www.zonamovilidad.es
Prueba: Schneider Easy Book, cuando lo barato no sale caro

Prueba: Schneider Easy Book, cuando lo barato no sale caro

Por Alfonso de Castañeda
x
alfondcctelycom4com/8/8/17
domingo 23 de diciembre de 2018, 16:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

El precio y la calidad suele ir de la mano, pero quizá no tanto como refleja el refrán que dice que lo barato sale caro, y es que Schneider ha apostado en España por su Easy Book, un ordenador con Windows 10 de 32 bits con una pantalla de 14,1 pulgadas IPS Full HD por solo 149 euros.

El Schneider SCL141CTP, conocido más por su nombre comercial Easy Book, ha llegado al mercado español este año con la entrada en el país de la marca francesa Schneider tras un gran acuerdo entre el Grupo ADMEA, propietario de la marca, y el Grupo PITMA.

En este sentido, este ultraportátil es una apuesta segura para la gama de entrada, y es que es claramente un dispositivo con una gran relación calidad-precio donde nos encontramos con una pantalla Full HD que trabaja con Windows 10 por menos de 150 euros, perfecto para un uso que no requiere mucho rendimiento como la navegación por páginas web.

Diseño, pantalla y conectividad

En cuanto al diseño, la estética nos recuerda a portátiles como los de Apple, con unos acabados que podrían asemejar el aluminio plateado; sin embargo, esta sensación se termina con el tacto dando paso a unos materiales 'low cost' con un toque suave.

De sus acabados, el Easy Book pasa a una pantalla de 14,1 pulgadas con una resolución 1920x1080 píxeles (Full HD con formato panorámico 16:9), algo que combina con su ligero peso de 1,6 kilogramos, facilitando así su transporte a la par que permite realizar tareas de ofimática tales como presentaciones de trabajo, reproducción de fotos o vídeos, sin embargo, la edición o el juego de videojuegos se complica, ya que no cuenta con tarjeta gráfica independiente.

Respecto al teclado, nos encontramos con un tacto suave y que no requiere mucha presión para pulsar las teclas. El touchpad, sin embargo, es ligeramente tosco y lento en movimiento, pero te acostumbras tras un rato de uso, sin embargo, sí deja algo que desear por lo que es mejor utilizarlo con un ratón externo.

En cuanto a la conectividad, el Easy Book de Schneider ofrece dos puertos USB (USB 3.0 y USB 2.0), así como un puerto HDMI mini, una salida de auriculares y un lector de tarjeta de memoria SD (hasta 128GB máximo). En falta sí se echa el lector DVD que ya muchos nuevos portátiles optan por no incluir, pero sobre todo el conector de red, un puerto necesario para muchos usuarios.

Además, viene acompañado de una funda de neopreno para poder transportarlo con seguridad.

Rendimiento, memoria y batería

El Schneider Easy Book trabaja con un procesador Quad Core Intel Atom x5-8350 con 2MB de caché y 2GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno. Todo ello trabajando con el sistema operativo de Windows 10 de 32 bits (no actualizable a 64).

También tiene conectividad WiFi 802.11 b/g/n aunque con un comportamiento un tanto curioso. La conexión trabaja fluida, pero tiene ciertas caídas, pero sí permite perfectamente la navegación web y la reproducción de vídeos en streaming. Por otro lado, cuenta con conectividad Bluetooth 4.0 EDR.

El Easy Book dispone de programas de ofimática básica para escritura, presentaciones y cálculos, aunque instalando programas como Word, PowerPoint y Excel, el rendimiento se resiente.

En cuanto a la batería, el Schneider SCL141CTP integra una batería de polímero de litio de 10.000 mAh 3.7V que permite, según el fabricante, una autonomía de siete horas, aunque a máxima potencia se mueve sobre las cinco horas. Negativamente hay que señalar que tarda en carga por completo, pero es algo que podemos comprender por los menos de 150 euros que vale el dispositivo.

Cámara y audio

El Easy Book integra una cámara web de 0.3MP valida para llamadas de Skype (o similares) no profesionales gracias al micrófono incorporado. La parte negativa, y la gran sorpresa que trae consigo este dispositivo es el audio.

Los altavoces están situados en la parte inferior del teclado, lo que impide que el sonido llegue correctamente dependiendo de la posición en la que se ubique el dispositivo lo que requiere que, en muchos casos, se utilicen altavoces externos para lograr un buen sonido. Una sorpresa teniendo en cuenta la larga trayectoria que la compañía francesa tiene en el mercado del audio.

En definitiva, el Easy Book es un portátil con unas características muy acordes al precio, posicionándose, así como una muy buena opción para los que buscan un ordenador barato para tareas básicas.

Lo mejor: la pantalla y el precio

Lo peor: el sonido

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios