Prueba Samsung Galaxy A21S
Ampliar

Prueba Samsung Galaxy A21S, en busca de un pedazo del pastel de la gama media

jueves 30 de julio de 2020, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El Samsung Galaxy A21S es la nueva apuesta de la firma coreana por competir en el segmento de mercado de la gama media/baja, completamente dominado por Xiaomi. Sus bazas son un atractivo diseño, una batería de gran capacidad y la seguridad que aporta a los usuarios comprar un teléfono de una marca tan reconocida como Samsung

Diseño

El Galaxy A21S es un terminal elegante, de materiales modestos, construido en plástico. Acorde con su gama de precios. En el canto derecho encontramos los botones de volumen y bloqueo del terminal, también construidos en plástico y sin ningún tipo de elemento diferenciador como un toque de color o una textura distinta en alguna de las botoneras. De esta forma el canto izquierdo queda desnudo salvo por la bandeja para introducir la tarjeta sim o ampliar el almacenamiento mediante una tarjeta MicroSD. El canto inferior contiene el jack de 3,5 milímetros para los auriculares, el puerto USB-Tipo C y un altavoz que sin duda no se podría incluir como punto a destacar del terminal, pues es más bien al contrario, ya que produce un sonido enlatado, sin apenas diferenciación entre instrumentos y que distorsiona al alcanzar volúmenes altos. La trasera, en la unidad probada de color blanco perla y propensa a la aparición de color con los reflejos, está construida en plástico y en la misma podemos encontrar el sensor de huellas dactilares, así como el módulo de cámaras -cuyo rendimiento comentaremos más adelante- además del logo. El frontal tiene una cámara integrada en el panel y unos marcos contenidos, salvo el inferior, cuyo tamaño es ligeramente mayor.

El terminal pesa 192 gramos, una medida acorde a su tamaño y a su batería de alta capacidad.

Pantalla

El panel supone una ligera sorpresa, pues -y pese a que este sea un terminal más barato- Samsung ha optado por no montar un panel con tecnología AMOLED en el A21S y ha apostado por la PLS TFT LCD. Y decimos que es una sorpresa pues la firma coreana siempre ha confiado en la tecnología AMOLED para las pantallas de sus smartphones y se la considera una de las mejores fabricantes del mercado de este tipo de paneles. Pese a esto la pantalla del A21S tiene una calibración de color muy correcta, pese a que no cuente con colores brillantes y saturados, o negros puros. La resolución quizás se queda un poco corta debido al gran tamaño del panel, de 6,5 pulgadas, y únicamente HD+, con 270 píxeles por pulgada.

La cámara frontal está integrada en la pantalla, en la esquina superior izquierda, y su tamaño es muy contenido frente al de ciertos competidores en la misma gama de precios.

Cámaras

El módulo rectangular de cámara a estas alturas ya característico de la marca alberga 4 sensores. De mayor a menor utilidad estos son: El principal de 48 megapíxeles, que en condiciones de buena luz obtiene fotografías con gran cantidad de detalle y colores saturados pero elegantes. El ultra gran angular de 8 megapíxeles que es divertido de usar y consigue meter más en el encuadre, con su consiguiente pérdida de calidad.

Los dos últimos sensores son cada vez más frecuentes, pero da la sensación de que su aportación se debe más a motivos comerciales y publicitarios, para poder anunciar que tu terminal posee una cámara cuádruple, que a una utilidad real que se traduzca en mejores resultados fotográficos. Estos son el sensor de profundidad y el macro, ambos de únicamente dos megapíxeles.

La cámara frontal cuenta con 13 megapíxeles y la capacidad de hacer efecto retrato para que el fono esté ligeramente desenfocado mientras tu rostro se mantenga en foco.

Rendimiento

El rendimiento es más que suficiente para un móvil de estas características, movido por el procesador Exynos 850 de ocho núcleos y 3 op 6 gigabytes de memoria RAM según la versión escogida el Galaxy A21S puede incluso mover algún juego de gráficos 3D más exigentes siempre y cuando los ajustes graficos esten puestos en la calidad baja. La batería es uno de los aspectos más positivos, pues su alta capacidad (5000mAh) y la baja resolución de la pantalla se traducen en una duración excelente incluso con usos exigentes.

Los métodos biométricos de desbloqueo del terminal son dos, el lector de huellas, ubicado en la parte trasera, que funciona de forma excelente, rápido y sin casi fallos; Y el desbloqueo facial, que utiliza para su funcionamiento únicamente la cámara frontal, y es relativamente preciso.

Conclusión

Con este terminal Samsung tiene intención de canibalizar un poco el mercado de la gama media baja que pertenece casi en exclusiva a Xiaomi, y lo hacen con un terminal de diseño elegante pero características modestas que basa su estrategia en rascar ventas gracias a ser una marca reconocida y confiable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios