www.zonamovilidad.es
miércoles 17 de febrero de 2021, 18:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

La apuesta renovada del OnePlus 8T debería ser herencia del 7T, sin embargo nos encontramos con un smartphone con más herencia de sus hermanos mayores los OnePlus 8 y 8 Pro, con un atractivo diseño, rendimiento de primer nivel, pero sin abrazar aún al teleobjetivo. Hemos probado el OnePlus 8T durante unos meses y este es el resultado.

Diseño

El OnePlus 8T introduce una trasera de cristal con acabado brillante que contrasta con el tono mate de los bordes metálicos, recordando al OnePlus Nord. En términos generales es un equipo bien construido con tacto agradable y buen agarre con un estilo más juvenil que resiste bien los posibles arañazos y las huellas.

El equipo está fabricado con apenas 188 gramos de peso y unas dimensiones de 16,07x7,41x0,84cm, optando por un acabado en curva en la parte trasera que facilita el agarre.

En esta ocasión, sin embargo, OnePlus opta por un nuevo diseño para su módulo de cámaras, apostando por un diseño rectangular con las equinas redondeadas y situado en la zona superior izquierda, en lugar de en el centro, gracias a lo cual la compañía gana espacio en el interior del equipo para otros componentes. El módulo sobresale ligeramente, pero sin ser excesivo.

En el lateral izquierdo nos encontramos los botones físicos de volumen y en el lateral opuesto está el deslizador ya característico de OnePlus para los modos de sonido y el botón de encendido.

En el borde inferior se encuentra el USB tipo C en la parte central y a los lados la bandeja para la SIM y el altavoz principal. La zona superior queda prácticamente limpia, aunque se incluye el altavoz secundario sobre la pantalla de manera discreta.

También de manera discreta se ha colocado la cámara selfie, que se encuentra agujereada sobre el panel en la esquina superior izquierda, una pantalla que totalmente plana sin curvaturas.

Prueba OnePlus 8, la perfecta combinación de OxygenOS y Snapdragon

Leer más

Pantalla

Siguiendo con la pantalla, el OnePlus 8T incorpora un panel de tipo AMOLED de 6,55 pulgadas con una resolución Full HD+ (2.400x.1080p) con una densidad de 402 píxeles por pulgadas y un aspecto ratio de 20:9 con 120Hz en pantalla y hasta 1.100 nits de brillo máximo.

El resultado es más que correcto, en el cual el agujero de la pantalla para la cámara frontal apenas interrumpe la experiencia de uso

El panel plano ofrece un gran rendimiento aunque parece que se ha instaurado un nivel estándar de resolución en el Full HD+, incluso en las gamas altas. Como es habitual en las pantallas AMOLED, el sistema tiende a sobresaturar ligeramente, una configuración que se puede ajustar fácilmente.

En términos generales el resultado es más que correcto, en el cual el agujero de la pantalla para la cámara frontal apenas interrumpe la experiencia de uso, sobre todo cuando se activa la opción clave de la pantalla, los 120Hz de tasa de refresco de máximo. El OnePlus 8T no ofrece esta función en modo fijo, sino que es una cifra máxima que varía en función del uso del terminal y la aplicación, pero que es recomendable mantener activa en todo momento, siempre que lo permita la batería, ya que se nota en la fluidez del sistema.

Rendimiento y seguridad

En su interior, el OnePlus 8T incorpora el procesador Snapdragon 865 de Qualcomm, lo que ofrece al smartphone un rendimiento fluido y constante en todo momento, incluso en el uso de videojuegos y de varias aplicaciones pesadas.

El equipo trabaja de manera fluida en todo momento controlando bien la temperatura

Posee además un módem 5G, lo que le ofrece conectividad de quinta generación, aunque esto pueda parecer algo más banal teniendo en cuenta que las redes 5G no se han desplegado de manera completa en España.

El equipo trabaja de manera fluida en todo momento controlando bien la temperatura a pesar de que con un uso intenso se pueda notar una ligera subida de la temperatura, pero que no afecta al rendimiento ni a la experiencia.

A nivel de software, el OnePlus 8T llega con Android 11 y la capa de personalización de la marca, OxygenOS 11 que llega con un sistema muy limpio y claro sin apenas aplicaciones de terceros instaladas (salvo Netflix y la suite de Google)

OxygenOS 11 conserva su aspecto minimalista y sus numerosas posibilidades de personalización e incorpora su ya común Espacio de Juegos, una configuración que permite redistribuir los recursos del equipo para favorecer la experiencia gaming. En general, OnePlus conserva la ligereza de la capa y su fluidez.

Por otro lado, OnePlus opta por incorporar dos modos de acceso biométrico (huellas dactilares y reconocimiento facial) a través de la cámara subjetiva en pantalla y de un lector de huellas bajo el panel. Éste último funciona con bastante rapidez y ofrece una experiencia fluida, cosa que no ocurre tanto en el reconocimiento facial ya que requiere activar la pantalla para que se inicie el procedimiento. Aunque hay que reconocer que una vez se activa la pantalla, la lectura es veloz.

Cámara

OnePlus opta por un atractivo diseño en la trasera para la incorporación de las cámaras en un sistema que podemos denominar tipo ficha de dominó con cuatro cámaras. La lente principal es un sensor Sony IMX586 de 48MP con apertura f/1,75 y OIS+EIS. Le acompaña un ultra gran angular (sensor Sony IMX481) de 16MP con apertura f/2.2 y un campo de 123 grados. En tercer lugar encontramos una lente macro de 5MP con apertura f/2.4 y cierra la lista un sensor monocromo de 2MP que sirve como apoyo para el principal.

En cuanto a la experiencia fotográfica, el sistema ofrece un manejo muy sencillo a través de pestañas (personalizables) y el resultado es, en términos generales, de buena calidad, ofreciendo un gran rendimiento en escenas de exterior y con iluminación abundante, aunque le cuesta un poco más en escenas de poca luz y con sombras.

El gran angular ofrece buenos resultados con una correcta corrección de las deformaciones en la mayoría de los casos. Mientras tanto el macro mejora la resolución con la incorporación del sensor de 5MP, frente a los 2MP que suelen ser habituales en estos casos.

En el apartado de vídeo, el OnePlus 8T ofrece resolución 4K hasta 60fps y cuenta con cámara lenta a 240fps (FullHD). El equipo permite un disparo a 48MP, aunque para ello requiere más tiempo lo que puede provocar que la imagen salga algo movida en personas que no controlen el pulso.

Por otro lado, en la parte frontal, OnePlus apuesta por el sensor IMX471 de 16MP con apertura f/2.0 y estabilización electrónica. La cámara ofrece un resultado óptimo en condiciones favorables aunque se complica más en escenarios de contraluz. Por su parte, el modo retrato de esta lente ofrece un resultado más plano que en otras cámaras selfie, pero con un resultado correcto.

En términos generales estamos ante un buen sistema de cámaras con resultados más que correctos, aunque peca una vez más de abandonar el teleobjetivo y de aportar unos tonos ligeramente más fríos de lo habitual.

Prueba OnePlus Nord, calidad premium a precios asequibles

Leer más

Autonomía

Por último, el OnePlus 8T integra una batería de 4.500mAh que llega con carga rápida Warp Charge 65 que soporta el cargador que va incluido en la caja (aunque éste tiene cable USB tipo C por ambos extremos).

Con un uso normal, el terminal ofrece autonomía para algo casi dos días, pudiendo completar dos jornadas sin apenas preocupación

Con un uso normal, el terminal ofrece autonomía para algo casi dos días, pudiendo completar dos jornadas sin apenas preocupación e incluso parte de la noche, lo que permitiría no cargar el smartphone hasta la mañana siguiente (gracias a la carga rápida podemos cargar el equipo mientras nos duchamos o desayunamos sin problema para poder cumplir la jornada, aunque para cargarlo por completo necesitamos una hora prácticamente).

La tasa de refresco de 120Hz se deja notar en la autonomía, reduciendo ligeramente la duración de la batería, pero en términos generales merece la pena mantenerla activa todo el rato ya que el impacto en ésta es reducido.

Conclusión

El OnePlus 8T es una apuesta muy interesante para competir en la gama alta con un precio ajustado, ofreciendo rendimientos de primer nivel con un diseño muy atractivo y una gran fluidez, incrementada si optamos por los 120Hz que nos permite la pantalla.

El OnePlus 8T es una apuesta muy interesante para competir en la gama alta con un precio ajustado, ofreciendo rendimientos de primer nivel

También hay que aplaudir las capacidades de la batería, que incluso en jornada intensas de mucho uso permite cubrir hasta dos días sin cargarlo.

La parte negativa la encontramos en la fotografía, ya que a pesar de los buenos resultados en términos generales, todavía hay espacio para mejorar y se echa de menos, por lo menos en el caso de un servidor, el teleobjetivo.

Lo mejor: Rendimiento

Lo peor: Cámara

Nota: 9/10

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios