión por el sensor IMX789 de 48MP con apertura f/1.8 y OIS+EIS, acompañado del IMX766 de Sony de 50MP con apertura f/2.2 como gran angular. El sistema lo completa una lente teleobjetivo de 8MP con apertura f/2.4 y un sensor monocromo de 2MP.

Lo importante, sin embargo, llega en el software, que la compañía sueca incorpora su particular corrección e interpretación de los colores para lograr tonos más naturales, algo que se ha conseguido. OnePlus continúa con el diseño y estilo en su app de cámara, incluyendo dos nuevos modos de disparo: ‘inclinación-desplazamiento’ y ‘lapso de tiempo’.

El resultado es en general mucho mejor que lo que se logró en los equipos anteriores. Especialmente bien trabajado está el sensor principal que ofrece un gran rendimiento en escenarios con luz, con muy buen resultado en el color (gracias Hasselblad).

Si nos fijamos en el gran angular, el rendimiento es igualmente bueno, con una mejora importante en los colores, pero todavía con trabajo pendiente en las deformaciones (seguramente será una de las cuestiones que veremos solucionada cuando Hasselblad meta mano en el hardware).

La parte más débil de la cámara es el teleobjetivo, que nos ofrece un resultado con bastante ruido cuando optamos por el zoom (de hasta x30 en digital) y que incluso en alguna situación es mejor optar por hacer una fotografía con otro de los sensores (en su mayor calidad) y recortarla.

Por su parte, en los escenarios de poca luz y de oscuridad se sigue notando todavía el trabajo pendiente, siendo el sensor principal el que mejor resultado nos ofrece (es el que mayor apertura tiene). Encontramos exceso de ruido en el teleobjetivo y poco detalle en el gran angular, pero el sensor principal da unos resultados correctos. En los tres casos la imagen resultante es aceptable, pero todavía con mejoras pendientes.

Hay que destacar los pocos cambios que notamos frente a generaciones anteriores en el modo retrato, que ofrece un desenfoque (o efecto bokeh) muy exagerado y brusco

Hay que destacar los pocos cambios que notamos frente a generaciones anteriores en el modo retrato, que ofrece un desenfoque (o efecto bokeh) muy exagerado y brusco. Sorprende que durante la experiencia de prueba, el resultado ha sido mejor en objetos que en personas.

En esta ocasión, OnePlus no incorpora sensor macro, pero sí ofrece un modo supermacro que se activa automáticamente al acercarse mucho a un objeto y que hace uso del gran angular, pudiendo acercarnos a unos 3-4 centímetros del objeto. El resultado en este caso es correcto.

En la parte frontal tenemos la cámara selfie que incluye un sensor Sony IMX471 de 16MP con apertura f/2.4 sin enfoque automático (opta por enfoque fijo), lo que nos deja un resultado correcto, pero sin grandes halagos.

Autonomía

En el apartado de la autonomía, OnePlus apuesta por dos celdas de 2.250mAh cada una (4.500mAh en total) lo que permite acelerar la carga rápida y ofrecer un sistema que se calienta menos, sin embargo, a la hora de utilizar el equipo nos encontramos con que en días de mucho uso apenas alcanzamos las 4 horas de pantalla y en situaciones normales podemos rozar las seis horas, así como unas 22 horas de autonomía general.

Todo esto sería algo muy crítico si OnePlus no hubiese trabajado bien la carga rápida. Los asiáticos apuestan por los 65W mejorando los tiempos en 10 minutos frente al OnePlus 8T y pudiendo cargar el móvil por completo en menos de 30 minutos y el 50% en unos 10 minutos. Este cargador está incluido en la caja.

Por otro lado, el equipo también cuenta con carga inalámbrica para lo cual OnePlus ha desarrollado el Warp Charge 50 Wireless, con la curiosidad de que permite realizar la carga tanto en horizontal como en vertical, pudiendo ver vídeos o contenido multimedia de forma horizontal mientras carga. Sin embargo, el cargador inalámbrico cuenta con un ventilador que puede ser ligeramente ruidoso e incluso molesto (no es recomendable utilizarlo para dormir ya que en nuestra experiencia el ruido del ventilador es incómodo, sin ser muy elevado, sí se nota).

Conclusión

En conclusión, OnePlus continúa ofreciendo un gran rendimiento gracias al perfecto binomio OxygenOS-Qualcomm (Snapdragon 888 en este caso) que cada vez es mejor. A ello se suma la excelente pantalla a la que nos está acostumbrando OnePlus introduciendo los 120Hz.

En la batería sí es cierto que notamos cierta debilidad, con una autonomía ligeramente escasa pero que la compañía consigue salvar y solventar con su potente carga rápida (por cable e inalámbrica).

La parte negativa la volvemos a encontrar en las cámaras que todavía tiene mucho trabajo por hacer, pero que introduce algunos cambios, de la mano de Hasselblad, que mejoran el resultado final. Esta alianza será clave para situar las cámaras de OnePlus a la par de su rendimiento, pero todavía apenas se nota.

Nota: 9,25

Lo mejor: Rendimiento

Lo peor: Cámara

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios