Red Hat OpenShift, su última versión para ampliar la experiencia de los desarrolladores de Kubernetes
Ampliar

Red Hat OpenShift, su última versión para ampliar la experiencia de los desarrolladores de Kubernetes

jueves 31 de octubre de 2019, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Red Hat, proveedor líder mundial de soluciones open source, ha anunciado el lanzamiento de Red Hat OpenShift 4.2, la última versión de su plataforma de Kubernetes empresariales diseñada para ofrecer una experiencia más potente a los desarrolladores.

Red Hat OpenShift 4.2 amplía el compromiso de Red Hat de simplificar y automatizar los servicios empresariales a través de la nube híbrida, al mismo tiempo que permite a los desarrolladores innovar y mejorar el valor empresarial a través de las aplicaciones nativas de la nube.

La última versión de OpenShift también añade servicios ready-to-use para desarrolladores que satisfacen las necesidades en una red de servicios, la ejecución serverless y los canales de integración continua/distribución continua (CI/CD) nativos de la nube, todos ellos diseñados para ayudar a impulsar la productividad de los desarrolladores en torno a las aplicaciones basadas en Kubernetes:

  • Red Hat OpenShift Service Mesh, basado en los proyectos Istio, Kiali y Jaeger y mejorado a través de Kubernetes Operators, está diseñado para simplificar el desarrollo, el despliegue y la gestión de aplicaciones basadas en microservicios en OpenShift.
  • Red Hat OpenShift Serverless, basado en Knative y disponible como Technology Preview, ayuda a rebajar los costes al ejecutar aplicaciones que pueden reducirse a cero sin dejar de responder a las peticiones de los usuarios y, a continuación, ampliarse en función de la demanda.
  • Red Hat OpenShift Pipelines, en Developer Preview y disponible como operador de Kubernetes, ejecuta cada paso de la canalización de CI/CD en su propio contenedor, lo que permite que cada paso pueda escalarse de forma independiente para satisfacer las demandas cambiantes.

Esta versión acerca OpenShift a los desarrolladores con Red Hat CodeReady Containers, ya que les permite instalar un entorno OpenShift preconstruido en un portátil para el desarrollo en modo local.

Simplicidad de la nube

La TI empresarial nunca se ha caracterizado por despliegues homogéneos y estáticos, y la informática moderna no es una excepción. Los despliegues híbridos que utilizan componentes de infraestructura local y servicios basados en la nube son frecuentemente promovidos por los responsables de la toma de decisiones de TI y, para ayudar a facilitar la transición a la nube híbrida, Red Hat OpenShift 4.2 está diseñado para ofrecer una experiencia más consistente y unificada en los diferentes estados de TI, añadiendo:

  • Instalaciones simplificadas, automatizadas y más rápidas de OpenShift Container Platform, a través de nubes públicas, incluyendo AWS, Azure y Google Cloud Platform (GCP), y nubes privadas como OpenStack, respaldadas por una experiencia empresarial consistente.
  • Herramientas de migración para ayudar a los clientes a pasar de OpenShift 3 a 4, ofreciendo una forma más sencilla, rápida y automatizada de copiar cargas de trabajo de un clúster OpenShift a otro.
  • Controladores Container Storage Interface (CSI) que proporcionan una forma más coherente para que los proveedores de almacenamiento de terceros puedan conectarse al ecosistema de Kubernetes. Esta versión también es compatible con OpenShift Container Storage 4, actualmente en fase beta.

La plataforma de Kubernetes completa

A medida que las organizaciones buscan utilizar los Kubernetes empresariales para impulsar la transformación digital, las estrictas normas de seguridad internas y la regulación externa pueden plantear obstáculos. Estas normas a menudo limitan la conectividad de datos y cargas de trabajo confidenciales, solicitando “air gaps” o siendo desconectados de la red empresarial más amplia. Estos procedimientos refuerzan la seguridad, pero hacen que la migración y actualización de las aplicaciones y servicios utilizados por estos sistemas, sean procesos manuales que requiere de docenas de pasos.

Para ayudar a mejorar la experiencia OpenShift en despliegues y sistemas heterogéneos, incluidos los que manejan información confidencial, Red Hat OpenShift 4.2 añade mejoras del instalador en todos los entornos, incluyendo la compatibilidad con instalaciones desconectadas. Esto permite a los clientes desplegar más fácilmente la última versión de la plataforma de Kubernetes empresariales más completa del sector en entornos a los que no se puede acceder a través de Internet o que están conectados pero que están sujetos a estrictas políticas de verificación de imágenes. Red Hat OpenShift 4.2 estará disponible en las próximas semanas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios