www.zonamovilidad.es
lunes 07 de diciembre de 2020, 14:11h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
En Zonamovilidad hemos tenido la oportunidad de probar la pulsera inteligente más actualizada de Xiaomi, la compañía tecnológica china que actualmente triunfa en la gama media de dispositivos con una serie de aparatos electrónicos por encima de las expectativas de sus usuarios pero con precios muy reducidos. Es el caso de esta nueva pulsera inteligente destinada a hacer ejercicio, la Xiaomi Mi Band 5. Sin embargo, tras haberla probado y comparando este dispositivo con sus modelos anteriores hemos logrado encontrar tanto aspectos positivos cómo negativos del mismo.

Primeras impresiones

La nueva Xiaomi Mi Band 5 podremos encontrarla en su empaque junto con un manual de uso y su cargador, una de las primeras novedades respecto a otros modelos anteriores de este dispositivo. Cuenta con tecnología de carga magnética capaz de otorgar energía al dispositivo de forma muy sencilla dado que no existe ningún conector, simplemente con poner en contacto el cargador y la pulsera comenzará a cargarse.

Aquí es donde encontramos uno de sus principales puntos a favor, gracias a esta nueva tecnología y a una presentación limpia y sencilla que no requiere de grandes recursos.

Por su parte, la propia pulsera resulta muy atractiva a primera vista, un dispositivo sencillo que podemos encontrar en varios colores dependiendo de su correa pero que siempre resulta igual de minimalista y atractivo; en nuestro caso, el color era el negro, por lo que resulta una pulsera estética en cualquier situación.

La Mi Band 5 es increíblemente ligera, podemos notarlo desde que la sostenemos por primera vez y la colocamos en nuestra muñeca con su sistema de anclaje básico, no cuesta ningún trabajo llevarla y tras varios días de uso se nos olvidará incluso que la llevamos dado que no supone ninguna carga extra para nuestra muñeca; es muy cómoda y permite la fluidez de movimiento.

Finalmente, de cara a las primeras impresiones, debemos hablar de su puesta en marcha. Nada más encender el dispositivo se nos presentarán varias opciones referidas a los ajustes del sistema cómo el idioma o los métodos de conexión a nuestro dispositivo móvil; acciones que se completan de forma rápida y sencilla y nos permitirán ponernos en marcha en tan solo unos minutos, comprendiendo fácilmente el funcionamiento de la pulsera e identificando los diferentes modos deportivos de la misma.

Disfruta del deporte

Para ofrecer mejoras significativas de cara a esta nueva generación de pulseras de ejercicio, la compañía china ha decidido (según lo vemos nosotros) implementar mejoras estructurales cómo el no tener que retirar la banda de goma para cargar el dispositivo o una pantalla mayor junto con un mayor número de esferas capaces de mejorar el uso del propio dispositivo en una amplia variedad de modos deportivos que se suman a los que ya existían con anterioridad.

Sus nuevos sensores y funciones generales del dispositivos nos ofrecen un recurso ideal para volver a cuidarnos y esto se asocia a su sistema PAI o Personal Activity Intelligence, una especie de diario dentro de la propia pulsera que nos ayuda a llevar un seguimiento de nuestro ejercicio que combinado con su sistema Mi Fit mejora y nos ofrece los recursos necesarios para llevar a cabo multitud de deportes del mejor modo.

Y todo esto comienza por su pantalla de 1,1 pulgadas de ancho, la cual no solo aumenta ligeramente su tamaño sino que incorpora nuevas funciones entre las que encontramos la hora, las pulsaciones y el marco cardíaco general que muestra la batería, los pasos y el calendario. Todos estos datos pueden variar a gusto de cada usuarios si personalizamos nuestras esferas; función que nos permite editar la información que se muestra y cambiar dicha información por otra que se adecúe más a nuestra forma de vida.

A pesar de eso, debemos asumir que se trata de un dispositivo que se adapta muy bien a deportistas principiantes o que no requieren de datos extremadamente precisos para sus entrenamientos, dado que es capaz de realizar mediciones de forma muy acertada pero jamás a un nivel profesional, por lo que recomendaría este nuevo dispositivo a usuarios que simplemente quieren saber su ejercicio diario, aquellos usuarios que quieren avanzar ligeramente y comenzar a medir sus entrenamientos o a quienes además de hacer ejercicios les gustaría contar con un reloj y recibir notificaciones de las aplicaciones que más usa.

Esto se traduce por supuesto para los usuarios que practiquen cualquiera de los 11 deportes a los que la Mi Band 5 ofrece un apartado propio cómo son: correr al aire libre o en interiores, ciclismo y ciclismo de interior, caminar, bicicleta elíptica, remo, yoga, comba, natación y ejercicio libre cómo puede ser una sesión en el gimnasio.

Positivo y negativo

Para mostrar las principales conclusiones de este análisis queremos mostrar los principales puntos positivos y negativos de esta nueva generación de pulseras inteligentes:

En las caso de los puntos positivos de la nueva Xiaomi Mi Band 5, podemos encontrar que dispone de una pantalla más grande, con esferas y una personalización mejorada además de contar con mejoras en la precisión del seguimiento deportivo, más opciones de salud y un método de carga magnética mejorado que facilita en gran medida la carga del dispositivo a sus usuarios.

Por otra parte, sus inconvenientes también se dejan ver, dado que es un dispositivo que a pesar de las múltiples insistencias por parte de la comunidad continúa sin incluir la tecnología NFC contactless para realizar pagos; no ofrece un regulador del brillo automático y resulta ‘complicado’ cambiarlo de forma manual por sus menús más bien enrevesados. Sin embargo, la principal tara es que no ha sufrido grandes cambios respecto a la generación anterior y muchos usuarios podrían llegar a plantearse si se trata de algo que merece la pena o será mejor esperar a la sexta entrega del dispositivo.

A pesar de todo eso, hemos encontrado más puntos tanto positivos cómo negativos que pueden llegar a resultar de interés a los usuarios, en este caso, a aquellos que les gusten las actividades acuáticas dado que no interactúa bien con el agua.

Hemos probado este dispositivo en una zona costera y deja de responder al contacto con el dedo en cuanto el dedo o la pantalla están mojados, por lo que no recomendamos su uso mientras está húmedo; a pesar de ello, siempre podremos activar el modo de entrenamiento antes de entrar en el agua y nos seguirá siendo útil si lo único que queremos es consultar la hora.

Precio y recomendaciones

Actualmente, de cara a la campaña de Navidad, la pulsera deportiva Xiaomi Mi Band 5 puede resultar un regalo ideal para aquellos clientes que busquen un cambio en sus vidas y comenzar a hacer deporte. Es un dispositivo que se adapta y ayuda a los usuarios a comenzar sus rutinas por lo que es una buena opción para aquellos que se hayan propuesto realizar cualquier tipo de actividad física en sus propósitos de año nuevo.

Su precio actual ronda los 30€ y a pesar de que su modelo anterior, la Mi Band 4 es algo más barata, no lo es en exceso, por lo que puede que merezca la pena invertir unos pocos euros más en una serie de mejoras, aunque sean superficiales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios