Prueba Samsung Galaxy S6 Edge. Flat y Edge
Ampliar

Prueba Samsung Galaxy S6 Edge. Flat y Edge

lunes 23 de marzo de 2015, 13:18h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Cuando llega el momento de tocar un móvil del nivel de expectación del suscitado por el Samsung Galaxy S6 Edge, todo lo demás parece quedar en la sombra. De hecho, el mismo terminal tiene una versión igual de buena (S6 Flat), con diseño más convencional, que parece no mostrarse a nuestros ojos aunque la tengamos delante.

Muchas han sido las noticias que se han escrito sobre la pérdida de cuota de Samsung en 2014; el Galaxy S5 parece que desilusionó a los compradores y, tras una prueba con el Note 4 Edge, el fabricante coreano ha salido a por todas con un terminal que es imposible no admirar.

Unibody, muy fino, construido en materiales Premium y colores perfectamente seleccionados, los nuevos Galaxy S6 combinan cristal y metal; pero lejos de ser el cristal su punto débil, es precisamente lo que le aporta mayor resistencia, ya que va cubierto con Gorilla Glass, de Corning, en su versión 4, cuya resistencia a caídas a un metro de altura y sobre asfalto u hormigón, a pesar de ser más fino, está probada.

Debajo del cristal Samsung ha situado una micropelícula reflectante, la cual, cuando recibe la luz, ofrece un color irisado que aseguran "se relaciona con el color de las joyas"; tal vez por eso, a los colores de comercialización les han llamado Blanco Perla, Negro Zafiro y Dorado Platino; además de Verde Esmeralda para el Edge y Azul Topacio para el flat.
El marco, es de aluminio 60/13, aleación pura que, como ejemplo de resistencia los coreanos recuerdan que se usa en el exterior de la cabina de pasajeros de los aviones y la vincula a términos como antiabrasión, antierosión y fuerte frente a impactos directos.

La pantalla del Edge, resulta especialmente revolucionaria por la forma que presenta y que se consigue templando el cristal a 800 grados, para conseguir una llamativa, bella e incluso útil curvatura lateral. “Lo complicado -afirma el fabricante- es producirlo a gran escala”.

Sobre la pantalla con 577 ppp de densidad, más allá de la idea del diseño, hay que señalar que los videos ofrecen sensación de gran profundidad y relieve. Igualmente, a los laterales se le ha aportado funcionalidad no sólo con paneles informativos y de utilidad, sino para destacar una serie de contactos habituales y saber por el color que tenemos a la vista, incluso boca abajo, de quién se trata.

Procesador y carga

Tal vez el punto más conflictivo, por lo mucho que se ha escrito, con Zonamovilidad al frente de la primicia, es el procesador; ya que Samsung, aunque no lo especifica claramente, ha optado por su propia estrella en términos de semiconductores y ha instalado un Exynos 7420 categoría 6, de 64 Bits y ocho núcleos de 14 nm (4+4) del que espera maravillas pero sin experiencia constatable en términos de efectividad y comportamiento sobre las muy diversas redes de los operadores a todo lo largo y ancho del planeta; especialmente en las GSM/HSPA/LTE/LTE-A europeas. “Las pruebas que hemos realizado han sido satisfactorias, afirman los técnicos”.

Claro está que al menor problema, Samsung tiene capacidad de reacción para recurrir a su proveedor habitual, acostumbrado a desarrollar productos en consonancia con los fabricantes de infraestructuras y los operadores y realizar los cambios necesarios para que su estrella no se apague.

Lo que sí se puede asegurar es que tanto el SoC del Exynos como la memoria resultan energéticamente eficientes, lo que revierte positivamente en una batería que permite utilizar el enchufe incluido de carga rápida (80 min para la carga completa / 10 min para 4 horas) o inalámbrica multisistema sin necesidad de una trasera especial.

Por lo que respecta a la memoria de almacenamiento, incluye UFS de alto rendimiento y bajo consumo combinado con una memoria RAM de 3GB. Además, se han eliminado del software las aplicaciones y pop ups que en la práctica no se utilizaban, para conseguir una gestión mucho más fluida.

Cámara
Otro aspecto clave para los usuarios son las cámaras, que en este caso son de 5 Mpx en la frontal y 16 Mpx en la trasera. En el caso de la delantera, no hay flash y, por tanto hace falta sensores más grandes, apertura focal de 1,9 pasos y HDR. En la trasera, por el contra, se suma el Flash de LED dual, tiene estabilizador óptico para fotos más nítidas en movimiento y apertura de 1,9. El sistema fotográfico se enciende en 0,7 sg.

Una vez que tenemos la cámara en ejecución, disfrutamos de HDR automático; de efectos en tiempo real sobre el selfie (se dispara con gesto o voz), de temporizador hasta cuatro posiciones y filtro belleza que mejora nuestras imperfecciones con control gestual.

En la principal, autoenfoque selectivo, HDR, disparo virtual, o una toma espectacular con diferentes planos de un mismo objeto que se maneja con el dedo o con el giroscopio pero que a la hora de compartirlo ‘viaja’ como video. Las tomas con poca luz se ha podido comprobar que dejan a años luz, smartphones de la talla del iPhone 6.

Sonido claro, conectividad total, la tabla de especificaciones de este rey del MWC habla por sí misma y nos dará mucho más que hablar. De momento, hay que esperar la reacción del mercado, que adivinamos será positiva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.