Prueba monitor LG

Prueba pantalla LG Wide Curve 21:9: una reina sobre el escritorio
Ampliar

Prueba pantalla LG Wide Curve 21:9: una reina sobre el escritorio

domingo 18 de marzo de 2018, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Este monitor curvo de LG, de impresionante aspecto ofrece 38 pulgadas de diagonal de pantalla, las cuales favorecen el formato 21:9 ultra ancho con el que el fabricante pretende dar respuesta a la necesidad que demandan muchos profesionales -como creadores de contenidos- de disponer de varias vistas simultáneamente. Su diseño un espectáculo, su utilidad incuestionable.

Para los especialistas de la edición de video un monitor con resolución WQHD resulta una joya, ya que podemos disponer de todos los elementos en un solo entorno y mantenerlos a la vista. Gracias a la gran envergadura del monitor es posible colocar los paneles necesarios y trabajar con ellos con un tamaño muy cómodo. No menos suerte tienen los diseñadores gráficos si quieren contar con un equipo impresionante para abrir los programas de dos en dos y poder trabajar en un tamaño adecuado, transfiriendo la información de uno a otro, sin necesidad de abrir y cerrar ventanas constantemente. También resulta imprescindible para aquellos profesionales que trabajan con grandes cantidades de información como inversionistas, desarrolladores de aplicaciones o programadores.

De hecho, uno de los aspectos más sorprendentes de este ‘gigante coreano’ es la capacidad que tiene de permitir dos ordenadores conectados simultáneamente con un aspect ratio de 1:1 para cada uno de ellos, gracias a la integración de dos puertos HDMI. Este sistema Dual Linkup nos facilita trabajar con dos equipos distintos e interactuar con ambos, facilitando la fluidez en el trabajo y la exportación de archivos entre uno y otro, sin importar con que sistema operativo funcionen.

No todo es trabajo

Por último, si uno se ha cansado de trabajar y pretende disfrutar de la pantalla, también puede hacerlo de manera más ociosa. Y es que, además de los ajustes personalizables para su uso productivo, este ‘Ultra wide monitor’ también cuenta con unos ajustes específicos optimizados para ‘gaming’. En concreto, la tecnología AMD FreeSync permite jugar con una definición de las imágenes de calidad en juegos de alta gama, sin parpadeos en la pantalla, debido a la diferencia entre la velocidad de fotogramas de una tarjeta gráfica y la frecuencia de actualización del monitor. Otro de los sistemas que favorecen una mayor calidad mientras se disfruta de los videojuegos es el Motion Blur Reduction. Este proceso consiste en sustituir los frames que se emplean para interpolar entre un keyframe y otro por un Backlight Off con una frecuencia de tiempo de 1 ms. La sensación que se consigue es de una fluidez en el movimiento de la imagen es notable. Además, el terminal también cuenta con una sincronización de acción dinámica que permite que los jugadores puedan reaccionar de la manera más rápida, minimizando el tiempo de entrada de la imagen, mientras que el estabilizador de negros permite disfrutar de una mejor visibilidad en escenas de baja intensidad lumínica. En el caso de querer ver una película sobra mucha pantalla por los laterales, aunque también puede verse mientras se realiza cualquier otra tarea, gracias al sistema Dual Linkup. Teniendo en cuanta que la mayoría de los productos audiovisuales disponibles en plataformas online todavía se encuentran en 1080p de resolución, el monitor ofrece calidad en la definición suficiente para una buena temporada.

Definición por definición

La resolución de 3840x1600 QHD+ representa tres veces un 16:9 Full HD, lo que convierte a este producto, como decíamos, en ideal para ejecutar múltiples programas a un mismo tiempo. Al tratarse de una pantalla tan alargada, su curvatura aumenta la comodidad a la hora de recorrer con la mirada de un lado a otro. De hecho, si disponemos de una mesa de escritorio algo estrecha, será mejor contar con un brazo articulado o un soporte para pared, ya que puede dar la sensación de que el monitor nos gana el terreno o sentir cierta incomodidad intentando abarcar un producto de tal envergadura. La pantalla de LG, además, cuenta con un sistema de dos altavoces integrados de 10W y 85Hz ajustados con una base enriquecida que proporciona una experiencia más profunda que con los monitores tradicionales. En caso de que se desee añadir un equipo de altavoces externos, es posible conectarlo mediante Bluetooth.

Puertos de entrada y salida del monitor curvo de LG

En la parte trasera del equipo podemos encontrar todos los puertos, de entrada y de salida. Así, dispone de dos puertos HDMI 2.0, un DisplayPort, un USB tipo-C, una salida de audio para poder conectar las auriculares y un USB 3.0 para la carga rápida de dispositivos móviles de Android.

El software con el que opera facilita el control mediante el sistema ‘On Screen Control’ el cual permite personalizar los ajustes del monitor. Con una interfaz sencilla e intuitiva, es posible seleccionar entre las múltiples opciones de color que ofrece le apartado ‘My display Preset’, calibrando el amplio espectro de colores de la pantalla según el modo de uso que se le quiera dar. Por otro lado, la propia interfaz que ha instalado LG en el monitor permite hasta 14 divisiones distintas entre las que poder elegir, con el fin de definir cómo queremos distribuir los contenidos para que su utilización sea lo más cómodo posible.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.